lunes, 18 de octubre de 2021

Prelavado

0

En la lavandería del hospital donde trabajo
la ropa de los enfermos, la ropa
de los que o regresan de la úlcera
o se dejan amarillear por la muerte,
se amontona en bolsas a las siete de la mañana.
Dos lavadoras industriales
bastan para blanquear la ropa de las heces
y de la sangre que podría ser mi sangre, mi miseria
podría ser, algún día, un camisón
cubierto de vómito
de los que una vez lavados lucen como nuevos,
bendita sea mi vida, bendita mi salud
porque algún día, quizás, podría ser mi miseria
un camisón.

Poesía de Begoña M. Rueda, Servicio de lavandería.
XXXVI premio de poesía Hiperión
Dibujo cubierta de Mariana Munárriz

sábado, 16 de octubre de 2021

Cabalgata de maniácos

0

Alberto tiene principios:
En principio no hará nada
que no encaje en la estrecha franja
que él mismo se acotó.
Nunca cruzara la línea que delimita
el principio de algo distinto.
Cuando quiera volverse y mirar atrás
ya será tarde.

Eduardo es un tipo consecuente
pero ser consecuente es ser un imbécil:
El consecuente rueda sin frenos
sobre raíles de recorrido prefijado.
En consecuencia se le adivina la ruta.
Es así como se le caza, al consecuente.

Julio tiene convicciones:
Alguien le repitió muchas veces lo mismo
o tal vez fuera él mismo quien se lo repitiera
hasta convencerse.
En cualquier caso anda convencido
y para eso no hay remedio.

En tiempos también yo quise ser consecuente
tener principios, tener convicciones
mas de camino a la manía
me tropecé con una angustia.
Ahora todos caminan convencidos.
Con ellos camino yo, con vencidos.



Poema de Sergi Puertas
Imagen de Pixabay

jueves, 14 de octubre de 2021

martes, 12 de octubre de 2021

Vértigo

0

IMGP0427En asfixiantes ciudades,
al límite de todo,
he vivido
y sin embargo
sólo tú
me das vértigo.
Contigo nunca sé
nada,
contigo tiemblo,
desaparezco.IMGP0278ii
Me das vértigo.
Eres como el Guadiana
y pierdo el camino, tus brazos;
te miro y viene el mareo,
se van las palabras.
Contigo sólo crece
la incertidumbre,
contigo tiemblo,
titubeo.
Me das vértigo.



In città asfissianti
al limite di tutto
ho vissuto
eppureIMGP0423
solo tu
mi dai vertigine.
Con te niente
si conosce
con te tremo
sparisco.
Sei come il Guadiana
e mi perdo
le tue braccia;
ti guardo ed è come la marea
le parole affondano
con te cresce
l'incertezza
con te
tremo
esito
Mi dai vertigine .





*Traducido al italiano por Anna Olmo. Vídeo por ella también.
**Fotografías de Jose Antonio Álvarez.



domingo, 10 de octubre de 2021

viernes, 8 de octubre de 2021

8M: Reto #365 Semana 1

0

El pasado 8 de marzo de 2021 tuve una revelación cósmica: el universo fue creado por mujeres, ¡seguro! No me pareció sufuciente recordar solamente un día del año la importancia que ellas han tenido en nuestra Historia, la cultura, el deporte, en todos los ámbitos de nuestra vida. Así que pensé, ¿por qué no en lugar de un día del año, todos los días durante un año? Y así comencé este reto, cuya dificultad radica en elegir entre tantas y encajar cada una en un solo tuit. La finalidad del mismo es recordar grandes figuras, visibilizar otras menos conocidas y rescatar del olvido a tantas otras que la Historia, por lo que sea, ha creído conveniente borrar. Haré un resumen/compilación de cada semana publicada en redes que he tratado que vaya en el siguiente esquema: 

Lunes: Cine
Martes: Activismo
Miércoles: Ciencia
Jueves: Artes plásticas
Viernes: Música
Sábado: Literatura
Domingo: Deporte, videojuegos, tecnología... una miscelánea

Ahora sí, os dejo con la primera semana 09/03/2021-14/03/2021:

Quién mejor que ella para empezar este
#reto365 para celebrar todo el año el 8M. #ClaraCampoamor, además de escritora, fue la impulsora del sufragio femenino que otros tumbaron después #mujeresenelarte #mujeresenlaciencia #mujeresenlahistoria
 
Nació en Varsovia pero revolucionó el mundo desde Francia. Ningún obstáculo impidió que
#MarieCurie cambiase las bases de la física y la química #8M #reto365 #mujeresenelarte #mujeresenlaciencia #mujeresenlahistoria
 
 

Si hay una mujer símbolo del siglo XX por su fuerza y autosuficiencia esa es
#FridaKahlo. Creó su propio estilo basado en sus raíces y su propia experiencia. #reto365 #8M #mujeresenelarte #mujeresenlahistoria #Mujeresluchadoras
 
Hizo mucho más que darle la vuelta a una canción machista.
#ArethaFranklin fue (y será) un terremoto que hizo temblar la música popular #reto365 #8M #Mujeresenlamúsica #mujeresenlahistoria #Mujeresluchadoras
 
Una de las grandes figuras femeninas de la literatura universal. El modernismo no sólo estaba en la obra de
#VirginiaWoolf, también en su forma de pensar con respecto al papel de la mujer en la sociedad #reto365 #8M #Mujeresenlahistoria #Mujeresenlaliteratura #Mujeresluchadoras
 
 
Fuente de inspiración para generaciones futuras
#KathrineSwitzer desafió a la maratón de Boston, exclusiva para hombres. Corrió y terminó con buen tiempo a pesar del boicot de organizadores y participantes 
 

Texto de A. Moreno

miércoles, 6 de octubre de 2021

Hindernis

0

Nada vale ya el seas quien seas. No ahora que eres y me pones voz y yo te he puesto excusas y rechazos. No vale el seas quien seas ahora que eres y lo eres, como todos, incapaz de curarme de arrancarme de enamorarme de morir por mí o matarme con tu ausencia o la distancia o tus palabras secas, que no me duelen por amor ni por castigo, me duelen como humillación y no erótica no sexual no con odio y sí paternal, desde tu experiencia, desde tu impaciencia, desde tus ganas solo de tenerme contigo —y no para ti— como todas las que han sido antes y por encima de mí en todos los sentidos.


Texto Adriana Bañares Camacho
Imagen de pixabay


lunes, 4 de octubre de 2021

Abandonados vs Adoptados musicales de David

0

Abandonados
A lo largo de mi vida hubo música de la que disfruté y hasta adoré, que dejaron poso en mí... pero que ya no me hace tilín como para escucharla largas horas... con mi primer WALKMAN y cascos, regalo de cumple a los 12, empecé escuchando una cinta de MOZART, y no me cansaba. Más tarde grababa todo lo que pillaba en la radio, POP ochentero total (Mecano y otros), y no descubrí otros estilos de música hasta bien entrados los noventa, sumergido como estuve en los videojuegos.
Entonces descubrí HIM, REM (losing my religion), MICHAEL JACKSON, ALEJANDRO SANZ y otros tantos que se quedaron en el olvido, como LINKIN PARK, MAREA e incluso AVALANCH pero que no hicieron más que ampliar mi paladar, saboreando todo tipo de estilos.


Adoptados
No es sino con la madurez cuando te vas decantando por artistas y estilos. Estos son por los que no pasan los años, que te traen gratas sensaciones de antaño y ahora; música que ya no escucho tan a menudo, pero que no me importa volver a escuchar cuando la pinchan por casualidad en la radio. Música que te llega muy profundo, que te hace pensar y evoca sentimientos de lo más opuestos.
Cronológicamente, muy resumidamente, artistas como MANÁ y RICARDO ARJONA (cuánto aprendí de sus letras), QUEEN, de increíbles registros y fuerza, pocos transmitían tanto como ellos, AMARAL y LA OREJA DE VAN GOGH por coincidencia en el tiempo de sentimientos, THREE DAYS GRACE, cuya fuerza me inspira, aunque cada vez menos, y similares.
Esto en cuanto a grupos, aunque hay canciones sueltas vascas poco conocidas que es de obligación mencionar (y escuchar al menos una vez, con o sin traducción), y que guardo en el corazón como Txoria Txori de MIKEL LABOA, Ilargia de KEN ZAZPI, Xalbadorren heriotzean de XABIER LETE, Aitormena de Hertzainak o la conocida Lau Teilatu de Itoiz.
Música con mensaje... ni reggaeton cutre ni heavy demasiado heavy.



Texto David Losada
Imagen de http://www.immusicmag.com


sábado, 2 de octubre de 2021

2049

0

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Saltando una y otra vez, sobre la línea del horizonte que domina el ojo que todo lo ve. La vida, en ocasiones, se resume en una partida de ajedrez. La Muerte se sienta al otro lado, como en El Séptimo Sello, como en aquella pirámide, símbolo del poder, símbolo divino, ¿la recuerdas?

Nuestra ciudad es desoladora. Arrecia la lluvia ácida, de forma incesante, sobre aquellas pobres almas atrapadas en una torre de Babel atestada de luz eléctrica –como las ovejas–. Una luz azul. ¿Recuerdas el color del cielo? Tampoco yo. Vivimos en una jodida colmena, huecos horadados en ventanas oscuras y negras, que nos miran con ojos opacos. Avisperos furiosos de androides desilusionados y desencantados. Vivimos en la Metrópolis de Fritz Lang, en el cómic de Moebius. Lo sé porque lo he visto. Lo sé porque lo veo. Lo sé porque yo soy el ojo que vertebra el argumento subyacente. El ojo que atraviesa las fronteras y los límites metafísicos de una realidad resquebrajada, cruda. Una realidad abierta en canal hacia una dimensión espiritual.

¿Te sientes aislado? No te preocupes. Lo estás. Lo sé. Puedo ver tu aislamiento. Puedo ver tu alienamiento. Todos somos como estrellas fugaces. Algunos brillarán el doble, su vida será más intensa, y otros se irán apagando como el neón picado por la fugacidad y la transitoriedad. Todo es efímero. Soy el voyeur de tu vida. Como el público de una película, como el lector de un libro, como el testigo del proceso vital antes del retiro definitivo, como el espectador de un cuadro. La mirada siempre atenta de todos y cada uno de los detalles de una existencia pintada con la realidad más abstracta.

Somos protagonistas de un eterno tableu vivant, movidos por los hilos transparentes de un destino irreconocible, solitarios en un mundo saturado de traficantes de almas. ¿Qué recuerdas? Apenas un grupo de imágenes al azar, mitológicos seres de corazón metálico que se deshacen entre lágrimas; ¿Son ciertos esos recuerdos? La certeza de una vida de plástico, flexible ante los impulsos perdidos de una figura de papel; ¿Fue un sueño? Hologramas oníricos de un guión prefijado, de unas ideas insertadas antes de nacer; ¿Qué fue entonces? Las sensaciones y sentimientos plasmados a brochazos aleatorios, que conforman un laberinto en bucle, sin principio ni final, lleno de emociones que estallan tras un caos perfectamente ordenado. No existe el proceso. Entropía. Como una pintura. Como aquella pintura de Edward Hopper: Nighthawks. Hopper se dio cuenta que había pintado, de manera inconsciente, la soledad de una gran ciudad. Nuestro mundo parece heredero de aquel cuadro realista. El ojo del espectador. El ojo del voyeur. Partiendo de una realidad, crea una abstracción de esa realidad, fundamentalmente a través de la luz, la forma y el color. Como nuestra ciudad. Como nuestro mundo. Los personajes poseen ojos negros, oscuros, como balas que perforan el alma humana. ¿Sabes de qué está hecha el alma humana? Seguro que no. ¿Nunca te has equivocado de unicornio?

Volviendo a la pintura, hay en Nighthawks cierta atmósfera enajenante, pero también opresiva y claustrofóbica. Una tensión agobiante que inunda cada rincón del lienzo. Puedo respirar a través de mis ojos toda la presión urbana de nuestra propia realidad. Nuestro presente. Nuestra ciudad. Te contaré una cosa… es el único cuadro de Hopper que presenta un ventanal curvo y hace visible el cristal, y dentro aparecen, como en una pecera sellada, los personajes. Un recipiente herméticamente cerrado. Como nosotros, atrapados en este planeta viciado por el oxígeno corrupto de humanos y androides, de máquinas perfectamente diseñadas, de corazones podridos de latir. Esos personajes destilan la vida a través de una luz fría y descarnada. Rostros inexpresivos que transmiten sensaciones universales que recorren el tiempo de forma inmortal. Atemporal. Hopper era el más abstracto de los pintores figurativos. Desmembraba la realidad en un compendio de emociones que se podían intercambiar. Retales de figuras que se iban cosiendo con pinceladas deshilachadas. Vidas pintadas para ser observadas eternamente. Esas imágenes no se perderán como aquellas lágrimas en la lluvia.

Aquella noche el agua caía con la misma violencia con la que el amor te sacude y cala hasta el centro del alma. El rostro de Roy centelleaba con el brillo de los relámpagos, que iluminaban la escena. El blade runner había fracasado. Te agarrabas con fuerza sin querer caer al vacío, aferrándote a la vida, como el mismo Roy quiso hacer ante su creador. En ese momento lo entendió todo y supo que era la hora de morir, que no había vuelta atrás, solo entonces comprendió lo que era la vida, lo bello que había sido existir y contemplar todas aquellas maravillas que la memoria se encargaría de borrar, de eliminar, de retirar del imaginario de las generaciones posteriores. Ni siquiera tenía la esperanza de poder prolongar su intenso brillo más allá de aquella lluvia que te empapaba las manos. Te ibas resbalando. Ibas a caer. Ibas a morir. Sentiste miedo. Y entonces Roy te agarró. Sé que lo recuerdas.

Lo que te dijo en ese momento sigue resonando en tu cabeza. Se acabaron los unicornios. La imagen que se repite una y otra vez en tu memoria es la proyección de aquella palabra en tu mente. Se reproduce continuamente de principio a fin. Es lo que se grabó a fuego en tu inconsciente, lo que penetró en tu instinto seccionando los bordes del discernimiento, creando una cicatriz que te recuerda que aquello fue real. Es la evocación más real que tienes. La certeza más aterradora que inunda tus sueños –los ficticios y los reales– de un velo negro de angustia y opresión emocional. Un miedo frío. Aquella palabra está adherida en tu cabeza y empapa tu subconsciente con la sudoración del raciocinio más perturbado, como las gotas de lluvia mojaban la viga de la que resbalaste. No puedes expulsarla. No puedes olvidarla. No puedes borrarla. Treinta años después la palabra en la que más has pensado es la que salió de los labios mojados de Roy cuando te salvó de tu última caída, la misma que no se produjo. Repítela. Repítela en voz alta Deckard.

Kinship!

Te observo desde la distancia. Irán a buscarte. Te veré pronto.

Gaff.



Texto de Ramsés Torres
Imagen de cabecera de Edward Hopper