lunes, 30 de octubre de 2017

Mejorando la refrigeración de una placa base:

0

 Disipador del chipset

Sustituyendo el disipador del chipset de la placa base MSI A68HM-E33 V2
Las placas base de MSI suelen ser un despropósito de la organización y el diseño, aunque en cuanto a software (BIOS) vienen muy completas y configurables.

Esta (y otras muchas) sin ir más lejos trae un disipador para el chipset ridículo (para no entorpecer a la tarjeta gráfica) por lo que se calienta hasta quemar al tacto, algo poco saludable para el chipset. De todas formas podían haber ajustado un poco más el tamaño o aumentar la calidad del disipador.
Encima dos de los conectores SATA son inutilizables con placas potentes como la GTX 660 por falta de espacio (comprensible por otra parte, se trata de una micro-ATX. Supongo que no pensaron que le pondrían un pepino de tarjeta...

Si en tu placa no puedes tocar algún disipador sin quemarte, lo mejor es cambiarlo por uno que elimine mejor el calor (con más superficie de contacto) o directamente añadir un ventilador que apunte hacia él para refrigerarlo. Veremos cómo he hecho lo primero.
Disipador retirado del chipset

Nos agenciamos con uno del tamaño adecuado, o bien lo cortamos de otro más grande, con un dremel o amoladora (usar gafas y guantes). Tras retirar el anterior y limpiar bien el chip de restos, la altura del nuevo no debe sobrepasar la que quede entre la tarjeta gráfica y el chipset desnudo, en este caso 12,5 mm.:

Comparación del anterior con el nuevo
Medimos con el calibre, y si se pasa, rebajamos la altura de las aletas

sábado, 28 de octubre de 2017

La i Metafórica

2

Hicimos una presentación en Metáforas de La i Revista donde actuaron We Never Fall, Álvaro Godot y Berna Troya. También dejamos al final micro libre pero no pudimos grabar todo (ya en la próxima no nos pasa). Espero que disfrutéis del arte que derrochan estos chicos :)




Muchas gracias a todos los que hicísteis posible este encuentro :)

Texto de Saray Pavón
Fotografía de Álex Ruiz
Audiovisuales editado por David "Davo"Rojo y Saray Pavón




jueves, 26 de octubre de 2017

Taller de juego y teatro

0

Comenzan una nueva edición de talleres de juego y teatro de la improvisación. Trabajan desde el Psicodrama teniendo como objetivo el crecimiento personal. Comunicación, empatía, habilidades sociales, resolución de conflictos, respetar los límites de las demás personas y defender los propios, son algunos de los temas que se desarrollarán. Después del éxito de su primera edición, están muy contentas de ofrecerlo en su nuevo espacio de Sevilla Este. Va dirigido a niños, niñas y adolescentes, realizando grupos por edades y adaptando el contenido y las actividades a todas ellas. 


martes, 24 de octubre de 2017

NUVOLUTION

0

Nace un nuevo proyecto musical de la mano de un veterano músico proveniente de Madrid. Txema Cabria lleva toda la vida componiendo, viviendo la música y ha decidido que es el momento de condensar en un disco todo ese bagaje que lleva a sus espaldas. Sus samples y teclados se ven acompañados por un variado y multicultural elenco de músicos que le dan a su newage un toque especial. De los instrumentos más raros se encargan Yossi Sassi y Jose Manuel Ruiz. El primero (ex-Orphaned Land) le da a la bouzukitara, una mezcla entre el bouzouki (o buzuki) griego con la guitarra de cuerpo sólido. El segundo domina el kaval, una flauta de madera propia de Armenia y la gaita. Completan la formación Guille Manzanares (Batería, violín, viola), Ricardo Moreno (Guitarras) y Suzie Q (Voz). Las extensas influencias denotan la inquietud y los gustos por los que pasea la experiencia. En este rock suave y ambiental se dejan oír lejanas retahílas celtas, medievales, orientales y modernas, cercanas a la electrónica y al chill out. 

El plástico vio la luz el 27 de septiembre y pronto será su presentación oficial. Para más señas, el 28 de octubre en el Auditorio Paco de Lucía (antigua sala Latinarte) en Madrid, con entrada gratuita a las 20 horas. Si eres de la capital o estás por allí de paso, no encuentro excusa para acercarte y dejarte llevar por melodías y ambientes que te llevan a la relajación y te transportan por paisajes de lo más variopintos. A continuación te dejamos el primer single y aquí su web, para que curiosees lo que quieras. 



Texto de A. Moreno
Imagen y video de NUVOLUTION

domingo, 22 de octubre de 2017

Shitberg Society Inc.

0

Lo de Harvey Wenstein no es más que la punta de un iceberg de mierda gigantesco. Y no me refiero solo al ámbito artístico de Hollywood, en el que el productor no es ni mucho menos el único ni será por desgracia el último. Ni siquiera hablo del entorno artístico en general. Eso es un pico más de los muchos que coronan la enorme montaña de basura sumergida que es la sociedad, adornada por las nieves de la deficiente condición humana y esos gérmenes tóxicos que son el dominio machuno. La orogénesis somos nosotros, quienes de alguna manera u otra la alimentamos de porquería. En particular, el género masculino, que cuando calla, protege, ríe, comparte, tolera o favorece cualquier conducta que humille de alguna forma, por insignificante que nos parezca, la dignidad de una mujer está aportando su tonelada de putrefacción.

Y ahí precisamente está la raiz del problema, el caldo de cultivo, la sopa ancestral. Que se suavicen, se normalicen esas conductas. Que nos parezca lo normal que un tipo al que llaman periodista le pregunte a una actriz (pero evidentemente no a un actor) por su ropa interior o cómo es capaz de compaginar su trabajo con su vida familiar. Desafortunadamente también es una práctica común entre las profesionales del cuarto poder. Aunque sin duda beben de la misma fuente: la hegemonía del sapiens de pelo en pecho. No seré yo quien las juzgue, bastante tienen con aportar tamaña podredumbre a sus semejantes, pero un poco de amor propio no les vendría mal. Los mismos pasos atrás (y metros de más a la cota) los protagonizan aquellos (y sobre todo aquellas) que critican a modelos y actrices que se han sumado a las denuncias hacia el depredador citado al principio del texto (y a otros en otros momentos), tachandolas de oportunistas. En lugar de pensar "es que hace falta mucho valor para declarar que te han hecho o propuesto según qué cosas y, claro ahora se han visto fuertes" sus mentes retorcidas esputan odio y se desvían del objetivo. Son estos detalles, que a primera vista a muchos se les antojan nimios e inofensivos, los que arraigan de forma más persistente. El resto, ese crescendo de barbaridades intolerables (no es que lo anterior no lo sea) sí parece que produce más rechazo y repulsión, oh, albricias. No obstante todavía se oyen voces rancias y mohosas de un peligro incalculable del tipo "es que claro, con esa ropa va provocando" o "mira que salir sola a esas horas" o el terrorífico "dices que no pero quieres decir sí".

Si todos, y digo todxs denunciásemos, enfrentásemos, delatásemos, rechazásemos este tipo de roca sedimentaria la montaña pasaría a colina y en un futuro a llanura de mierda, porque hay otras cuestiones que me temo no podremos evitar. Es mucho más fácil sortear la inmundicia libre de cadenas entre humanos que solo nos diferenciamos por las putas hormonas y un cromosoma de mierda.


Texto de A. Moreno
Imágenes de Pixabay


viernes, 20 de octubre de 2017

Creamundos

0



No somos conscientes… no somos conscientes… de lo que el tiempo nos quitará.
No me intimida el tiempo. Ni vivo aferrado a la idea de no dejar escapar nada de mi vida como si todo aquello me perteneciera. Y por supuesto, no cuido los detalles de mi plan de vida. Tan solo Vivo.

Cuando eres niño te dicen: “corre y sueña”, cuando te haces mayor te repiten: “la vida no es como soñabas cuando eras niño”.

Me encantaría compartir contigo el poema “Autobiografía” de Gabriel Celaya:

Autobiografía

No cojas la cuchara con la mano izquierda.
No pongas los codos en la mesa.
Dobla bien la servilleta.
Eso, para empezar.

Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece.
¿Dónde está Tanganika? ¿Qué año nació Cervantes?
Le pondré un cero en conducta si habla con su compañero.
Eso, para seguir.

¿Le parece a Ud. correcto que un ingeniero haga versos?
La cultura es un adorno y el negocio es el negocio.
Si sigues con esa chica te cerraremos las puertas.
Eso, para vivir.

No seas tan loco. Sé educado. Sé correcto.
No bebas. No fumes. No tosas. No respires.
¡Ay sí, no respires! Dar el no a todos los <<no>>
y descansar: Morir.


"Hay algo en su poema <<Autobiografía>> que me engancha hasta la médula y me toca el esófago. Y creo que es porque en ese poema creó su mundo. Su mundo, el <<mundo Celaya>>. No hay nada que me atraiga más que la gente que crea mundos.
Y es que ese poema está compuesto por prohibiciones, prohibiciones que crean una vida. Prohibiciones que marcaron su vida. De alguna manera, si quitásemos esas prohibiciones encontraríamos su mundo. Son un montón de <<noes>> que excluyen lo que no desea para encontrarnos un montón de <<síes>>. Me gusta esa manera de ver la vida."
Albert Espinosa, en Un mundo amarillo


Texto de Jesús Paluzo (Primera parte)
Imagen de Pixabay

miércoles, 18 de octubre de 2017

lunes, 16 de octubre de 2017

Masturbación

0

Toda la noche pensando. Ordenando ideas. Planteamientos para después masturbarme en un papel, mientras pienso que el cono de helado es tu ser. Duro y suave, sabor a nata dulce.

Mi planta muerta puede ser el motivo de que no me quieras. No sé cuidar las cosas. Mis camisas arrugadas. La arruga es bella, o eso dice el anuncio de los 90.

¿Qué hacer con tanta desolación? ¿Con estas ganas de fumar? De envolverte en papel y prenderte fuego para colocarme de ti. ¿Quién eres? ¿Qué tipo de enajenación mental tengo, que me hace escribirte? ¿Y tú de quién eres? Mío no desde luego. Si fueras mío, serías informe y oscuro, hermosamente bello.

Alguien tiene que apagar mi cerebro. Al menos, que me quiten este bolígrafo que se mueve sin parar. Voy a desangrarme por dentro. A vaciarme el hígado como no me dejen inconsciente o me peguen un puto tiro en este momento. Es lo que tiene la masturbación: que lo deja a uno seco. Me doy miedo.

No. Qué coño miedo, si me encanta. Me encanta esta absurda oscuridad que me come las entrañas. Nunca he sido tan yo como cuando muero por ti.

Pero…¿Y quién eres tú? Tú no existes. Tú no eres. Tú no estás.

Como te pille, no me vas a poder olvidar.



Relato de Pelusa Jones
Imagen de Pixabay