domingo, 23 de junio de 2019

El bolígrafo rojo

1

Tras leer el poemario titulado así, de Juan José Mediavilla (podéis escuchar un par de poemas de No Personal en un programa de radio que hice), me surgió hacer este poema-guiño poético para él.

Es mentira llorar sin instinto,
el mordisco de las palabras gastadas, 
la luz de esta bebida, 
el olvido. 

Que la frustración acaba en la cama
o callar gritos con la dinamita por las venas.
Las explicaciones largas,
la brevedad de un beso.

Es mentira
que la guadaña huela nuestras nucas,
las terribles pesadillas y la monotonía 
de los animales lejos del cautiverio.
-Ya vendrán-.

Es mentira el momento preciso,
el color de la locura o, callar,
el bolígrafo rojo escribiendo amor.

1 comentario :