lunes, 19 de febrero de 2018

Mujer

0



Mujer,
Yo veo que si quieres puedes
ser maestra de la espada, igual que muchos hombres,
mejor que muchos hombres.

Yo veo que si quieres puedes
gobernar barcos,
que sometan a otros barcos,
que hundan a otros barcos.

Y tú eres mucho más que
una aspirante a ganadora
de los juegos de los hombres.
Yo veo que si quieres puedes.

Proponer tu propio juego.

¿Puedes, si quieres, por favor,
Mostrarnos cómo mucho antes
que la espada,
estuvo el vientre y el espejo,
Igual de fuertes que el hierro.
Mucho más fuertes que el hierro?

¿Puedes, si quieres, por favor,
Ábrir la puerta de los lobos,
y que se coman las medallas y
los tronos y los soles?
¿Puedes hacerte maestra de la bestia que los hombres no toleran,
la que sangra cada luna,
la que es enteramente delicada en su
tendencia hacia el vacío,
y reordena la estructura de los átomos
con huesos blancos arrojados en la mesa del destino?

¿Puedes, si quieres, por favor,
dar la lección a este mundo emperrado en parcelar,
y escoger vivir, llorar, matar, ser paranoica y mentir,
odiar, temer, ser lo que sea que te toque atravesar
para vivir, mentir, matar,
morir, reaprender a amar y
ser princesa, puta, santa, hada, asesina, feminazi,
presidenta de la civilización occidental, sanadora, poetisa, premio nobel,
amiga, amante, hermana, madre, hija mía hasta que seas sólo tuya,
enamorada, Atenea, Bruja Avería,
lo que sea que tu coño quiera ahora,

porque veo que si quieres, puedes.

Libertad,
Veo que si quieres puedes.

Puedes jugar mi juego.
Puedes jugar el tuyo.

Puedes jugar ninguno.

Porque SER MUJER no es nada de esto.
Es millones de palabras que hace mucho alguien borró
para que nadie se acordara

Que si quieres,

Puedes.

Poema de Chema Villalba.

Imagen de Pixabay

sábado, 17 de febrero de 2018

Regalito de Relles

0

Érase una vez una niña que escribió, con toda su buena intención y cariño, a través de todos los medios que conocía a la Real Academia Española.
Queridísima Real Academia Española,

        No insinuando yo que debieran retirar ninguna palabra del diccionario, tengo fe el en el potencial de ciertos términos.

        Así pues, tras vivir la aceptación de “amigovio”, “almóndiga”, “toballa”, “quitaipón” o “iros”, permítanme rogar la reconsideración de palabras tan infravaloradas como ausentes:

Eufemista: no sólo por su extensión –pues hoy en día encontramos gran cantidad de profesionales del eufemismo- sino por su cualidad fonética que consigue que las letras se columpien entre los dientes para terminar saltando de los labios.

Besable, y en general cualquier posible adjetivo acabado en –able o –ible (pero, sin duda, éste era mi preferido): por la sensualidad del concepto, por su significado digno de ser besado.

        Y para una vez que pido, ¿por qué quedarme corta?

Tontontonton (debe decirse además con cierto contoneo estúpido de la cabeza): sencillo, cariñoso y nada ofensivo alargamiento del conocido adjetivo tonto.

Agusta –a petición de un colaborador tela de tontontonton: feminización de la expresión “a gusto”; su valor principal radica en la lucha por una igualdad léxica entre hombres y mujeres.

Fasi: por su amplitud significativa y versatilidad contextual, por su claridad comunicativa –y porque me lo ha pedido el mismo tontontonton que “agusta”.

Pestino: no estoy segura de lo que significa, alguna especie de insulto creo, pero se la escuché en su momento a una argentina y debe ser pronunciada con este acento.

Oyote –de nuevo petición del tontontonton de turno: respuesta muy recurrida al famoso “óyeme”.

        Pese a que mis motivos frente a esta carta son puramente humorísticos, he de admitir sería escandalosamente agradable poder usar cualquiera de dichos términos sin que me tacharan de inventora de léxico (trabajo por el que aún no he cobrado, por cierto).

        Con mucho respeto y gratitud por su atención

Pasaron los meses y la ausencia de respuesta se hizo real, así pues, la niña decidió manifestarse y dejarles “un regalito de Nabidad”:

Hescelentísima Rehal Hakademia Hespagnola,

        Ha heste juego savemos jugar los dos.

        Hante el hinesperado vulin resivido, me beo hen la ovligasion de redirjirme a hustedes con hel fin de ovtener halguna klase de mízera respuesta.

        Mi carta, la cual hescriví con berdadera hilusión, resultó vrutalmente ijnorada y ninguna de mis propuhestas fueron konsideradas. Disculpen si mi hintelijencia no halcanza a henteder su criteriho de celecsión, no zólo de palavras ha incorporar hen nueztro precente discionario - ke, porsierto, permítanme recordarles kue la lenguha la ase el avlante -, cino tanviém de huzuharihos a los kue dirjir una respuhesta - hinjenua de mí, ke nos crehíha ha todos con el mismo derecho.

        Hatentamente

No fue casualidad que se encontrara con lo siguiente:

Formulario inhabilitado

El servicio de consultas permanecerá cerrado, por razones organizativas, hasta el próximo martes 2 de enero de 2018.

Disculpen las molestias.

No obstante, la niñita no perdió la esperanza: aún quedaban los “regalos de Relles”.

Texto de Lola Romero, finalista en nuestro concurso "Lo que te salga"
Imagen de Pixabay retocada por A. Moreno

jueves, 15 de febrero de 2018

Armario de escobas

0

Mi madre me encerró en el armario de las escobas cuando era pequeña, y luego se olvidó de sacarme. Como soy orgullosa, no grité para pedirle que me abriera. Es cierto que después me arrepentí, pero ya era demasiado tarde: no tenía voz y aunque golpeaba la puerta no lograba que sonase.

Eso pasó hace ya varios años, no sé cuántos, y lo triste es que me aburro bastante aquí dentro. Mi madre nunca fue muy amante de la limpieza, y el armario no volvió a abrirse.

Hoy, sin embargo, escucho voces que se acercan. Hay un taconeo y también unos zapatos más pesados. Oigo el crujir de las tablas del piso y el chirrido de las manillas de las puertas. Parece que están recorriendo la casa. Ahora se han detenido frente a la puerta de este armario. Intentan abrir, pero la cerradura tiene llave. Creo que la buscan, porque oigo un tintineo metálico.

Llegó el momento de salir, pero ya no lo deseo. Lo único que le espera a una niña como yo es que la encierren en un ataúd, mucho más pequeño que mi armario de escobas.


Microrrelato de La posada de los vientos, de Rocío de Juan
Imagen de Pixabay retocada por A.Moreno


martes, 13 de febrero de 2018

Ahora que soy más realista

0



Siento un profundo vacío en mí…
¿Por qué te he hecho caso a ti?
¿Y a ti? ¿y a ti…?

Lo que más valoraba de mí
era mi sonrisa
y mis ganas de soñar
y mis pajaritos en las nubes
y el jugo y el entusiasmo
por la coincidencia más insignificante.
La magia de cada pequeño detalle
que hacía que me brillaran los ojos. 

Y la locura
¡que antes cantaba de alegría
entre mil manías que me hacían feliz!
Que me hacían…
porque ahora soy mejor, más realista, sí.

Ahora soy mejor… y… estoy más triste.





Poema de Jesús Paluzo
Imágenes de Pixabay

domingo, 11 de febrero de 2018

Humanos

0

Stop motion inspirado en la obra de Jan Švankmajer. Es un artista gráfico, escultor, diseñador y poeta surrealista checo. Para poder entender su obra hay que dejar atrás cualquier convencionalismo, ya que lo que nos presenta es una experiencia basada totalmente en los sentidos. Conecta el instinto con el inconsciente y pretende con su trabajo despertar la conciencia del hombre, provocar sacando a relucir aquellos aspectos privados del ser humano, lo cuál puede resultar, a veces, molesto e incómodo. 

Se ha trabajado con dos conceptos/ideas principales en sus obras:
1. Dimensiones del diálogo, dónde presenta situaciones metafóricas de la dificultad de acuerdo en la comunicación humana.
2. Švankmajer dice que la alimentación es naturalmente simbólica, y que la comida y la acción de comer son símbolos de la agresividad humana.

Se presenta una lengua y una manos cubiertas por guantes, lo que nos remite a la pérdida de identidad, ocultar aquellas cosas que nos incomoda que los demás sepan, que nos avergüenzan. Comienza el diálogo entre ambas manos y la lengua, hasta que todo se apacigua un poco. Posteriormente empieza el ritual de la comida: se prepara todo, se emplata, se condimenta, y con cierta frialdad empieza a comer. Hasta que, de forma pausada, coloca los cubiertos en posición de “siguiente plato”, bebe y espera.

Liberaos de lo convencional, deconstruid las ideas preestablecidas.


 Texto y audiovisual: Beatriz Pavón
Ayudante de cámara: Jose A. Pavón
Manos: Toli González
Música: Murcof - muim

viernes, 9 de febrero de 2018

NEVEREND

0

En un momento en el que nos rodea la ordinariez y las melodías planas llega a nuestras orejas algo de sensatez y madurez. Además de dulzura y puesta en escena, los madrileños Neverend ofrecen un rock a la vanguardia del sonido tanto electrificados como en acústico. Tal como se puede comprobar en The Singularity Code, su nuevo álbum en este formato tan complicado y arriesgado de llevar a cabo. Aunque tienen su estilo propio, al escucharlos se me vienen muchas referencias a la cabeza, prueba de su eclecticismo a la hora de consumir y disfrutar la música. Y no sé si están en su colección, de hecho no están en la misma onda, pero algunos de los nombres que me evocan son Lacuna Coil, The Gathering o Evanescence. Barriendo para casa, qué le voy a hacer. Este último lanzamiento está tejido por nueve temas, la mayoría versiones de su anterior trabajo, que da gusto pararse a escuchar, preferiblemente con auriculares. De esa forma la experiencia se vuelve más completa e inmersiva y se pueden apreciar los distintos matices, además del buen gusto con el que incluyen elementos tan profanos en este mundillo como el clarinete. Dales una buena escucha y disfruta de algo diferente. Y atentos a las posibles fechas en directo, que es como hay que terminar de cerrar el círculo del que está hecho una banda.

Investiga su Twitter, Facebook, su web, Soundcloud...

El 13 de febrero es el día mundial de la radio y, con este motivo, actuarán en la Universidad Complutense de Madrid. Mientras tanto, aquí tienes la sesión acústica del disco en su canal de YouTube.


Neverend son:
Mar Souan: voz
Jorge Campos: guitarras, coros
Javier Gómez: bajo
Héctor Perezagua: teclados, clarinete
David Callejas: batería


Texto de A. Moreno
Foto y vídeo de Neverend



martes, 6 de febrero de 2018

Un poco de música VIII

0


Sonic Weapon – Showtime 

Qué bien sienta notarse en las orejas un regustillo a finales de los ochenta (y otras épocas), un hard rock en el que el bajo está presente. A eso suena el primer álbum de esta banda de Barcelona. Un sonido bastante fresco y accesible, bailable incluso, que bebe de muchos estilos y fuentes. Atentos al cuarto tema del disco, Everytime she do it, aderezado con el coro formado por Anna, Silvia y Sandra de Molly Varlet. Te llegarán sensaciones de Led Zeppelin y Guns’n’Roses pasando por Aerosmith o Kiss. Grabado entre septiembre de 2016 y enero de 2017 en EstudiU, l'Hospitalet de LLogregat. La portada es de Toni Ramírez y la fotografía, de Xavier Mercader.
Ellos son:
Alex Sendoya: Voz*
Frank Gala: Guitarra solista/coros
Dani Rubio: Guitarra rítmica/coros
Carlos Andrade: Bajo
Felipe Corvo: Batería
 *Aunque investigando en su página de Facebook parece que han fichado a Wenderson De Paula para encargarse de las voces

Facebook


Desastre – No hay sitio para nadie más 

Sexto disco de estudio de esta veterana banda de Usera tras su CD+DVD en vivo Desde el corazón del valle. Llevan desde 1988 hablando de la calle, como en La princesa de Usera o machacando a los injustos, podéis comprobarlo en No les creas!!! Rock urbano de la vieja escuela pero con un sonido actual. Hay también momentos para otros estilos e influencias, como en el divertido Super funky love machine. Con este disco no hacen sino confirmar que están en plena forma y presentando batalla, y lo escribo meneando la cabeza mientras los escucho. Se comenzó a gestar a finales de 2016 en los locales El Desguace y se terminó de grabar en junio del pasado año entre los estudios Red Led y La Galería. Producido por Tony López, Rubén Suárez y Marisa Martín. El diseño es cosa de Chus Ortiz/700monos.

Alfonso Carneros: Voz y bajo
Chus Ortiz: Bateria
Diego Rodríguez Archidona: Guitarra y coros
Sergio Bartibas: Guitarra

Su Facebook
 

Sínkope – El parque de los poetas 

Una muesca más en el bastón de la supervivencia de los extremeños. A estas alturas, que ya no tienen que demostrar nada, se marcan un gran disco, potente en ocasiones, intimista en otras, pero siempre con la marca de sus letras, suscritas por el título del disco. Cuentan con colaboraciones tan jugosas como Lorenzo González (ahora con Robe), Jesús Cuervo o la legendaria Aurora Beltrán. Grabado entre agosto y octubre de 2017 en Sonak Studios & Live (Mérida) gracias a Luismi García y a la masterización de Enrique Soriano.

Cito textualmente: “Sínkope semos”:
Ferdi “Gato” Hernández: Batería
Maik “Bass” Álvarez: Bajo
Woody Amores: Guitarra acústica y coros
Alberto David: Guitarra eléctrica, acústica y coros
Vito Íñiguez: Voz

Aquí su página de Facebook


Ultraligeros – Ella elige 

Y para cerrar el sándwich os dejamos con este pan menos duro que el primero en cuanto a contundencia. De corte más clásico y rocanrolero aterrizan desde Bilbao con un disco (su segundo) maduro y que nos invita a mover el culo. Algo canallas y de temática cotidiana y sensual nos presentan más de media hora en la onda de Los Rodríguez o ese rock de boulevard de los que ya vienen de vuelta y se las saben todas, esa actitud que destilaban (y destilan) los Burning. Grabado en febrero de 2017 en Silver Sound Studios y coproducido por Martín Guevara e Iñaki Setién. La fotografía corre a cargo de Begotxu Elexpe.

Carlos “Txarly” Vicente: Voz
Iñaki “Milindris” Setien: Guitarra
Félix “Fx” Landa: Guitarra
Tim Upton: Bajo
Eduardo “Txipi” Ugena: Batería y coros.
Para seguirlos


Foto y texto de A. Moreno



domingo, 4 de febrero de 2018

Niños impronunciables

0

Rituales paganos de niños impronunciables:
Las criadas siguen llevando los restos de comida de los hogares blancos a las calles.
Un vertido manchado para niños sin nombres
que esperan ver rascacielos en los charcos que deja la lluvia
cada otoño de su anónima vida.
Miran desconfiados los jardines donde mis vecinos
toman un aperitivo antes de seguir comiendo
y se preparan para la cena.
He visto como se reúnen esos innombrables alrededor de un caldero
que huele como los baños públicos de los barrios periféricos.
Danzan y chillan invocando alguna magia oscura
que para nosotros es terrorífica,
mientras que ellos la llaman mamá.
Hay huesos y dientes bajos sus pies descalzos y sucios.
La fe cristiana de mi ciudad se compadece de esos niños grises
mientras con sus blancas manos les empuja a las afueras
y espera que no molesten demasiado.

Texto de Cristian González
Imagen: @yannispap

viernes, 2 de febrero de 2018

Entrevistando a Nûk

0

NÛK se prepara con ganas para el concierto que darán esta noche en la Sala Malandar

Los chicos de Nûk nos han abierto las puertas de su local, en el último ensayo antes de saltar al escenario de la Sala Malandar, donde esta noche darán un concierto, con Shepherd como teloneros, a partir de las 22:00 h. El evento servirá de crowdfunding para la producción del segundo álbum de este grupo formado por Carlos García, Javi Lería, Álvaro Pérez y Antonio Velázquez, en el que ya llevan meses trabajando. La Í Crítica ha querido conocerlos más a fondo y esto es lo que nos han contado:

La Í Crítica: Es la primera vez que habláis para nuestra revista y para empezar por el principio nos gustaría saber ¿Por qué el nombre de Nûk? ¿De dónde viene?

Antonio: El nombre de Nûk viene de una búsqueda que hicimos porque no queríamos tener un nombre típico, ni un nombre en inglés que la gente pudiera traducir, y entonces pensamos en un lugar del planeta y encontramos Nûk que es la capital de Groenlandia. Nos molaba y ademas tenía el acento circunflejo que quedaba cool y nos gustó. Además queríamos tener un lugar que pudiéramos situar en el mapa.

LIC: ¿Cómo definiríais Nùk? ¿En que estilo os podríais integrar? ¿Tenéis solo uno? ¿Varios?

Javi: Cada uno tiene un estilo un poco  diferente y creo que eso podría englobar una especie de rock independiente, con algunas partes electrónicas. Es la mezcla de los gustos de cada uno. Hay mucha gente que no sabe definir exactamente el estilo que tenemos y realmente nosotros tampoco.

Álvaro; Yo creo que quizás el primer disco fue un poco más "noventero", de principios de los 2000 o por ahí, y este segundo que vamos a hacer sí hemos buscado un poco adaptarnos a lo que es la época de ahora, mucho más electrónica, con una producción más gorda que vamos a hacer con Jordi en los estudios Sputnik. Pero tampoco ha sido provocado. Lo que surgió en el primer disco es lo que ha surgido y en este segundo también, pero viendo un poco que es lo que no nos terminaba de llenar del primero.

Antonio: Un sonido más Nûk, poque estamos más cohesionados, somos más grupo, somos más banda ahora mismo y el sonido es parte de todos nosotros, el otro estaba más salpicado de cada uno y este es un poco más genérico.

Carlos: Sí, al principio estábamos viendo por donde íbamos a tirar, pero ahora estamos yendo por un sitio más firme. 

Antonio: A lo mejor en el tercero nos volvemos locos y hacemos flamenquito-rock. Quién sabe (bromea).

LIC:¿Y lo de escribir las canciones en inglés?

Antonio: A nosotros los grupos que nos gustan especialmente, o al menos los que son más parecidos a nuestro estilo, casi todos cantan en inglés. Básicamente fue una decisión que tomamos al principio y que nos gusta más que en castellano. Tampoco sabría explicar por qué, nos gustó más y ya está.

Carlos: Es más fácil. Si estás acostumbrado a escuchar música en inglés se te hace más directo.

Antonio: Bueno (ríe), es más fácil pero tienes que escribirlas en inglés, pensar en inglés, pronunciar en inglés perfecto... o sea, es más complicado en realidad.

LIC: ¿Y no pensáis que quizás con el público de aquí puede costar más trabajo llegar a ellos?

Antonio: Sí, sí. Totalmente. Es un handicap incluso para nosotros cantar en inglés, yo creo. Pero es una cosa con la que estamos seguros y no vamos a cambiar aunque posiblemente tendríamos un poco de más proyección en España.

Carlos: Hay muchos grupos: Fuel Fandango está haciendo canciones en español y en inglés; las Hinds se han ido a Glastonbury... por qué no intentarlo nosotros.

Antonio: A lo mejor con un poquito de suerte tenemos un poco más de proyección internacional que estaría bien...

LIC: ¿Quién escribe las letras? ¿Una sola persona o entre varios?

Javi: El 90% las escribe Antonio. Yo me puedo ocupar luego de la línea de voz, pero lo que son las letras es casi todo de Antonio.

Antonio: De este disco. Del anterior había más repartido, pero me he metido en el rollo letras, me han dejado también que lo hiciera (ríe) y nada, ahí soltando historias de mi cabecita.

LIC: No sé si podéis hablar un poco del disco que estáis preparando en cuanto a por ejemplo el título. En el disco anterior el título era muy elocuente en cuanto a lo que era el lanzamiento del grupo al publico, la salida a la luz... ¿Tenéis ya un título para este segundo disco?

Antonio: No (mira a Javi). La verdad es que estamos centrados ahí en la parte musical y no le hemos dado vueltas al nombre. Es verdad que suele surgir cuando ya está sonando, que te...

Álvaro: evoca...

Antonio: sí, que te evoca... pero ahora mismo no sabemos.

Álvaro: Yo creo que habrá que ver también el estudio el color que va cogiendo el sonido, a dónde te lleva. Qué tema, incluso aunque tengamos ideas preconcebidas... pero qué tema va a salir de single, qué estética va a tomar también la portada... todo eso, ahora mismo tenemos ideas, pero está un poco al aire.

Antonio: Es una buena pregunta de hecho: no lo sabemos. Nos has pillado.

LIC: ¿Y en cuanto a los temas de las letras? ¿De qué van a hablar?

Antonio: Sí, sí. Eso sí está todo. Cada canción habla de lo que tiene que hablar. No sabemos en conjunto de qué quiere hablar el disco, pero cada una de las canciones por separado sí.

LIC: Normalmente un grupo cuando empieza, aunque es verdad que vosotros tenéis producción propia y cuesta más trabajo lanzar un disco, pero los grupos al principio muchas veces se le acumulan temas, por lo que suelen sacar un disco y a los dos años ya tienen otro. En vuestro caso, entre el primer disco y este segundo que estáis preparando, va a haber unos tres años de diferencia, ¿a qué se debe?

Antonio: Sí, bueno, a parte de que con nuestros medios grabar un disco lleva bastante y lo tenemos milimetrado todo para no gastar más de la cuenta, nuestro primer disco fue un poco... lo sacamos un poco rápido. A los seis meses de formar el grupo, lo grabamos. La prisa que tuvimos al sacar el primer disco, la hemos querido parar a la hora de sacar el segundo, para hacerlo un poco más pensado. Hemos grabado una maqueta con 17 temas de los que hemos elegido 11...un poquito más mascadito todo por lo que te he dicho antes de ese sonido más Nûk, para llegar a ese sonido. También queríamos explotar nuestro primer disco de todas las formas posibles: venderlo por todos lados, tocar en todos los sitios posibles y sacarle partido, que no se quedara en un cajón. Una vez ya lo hemos exprimido todo, bastante, y la preparación de este nuevo disco que conlleva otro año...

Carlos: Hemos hecho casi un año de preproducción, delante del ordenador pista a pista probando y diciendo "esto entra, esto no", "a ver esto qué tal queda"...¿sabes? fuera del local. Hicimos la base en Legalize y luego nos fuimos a mi estudio y estuvimos haciendo burbujas y en fin... que queremos tenerlo mucho tiempo en el horno.

LIC: ¿Para cuándo tenéis pensado que esté ya el nuevo disco?

Javi: Pues empezamos a grabar ahora en marzo, ya pronto, o sea que para...(duda)  junio a lo mejor está ya.

Antonio: Sí, estará grabado pero lo mismo esperamos a otoño, porque con el verano también... y para buscar formas de que funcione el disco.

LIC: Eso quería preguntaros, si ya tenéis más o menos pensada la gira, lugares donde podéis dar conciertos, y demás.

Antonio: Sí, todo esto sabemos que va a ser a partir de septiembre. Vamos a trabajar todo lo que podamos en el disco, ya que tenemos el verano, y a partir de septiembre lanzaremos, empezaremos una gira y lo moveremos. Pero nos tomaremos las cosas con calma.

LIC: Y para hablar del concierto de hoy, que es precisamente crowdfunding para poder terminar de producir este segundo álbum, os dejo vía libre para que animéis a la gente a no faltar esta noche en la Sala Malandar.

Carlos: Voy, voy, voy (saca el móvil con un vídeo simulando un panel electrónico donde anuncian el concierto)

Antonio:  Yo animo a todo el mundo a que venga, bueno... todo el mundo... tenemos doscientas localidades para esta noche; ya hemos vendido cien, hay algunas entradas que quedan todavía esperando que venga todo el mundo que pueda, porque cada entrada, cada persona que venga, es un paso más hacia el disco. Que la gente sepa que cada persona, a parte de disfrutar de nosotros y de Shepherd, colaborará en que nuestro disco sea una realidad y básicamente lo que queremos es eso, tener un producto bonito para todos.

Javi: Se lía, ¿no?

Álvaro: ¡Se lía basto esta noche! ¡Por derecho!

Antonio: Además tenemos algunas cositas preparadas... así que nada, Sala Malandar a partir de las 22:00 de la noche junto con Shepherd. ¡NÛK!





Entrevista: Mayte Nekez
Fotografía: Javier García Teba

jueves, 1 de febrero de 2018

Given To Fly, de Pearl Jam

0

El cielo me miraba desde su infinita belleza y me enviaba mensajes ocultos tras las nubes. Me provocaba. Su celeste inmensidad era casi insultante, pero podía oír su canto de sirenas. Me llamaba. Él sabía que no era mi mejor momento. Aunque también me conocía lo suficiente para saber que, a pesar de estar hundido, siempre miraba hacia arriba y buscaba en su claridad la esperanza que tanto necesitaba. Sentado en la rama de un viejo nogal soñaba con él, con el aire; las olas bajo mis pies, mi propia sombra proyectada sobre la superficie del inmenso océano. Sabía muy bien que sólo soy un ser humano, sabía que sólo unos pocos de mis semejantes serían capaces. Pero me creyó especial. “¿Y si en realidad lo soy?”, pensé mientras sentía que nada había cambiado a mi alrededor. De pronto me incorporé, casi de un salto. Estaba tan decidido que olvidé su benevolencia y le desafié. Sonrió, ignorando mi impertinencia, y lanzó su invitación, golpeándome con una ráfaga de viento. Entonces ocurrió, me elevé ayudado por sus alas invisibles y cabalgué las corrientes, desbocadas al principio. Nadie podía saber cómo me sentía, nadie excepto yo; un privilegiado que surcaba los vientos sin más pretensiones que escapar de todo. Mis pulmones bombeaban amor y libertad. Mis ojos, llenos de lágrimas se colmaban de la belleza que se abría ante mí. Los pájaros, extrañados en un primer momento, me acompañaron hasta que comprendieron que era uno de ellos, y regresaron a sus bandadas. La sensación de no pertenecer a ninguna me invadió durante largo rato mientras continuaba planeando sobre las nubes. Poco después, cuando conseguí controlar mi poder, comencé a pensar en todas las piezas del puzle de mi vida. Descendí hasta atravesar la esponjosa capa blanca que me impedía la visión. Desde mi nueva y exultante posición podía ver el mundo y cuanto contenía. El poder que se me había concedido me confería permiso para todo aquello que imaginase. Podría haber sobrevolado a quienes alguna vez me habían hecho daño, les podría haber devuelto el dolor recibido, o simplemente haberme vanagloriado ante todos ellos por el don que me hacía flotar sólo a mí. Podría haberlos matado de pura envidia. En cambio, preferí disfrutar del momento, de cada sensación, de cada lugar.

Exhausto, regresé junto a quienes me querían.

Nadie lo comprendió, pero continué como si nada hubiera ocurrido, continué siendo el mismo de siempre, rodeado de todo lo que amaba y de la miserable y pútrida materia en descomposición que conforma nuestro género. Pero de vez en cuando, volvía a escapar a las alturas, dichoso de haber compartido mi secreto: el increíble don de volar que todos poseemos, pero en el que sólo unos pocos somos capaces de creer.



Texto de A.Moreno
Imagen de Pixabay
Video Given To Fly, de Pearl Jam


martes, 30 de enero de 2018

Entrevista a Miguel Martín Rojas

0

La BatCuevaCrítica es el punto de encuentro con Miguel Martín Rojas para, así, evitar las miradas curiosas ante la cámara y sobre todo los ruidos. Rodeados de animales asiduos: comenzamos. El viaje que haremos en esta ocasión pasará por protectoras de animales y otras anécdotas de cuadrúpedos. Esta videoentrevista la realicé para el Nº2 de La i Revista y fue transcrita por A. Moreno ¡Qué currazo!

Por si quieres conocer El buen Amigo. Y aquí os dejamos las fotos que hicimos de los perros de Migue (Tana es la que va a cerrar esta entrada) y de Bianca (que también está de acogida).
Texto, entrevista, fotos y vídeo de Saray Pavón.

domingo, 28 de enero de 2018

Adiós memoria, adiós

0

Quise olvidarte.
Más que eso,
necesité olvidarte.
Lo intenté.
Lo conseguí.
Fue tan intenso el deseo
que me pasé.
En mi cerebro hubo una fuga de neuronas
y ahora tampoco recuerdo otras cosas.
Sólo recuerdo
lo que sufrí el día de mi Primera Comunión
con los zapatos pequeños.
Lo que sufrí,
los tres años de la guerra civil,
lo que sufrí
cuando aprendí a nadar.
Pero no recuerdo lo reciente…
¿Dónde he puesto mis gafas?
¡Qué mala cabeza tengo!
Tengo mal la cabeza,
(es preferible a tener mal el corazón).



Poesías de Gloria Fuertes
Ilustraciones de Noemí Villamuza



sábado, 27 de enero de 2018

Fallo concurso: Lo que te salga

0

Y llegó el momento de anunciar ganadores de nuestro primer concurso "Lo que te salga" (redoble de tambores africanos), no sin antes agradecer la aceptación que ha tenido. Ha sido duro elegir entre lo que llegó a la redacción, pero aquí están, flamantes y rampantes.

<-Para leer:
Ganador: Cuando fui el novio de la niña de El Exorcista, Garven.
Mención de jurado: El suelo del matadero, Jose Antonio Gamero y Mi delito, Eugenio Barragán.
Finalistas: Regalito de Relles, Lola Romero y De las relaciones abiertas, Tania Parejo.

<-Para ver y/u oír:
Ganador:  Miniaturas, Eloy Falcón.


Y por si el olvido llama a vuestra puerta recordamos que....

¡Ganadores! Como sabéis recibiréis un ejemplar de La i Revista nº3, un lote de libros, un llavero de La i Crítica y un CD de Postal Rock; todo esto si resides en España. Si te aposentas más allá de nuestra zona de operaciones… te mandaremos el lote de libros (incluyendo la revista) en pdf (que los costos son carísimos).

Las menciones del jurado se incluirán en La i Revista nº3 y les mandaremos un ejemplar, de la misma, en pdf.

Los seleccionados aparecerán en nuestra web (que no está nada mal, ya van más de 10.000 visitas al mes, se dice pronto pero es todo un logro para una asociación cultural :D ). 

Y esto no es todo... volveremos con el segundo concurso "Lo que te salga" el 7 de octubre del 2018 ¡Apuntadlo en la agenda!


La Redacción
Fotos de Saray Pavón

viernes, 26 de enero de 2018

Pésame Street I

0

Mucho ha llovido desde aquel boom de los cortos de animación con Flash. A principio de los dosmiles marcó a toda una generación abordando muchos temas, parodiando, satirizando y sobre todo haciéndonos reír con sus coloridas paridas. Si hubo un estandarte de aquel movimiento, esa fue la serie Cálico Électrónico, cuya longevidad abarcó más de una década (2004-2015). Ahora su creador ha vuelto con otra webserie a caballo entre la propaganda (en el buen sentido) animalista y el sketch humorístico. Aunque también se adentra en otros temas como la industria azucarera. Para esta primera entrada he elegido Las 7 vidas de un gato. No fue el primer episodio pero fue el primero que vi. Seguro que no es la primera vez que alguien lo dice, pero consiguió hacerme reír y llorar con la misma facilidad en muy pocos minutos. Ahí tenéis a Patukos:


miércoles, 24 de enero de 2018

Un poco de música VII

0

Básico – Se refleja el Rock&Roll

Si suenan siempre así en directo quiero mi entrada ya. Este es su primer trabajo en vivo. Un digipack con el CD y DVD de la actuación registrada en la Sala Lemon de Madrid, en enero de 2017. El video, además, contiene unos minutos en los que la banda nos habla brevemente de su historia e impresiones.

Repasan su trayectoria con temas muy accesibles y directos, puro rock. También hay tiempo para un par de versiones cuanto menos curiosas: Cielito Lindo al ritmo de rock&roll y Jalisco, en cuyo estribillo les sale la vena ska. En mitad de este último encajan un pasaje del Johnny B. Goode del desaparecido Chuck Berry.

La formación de Básico:
Arturo: Voz principal
Carlos (Charly): Bajo
Juan: Guitarra
Javi: Guitarra
Josete: Batería
Tito: 2ª Voz.
https://www.facebook.com/BasicoRock/


The Buyakers – El bar de los muertos

Tras admirar el cuidado diseño de cubierta y libreto (currazo de Chema Gallardo) ponemos a dar vueltas el segundo CD de esta banda de Puertollano. Muchas referencias, instrumentos y estilos en torno a un rock ameno y bastante divertido en general. Tiran del swing y de otras músicas de época para ambientar ese Bar de los muertos que imagino repleto de no-vivos canallas que fuman y beben ron bajo una espesa nube de humo. También se ponen algo serios y melancólicos en temas como Para qué canto un blues. Producido por Lichis, quien además pone su voz en Cuatro vientos (corte que abre el disco) y grabado en los estudios Felicidad Producciones.

Los integrantes son:
Sergio González (Suko): Voz, guitarra, Ukelele y Banjo
Victor Mohedano (Vic): Guitarras por doquier, Ukelele
Jonathan Blanco (Johnny): Trompeta y coros
Grego Merchante: Batería
Fernando Ortega: Bajo y coros
Carlos Mazoteras: Laúd, Panderetas y coros
Fernando Fernández: Trombón
Pablo Cobos: Teclados, pianos y coros
https://www.facebook.com/thebuyakers/


Golpe Radikal – Sombras

Segundo larga duración de una joven banda procedente de Pobra do Caramiñal (A Coruña). Combinando dos voces agresivas y abrasivas (una más grave y gutural y otra más aguda) van repartiendo leña a quien se ponga por delante con un metal contundente en la línea de los Koma más serios o Soziedad Alkohólika. Mantienen vivo el estilo con trallazos, como el que abre y da nombre al disco o Nunca rendirse. La morriña en forma de canción nos llega con Cinzas, cantada en galego.
Grabado por Chichi en los Estudios Mafia. El cuidado diseño corre a cargo de Amalia Gorgoso y Breo Alamancos del estudio LIG.

La banda:
Suby: Voz aguda
Ritxi Corsario: Voz grave
Richi Rasta: Bajo
Jorge: Guitarra rítmica
Lemark: Batería
https://www.facebook.com/golperadikalgr/

 
DeFacto – Fugaz

Estamos ante su debut discográfico. Llegan desde Cataluña ofreciendo un rock urbano con algunos destellos de metal aquí y allá. Buenas melodías y letras cotidianas de tintes personales. Los riffs suenan contundentes y el trabajo de las dos guitarras tanto en los momentos cañeros como en los más intimistas es impecable, armonizando y complementándose. Acaban de arrancar como quien dice pero con este trabajo bajo el brazo no es mala forma.
Grabado, editado y masterizado por Txosse Ruiz en Wheel Sound Studio de Cerdanyola del Vallès (Barcelona). El diseño es obra de José L. Serrano Silva.

De Facto son:
Isra: Voz
Javi: Bajo
Carlos: Guitarra y coros
Dani: Guitarra
Anwar: Batería y coros
https://www.facebook.com/losdefacto/
Foto y texto de A. Moreno



lunes, 22 de enero de 2018

Los colmillos del jefe

0

Todo el mundo organizado en guerrilla
contra algún villano a la medida,
y dentro de cada guerrilla los perros se muerden los flancos
por lograr ponerse a la cabeza del trineo,
y son recolocados en su sitio con un castigo en la frente
o directamente expulsados al vacío,
hasta que fundan una nueva secta a la medida
contra el grupo que no les permitió ascender.
Ascienden más rápido, en cambio, los perros sin colmillos
que no suponen amenaza para el jefe,
los que usan como suyos los colmillos de su jefe,
los que insultan con insultos inventados por su jefe,
los que dicen sí a todo lo que el jefe encarna y
dicen no a todo
lo que al jefe
le amenaza.
Esos suben,
como espuma,
y reciben regalitos mimbre
y celofán de navidad en pleno agosto,
y hasta diplomas que confirman
su Humanidad ya incuestionable.
Esos soldados,
reconcentrados en notar dónde conviene cobijarse,
son el futuro de la especie.
Son paradigma de la especie.
No son ni hormigas. Son más pequeños que termitas. Pero saludan
a quien hay que saludar,
y mandan fotos a quienes tienen que mandar,
y son atroces cuando parten
a quien toca destrozar.

No les envidio.
Es que les odio.

Ellos sí tienen
privilegio para ser
y revolcarse en el jardín de las delicias,
mientras que la verdad y la coherencia se mueren de asco
rebuscando en papeleras.
Mi ego les odia.
Mi narcisismo de defensa, de samurai sin dueño ni más musa
que un dibujo de Dulcinea con líneas rotas de salirme al colorear.
Mi ego les odia,

pero este llanto no es por mí.

Esto es
por el derecho a pensar por uno mismo,
a cuestionar la autoridad,
a ponerse vulnerable,
al abrazo del conflicto que hace más fuerte, al sí a la vida,
al sí a recordar que hay mucho más que un puto estátus,
que un puto marcador de la Eurocopa.



Poema de Chema Villalba
Imagen de Pixabay


sábado, 20 de enero de 2018

Hecatombe presenta: Wasteland

0

Imagina que en lugar de pisar uvas te da por dejar que el trigo fermente hasta que tu cerveza tenga un 10% de alcohol. Pues eso mismo fue lo que la modesta compañía cervecera Hecatombre Brewing Co. presentó anoche en La Jerónima. El local con el lema "Books and beers" acogió la puesta de largo de la última creación de estos locos barones de la birra: la Wasteland, una wheat wine (variante de las barley wine inglesas) con muchos matices y perfecta para esta época de frío. Como viene siendo habitual, pudimos comprobar de primera mano (o sentidos) el cariño y la pasión por lo que hacen.

La cerveza, de un ambar oscuro muy atractivo y una espuma persistente, tiene notas olfativas de frutos secos; en boca, fruta madura y caramelo. Los diez grados se notan, pero de una forma cálida y agradable con un final amargo de lúpulo. Para ramatar, vuelven a deleitarnos (también) la vista con una espectacular etiqueta.
Los responsables dieron una breve pero intensa prueba de sus conocimientos en la materia y explicaron todo esto y mucho más con humor, algo de lo que van sobrados. El resultado, a pesar de la gradación, llenazo absoluto y esperamos que barril seco.

Un placer volver a pasar un rato con estos maestros cerveceros que van con la humildad y el buen rollo por bandera. Estaremos atentos a sus próximos movimientos porque por ahora, ninguna de sus creaciones ha decepcionado.

De alguna de estas cosas y otras muchas más pudimos charlar con ellos en esta entrevista que le hicimos el pasado mes de octubre. ¡DENTRO VÍDEO!


 Texto de A. Moreno
Fotos de Saray Pavón

jueves, 18 de enero de 2018

Espadas en el Viento

0

    Johnny mantiene fija la mirada en el suelo del camión, esquivando las de sus compañeros. No quiere que noten lo nervioso que está. Le avergonzaría. Sabe que algunos de ellos le envidian por haber sido el alumno predilecto del Sargento Farrell, y lo usarían para poner en duda su valía como jefe de escuadrón.

    Para evadirse piensa en Amy, en lo mucho que la echa de menos. Sólo quiere volver a casa con ella, intacto y completo, y criar juntos al hijo que pronto tendrán. Si vuelve mutilado, enfermo o desfigurado, si se convirtiera en una carga para ella, no sería capaz de soportarlo. Es mejor no volver.

La Asgard que recorría Thrud no era más que un cascarón vacío. No quedaba casi ninguno de los habitantes de sus palacios. Se estaban extinguiendo. Los hombres habían dejado de creer en ellos en beneficio del Dios de los hebreos, al que ahora también estaban abandonando. Sólo unos pocos, los más importantes, se mantenían a salvo del olvido gracias al arte y a la ficción. Uno de ellos era Thor, el padre de Thrud. Había perdido a todas sus compañeras y hermanas, pero de él era imposible librarse. Y le gustara o no, tenía que verle.


    Una repentina explosión hace que el vehículo se detenga. Johnny coge su fusil y pone en práctica su entrenamiento. Una de sus cualidades que el Sargento Farrell más valoraba era su capacidad de concentración; ahora es el momento de demostrar a sus compañeros que el instructor no se equivocaba con él.

    Conforme todos van bajando del camión, empiezan a disparar. El enemigo está muy cerca. Johnny no se deja atemorizar. Ya no. Centra sus cinco sentidos en sobrevivir y en salvar a tantos compañeros como pueda.


Thrud llegó a Bilskirnir, el palacio de su querido y odiado padre. Poco a poco, el lugar se estaba resquebrajando. Pero allí seguía él, sentado en su trono, melancólico. Ella se acercó y le saludó con una reverencia.

- Puedo imaginar por qué has venido - dijo Thor -. Sólo acudes a mí cuando crees haber encontrando de entre los humanos a alguno que merezca la pena.


- Tú me enseñaste lo importante que es contar con tu consentimiento.


- ¿Aún me reprochas lo de Alvíss? No iba a consentir que mi hija se casara con un vulgar enano. Además, la culpa fue tan suya como mía. Deberías darme las gracias, al menos de esa forma tienes una estatua para recordarle. Si no, habría desaparecido hace tiempo por culpa de esos humanos a los que tienes en tal alta estima.


- Hay uno - replicó Thrud -. Al menos queda un guerrero valiente y honorable.



    Tras darse cuenta de que ha disparado la última bala de su último cargador, Johnny se prohíbe a sí mismo darse por vencido y coloca la bayoneta en el cañón de su fusil. Permanece oculto, esperando la ocasión de atacar.

    Mira a su alrededor. Ve que varios de sus compañeros hacen lo mismo. Uno de ellos le mira y asiente. Estamos contigo, Bonham. Vencer o morir. Y así es. Deben seguir luchando con fiereza hasta que lleguen los refuerzos. No tienen alternativa.


- ¡Ya no queda honor entre los hombres! - respondió Thor - ¿Qué fue de la gloria en el combate? ¿De las espadas en el viento? Lo único que hacen ya es aniquilarse a sí mismos usando fuego, hambre y enfermedades. ¿Y dices que has encontrado honor en un escenario semejante?

- Soy una valquiria, no puedes pedirme que deje de buscar. Y sí, he encontrado a alguien que merece estar en Valhalla. Tal vez recibiendo en su palacio a un nuevo valiente, Odín perdure algún tiempo más.


Las osadas palabras de su hija enfurecieron a Thor, pero pronto se apaciguó al caer de nuevo en la melancolía.


- Está demasiado débil - lloró el dios del trueno -. Ya no es ni la sombra de la sombra de lo que era. Te ruego que no juegues tan a la ligera con la esperanza.


    El fuego se detiene. Los enemigos creen que han vencido. Empiezan a avanzar hacia Johnny y sus hombres, los cuales permanecen agazapados, esperando a tenerlos cerca para atacarlos con sus bayonetas. Cuando llega el momento, Johnny es el primero en salir de su escondite. Consigue apuñalar a dos de ellos, pero un tercero le dispara de frente con un lanzagranadas, provocándole un dolor más allá de lo comprensible. La oscuridad envuelve a Johnny. Todo se acaba. Sólo lamenta no poder conocer a su hijo.


 
Thrud y Thor contemplaron la batalla. El dios del trueno tuvo que reconocer que aquel guerrero había caído como un valiente de antaño, y autorizó a su hija a bajar a Midgard para recoger su alma. Así lo hizo ella, deseando ofrecer su consuelo a Johnny y llevarlo ante su abuelo, como solía hacer cuando los Æsir eran fuertes y poderosos.

Pero la ilusión de Thrud se desvaneció ante un panorama tan decepcionante como horrible.



    Johnny ya no siente nada. Su sistema nervioso está muerto, pero no el resto de su cuerpo. No es más que una maraña de tubos y cables. Le mantienen conectado a una máquina que le obliga a seguir con vida para que sus seres queridos prologuen su sufrimiento, albergando la esperanza de que algún día vuelva a ser el que era. Un día que nunca llegará. Y mientras tanto, su alma permanece prisionera.


Thrud se compadeció de Johnny. Desde lo más profundo podía oír sus desgarradoras súplicas. Dejadme descansar, por favor. Dejadme descansar. Pero ella no podía intervenir en Midgard, sólo observar.

Encontró en el lugar un símbolo que reconocía y que, con el tiempo, había llegado a temer: la cruz cristiana. Una cruz del color de la sangre, sobre un fondo blanco.


Apenada, Thrud regresó a Asgard con su padre, sin saber cómo explicarle lo que había ocurrido. Para su sorpresa, él no le reprochó nada. Sabía que cuando Odín desapareciera, los demás también lo harían. A pesar de las falsas esperanzas que le había traído su hija, lo único que deseaba era poder pasar en paz con ella el poco tiempo que les quedaba.



-
Román Pinazo lleva escribiendo relatos cortos desde 2001 y novelas desde 2013. Suele centrarse en el género fantástico, ya que le supone una forma de evasión para el mundo real, que considera gris y aburrido. Hasta ahora ha publicado tres obras: La Otra Vida de Motherfuckerbaby, una historia de humor, fantasía y viajes en el tiempo, Crónicas de Villesainte, a medio camino entre la espada y brujería y la novela negra, y la delirante El Baile de los Sátiros, que muestra a Sevilla bajo el terror de los zombis en plena Feria de Abril. Además coordina la antología literaria Codex Alimentarius, donde cada escritor puede expandir el universo narrativo en el que se desarrolla aportando entre uno y tres relatos cortos.


Texto de Román Pinazo
Imagen de "La Valkiria", de Emile-Antoine Bayard



martes, 16 de enero de 2018

Libros abandonados Vs. adoptados

0


Abandonado: Son muchos más los libros que no he entendido y los que no entendería que los que he abandonado. También yo fallé y fallo con El señor de los anillos (y con Harry Potter). Rayuela fue un penar, aunque disfruté con los personajes y los experimentos no tuve ni la mínima intención de leerlo saltando. Tras la invasión del pijama de franjas azules y blancas, desde el día en que lo terminé lo abandonaría. En general, los libros gordos y densos me dan demasiado respeto como para atreverme a intentar adoptarlos y los cómics de superhéroes no me enganchan.

Adoptado: El árbol rojo, de Shaun Tan. Una joyita cuyas páginas no se pasan, se incorporan. Me gusta pensar en el libro, en el momento en que apareció, en el pez que lo acompañaba y en lo frondoso que puede ser un árbol rojo. En la estantería que no abandonaría, estaría acompañado por libros como Calles de arena, El Quijote y Cien años de soledad, para que apoyados no se caiga ninguno. Dentro de cinco minutos vendrá a mi mente alguno más e intentará empujarlos. No, ya están empezando a empujar. ¡A ver! ¡Orden! ¡De uno en uno!

Texto de Mario Tornillo

domingo, 14 de enero de 2018

viernes, 12 de enero de 2018

Hecatombe

0


Así de amena y entretenida quedó la videoentrevista que le hicimos a Hecatombe Brewing Co. el pasado 28-10-2017. Fue apasionante adentrarse en la creación de las cervezas artesanas, degustar y aprender sobre cada tipo.

Un placer que saciasen nuestro bombardeo/interrogatorio con tan buen rollo :) Os dejamos con la fotogalería y... ¡dale a play!


Entrevista de A. Moreno
Texto, audiovisual y fotografías de Saray Pavón



miércoles, 10 de enero de 2018

Poesía visual

0

Ya estáis acostumbrados a la obra de Beatriz Pavón. Es diseñadora gráfica, artista visual y escritora ocasional; desnuda y abriga tipografías, cartelería, packaging y un largo ectcétera. Ahora quiero compartir con vosotros su acertado juego de caligrafía, minimalismo y selección de algunos versos conocidos (Mario Benedetti, Pablo Neruda, Oliverio Girondo, Alejandra Pizarnik,...) para hace poesía visual. 



Texto: Saray Pavón
Poesía visual: Beatriz Pavón 

lunes, 8 de enero de 2018

Insincero

0

Te odio es lo que te digo que siento...
... la verdad, es que te echo de menos.

Contigo podía ser yo mismo...
me sentía un poeta entre tus labios,
un mendigo entre tus piernas,
un niño entre tus brazos...

Contigo nunca me ha faltado nada...
tocar tu cuerpo era mi mayor placer,
mirarte ha sido mi adicción,
soñar juntos la mejor manera de pasar mi tiempo...

Pero sin duda, lo que más me enamora contigo
es cada segundo... que me siento completo.

Hoy, que nos hemos enfadado, tengo ira hacía ti...
... pero la verdad, es que te echo de menos...

Lola.
Poema de Jesús Paluzo
Imagen de Pixabay

sábado, 6 de enero de 2018

Despertar

0

Hace tiempo (2014) llegaba a Difusionados "Esencias" y "Alma entre almas", dos poemarios inéditos de Francisco Muñoz Soler. Tras encontrar el concepto y formato más adecuado (un libro doble, no el típico portada y contraportada sino: portada, giro y otra portada), trabajarlo (maquetación de Álex Ruíz, ilustraciones de Saray Pavón,...) y presentarlo en Noches del Baratillo (Sevilla) le perdimos la pista (se desplazó a Granada) hasta que un email proponía un videopoema. Fue así como surgió éste "Despertar".


Despertar:

Mi permanente
despertar intempestivo
me recuerda
que soy frágil

que mi destrucción
es inevitable.


Texto de la entrada: Saray Pavón
Vídeo y voz: Saray Pavón (VampiressaHIM).
Actor: A. Moreno
Música: Fragmento de Rutes - Estranyes (El Viatge D'en Kèdar).
Poema: Francisco Muñoz Soler (Del libro doble Esencias y Alma entre almas).


jueves, 4 de enero de 2018

Maestranza

0

Una de los grandes momentos en los que me puedo desplegar a mis anchas es en el comedor del trabajo. Preparo mi mate y mi sánguche1 y me dedico a observar a la gente que ingresa y sale de los vestuarios. Soy uno de los primeros en subir y eso provoca que Laura, la cocinera, me diga que soy su "reloj" que anuncia cuando comienza a subir el personal. Ya me he comido varios reproches cuando me tomo franco2 y ella no, haciendo que se achanche y cuando suben los demás ella no tenga preparado nada y tenga que andar corriendo. En el comedor estaban un par de cajeras y personal de seguridad. No dejé de observar que había migas en mi mesa y no podía sacarme de la cabeza quién habrá subido apenas abrió...

Hoy mis acompañantes de siempre no pudieron venir, franco una e hijo enfermo otra. Dos grandes mujeres que se ganaron mi afecto a fuerza de  tomar mates hace ya mucho tiempo. Ese día subió ella, flaca, de mediana estatura. "More" se llamaba. Cabizbaja, no sacaba la mirada del piso, pidió pan, pidió mermelada... El comedor en silencio, como me gusta a mí.


-Hola More, ¿cómo estás?-Le dije.

-Hola, gordo,-contestó- bien.

-Qué te anda pasando? Te veo triste.

-Nada gordo, un poco cansada.

-Vení a tomar mate conmigo. Dale, que estoy aburrido.

Tomó asiento y le tendí un mate no sin antes advertirle que estaba dulce pero con edulcorante. Ella me comentó que tomaba amargo pero se prendía sin ningún problema. Entre mates tomo un cuchillo partió el pan en dos y untó uno de los lados con mermelada. El comedor empezó a llenarse. Le comenté que me preocupó su cara, No me gusta que la gente no sonría, y me duele saber que hay gente que piensa igual que yo y no lo ejecuta siempre. Ella sonrió, me observó sabia, como pidiendo que la entienda. Sus ojos profundos, negros, bien fuertes; hay historia ahí.

-Estoy resfriada, gordo.

-¿Sí? Bueno, llegás, una buena ducha para sacarse la malaria y al sobre. Masajes trancas, un buen novio que te apapache- le digo mientras tiendo el mate hacia ella-.

-¿Yo?- me dice sonriendo- Puede ser... ¿Sabes qué pasa, gordo? Yo sufrí mucho con mis parejas. Me junté de joven, a los 17 conocí al papá de mi primer hijo, a todos lados lo seguía... A todos. Éramos el uno para el otro. Andábamos por todos lados y no nos cansábamos nunca. Y, bueno... Quedé embarazada y se desapareció los ocho meses....

Corto el regreso del mate y le digo:

-¿En serio?

-Si, gordo. Vino un par de veces a traerme plata, me decía que me amaba... Y nada, tuve sola a mi hijo. Vino a los dos días a decirme que se hacía cargo y luego no lo vi más. Lo odié. Mucho. Así quedé sola con un hijo a los 18 años...

-¿Pero te vinieron a bancar en el hospital? ¿Tu familia? -pregunté absorto-.

-Nadie, ché. Toda mi familia es del oeste, de Liniers. Mira, yo me crié sola, a los catorce me fui de la casa de los que me cuidaban -mientras observaba el piso su mirada tomó un tinte de recuerdos que iban y venían-.


-¿Tus viejos? -corté su rememorando-.

-No, nunca estuve con ellos, yo viví con mis tíos pero déjame, eso no era vida. Andaban en algo sucio, viste.

Y ahí me observó, me dijo todo en la mirada, ¡necesitaba hablar! ¡Necesitaba ser alguien, necesitaba contar! Un oído y un mate, el placer de hablar y escupir todo a quien le tendiera un hilo de paz. Observé la hora. "Qué bien", me dije, “falta para bajar”.

-Mis tíos –continúa- estaban con el negocio de la mercancía. Si no era alguna transacción eran los clientes, si no eran los clientes era la policía reventando la casa... No era vida, pasaba las noches sin dormir. Tiros... A los catorce me fui... Me dije que esto no era la vida que quería.

Frío no, escalofríos en todo el cuerpo cuando escuché eso. Luego felicidad por esos 50 kilos de alma que lucharon por escapar y ser feliz en la vida y ante unos mates con edulcorante.

-Bueno, en fin, cuando me vengo para estos lados con mi hijo es porque limpiaba una casa de por acá cerca y ahí conozco al papá de mis otros dos hijos. Yo siempre dije que nunca lo amé, pero quería tanto que mi hijo tuviera un padre que me convencí de que quería darle una figura a quien seguir y él era bueno con mi hijo. Eso me hacía feliz y lo quería por eso, tanto que le di dos hijos más -señala con el dedo-. Nunca hizo diferencias con ninguno, nunca le dijo "no sos mi hijo" ni nada, los trató a los tres por igual pero bueno... Él era un tiro al aire y yo como una boluda lo seguía y le creía. Hasta que descubrí el engaño. Al principio me lo negó, luego me dijo que sí, que había pasado.

Silencio de mi parte, no podía decir nada. Ella miraba al piso, ese punto me incomodaba, había historia, esos ojos me lo decían.

-Así estuve cuatro años más. Era insoportable,  celaba en todo, decía que porque era su casa tenía que hacer lo que él decía, yo calladita nunca le dije nada, pero él… mujeres, alcohol... De todo. ¡Bueno! -levantó el pulgar-. Conseguí este laburo y me fui. Una de las cosas que me decidió fue que el papá de mi primer hijo me habló por Facebook, preguntó por él y yo le conté como tenía que ser, es su derecho. Y este pelotudo me rompió la boca a trompadas. Fue horrible. Fui con la cara toda reventada a hacer la denuncia. Exclusión, todo. Fue horrible, gordo -su mirada, al piso-. El ambiente se puso horrible, costaba respirar.

La mirada se posó en mis ojos y adiviné que la piel se le puso de gallina, su palma frotó su antebrazo y luego subió a su hombro, si estaba acostada pongo todas mis fichas que se ponía en posición fetal... Debía hablar.

-Tus pibes ¿que hicieron? ¿Te dieron una mano?

-Sí, gordo. En ese momento no estaban pero después se le fueron al humo. Es más, el más chico me acompañó a hacer la denuncia. Y mi ex no quería que me valla, me pedía por favor pero no tenía nada más que hacer. Mis hijos grandes me ayudaron y me fui de ahí. No quiero saber nada con él, mis hijos están bien dicen que él les pide que hablen conmigo, que vuelva con él. Pero a mí no, déjame de joder. No vuelvo más.

Movía la cabeza en negativa a la nada, fruto de una situación que va a odiar el resto de su vida. Flaca, bajita, tomó las riendas de su vida a base de transas3, limpiar casas y maridos que nunca cumplieron su rol como tal. ¿Decime si no es injusta la vida? Un relato lleno de emociones, un segundo en esta inmensa vida en este inmenso mundo. El mate se estaba por acabar. La mente me daba vueltas imaginando algo que solo se vive en carne propia pero no deja de erizarme la piel.

-Terminó mi hora, gordo. Me voy abajo a los baños, me pidió la encargada.

-Uhhh, yo también por escucharte me pasó la hora volando, ché, More. Gracias por tu historia, de verdad.

-No pasa nada gordo –sonrió-. Me voy.

Salió corriendo, sorteando a un grupo de cajeras que ingresaban entre celulares y camisas blancas. Su uniforme azul oscuro se perdió entre las siluetas. Entré al vestuario con la piel de gallina de escuchar una vida que debía ser plasmada en un texto, la lucha por ser alguien digno se da en todo momento y lugar. Se fue a limpiar tapas de inodoro con el ejemplo a cuestas de saber sortear una vida que no se la merece nadie. ¿Cuántas habrán pasado por lo mismo? ¿A cuántas le debió pasar y sus historias fueron parte del anonimato de miles de rostros que tapan la verdad?

Un par de noches después, me acuerdo bien, fue después del día del niño, un lunes creo, alcancé en mi moto a su compañera hasta la parada del colectivo para que pueda llegar rápido a su casa con su hija. Ella, madre soltera por circunstancias de la vida. Le pregunté que le regaló a su hijita y solo me dijo que nada, que no tenía un peso y ella quería algo de "Soy Luna". Me lo dijo mal, no esperaba esa pregunta, el aire entre los cascos, la ruta.

-Bueno, locura, cuando cobres algo le vas a poder dar. Ché, ¿y el papá?

-Nada que le va a regalar si apenas la viene a ver. Creo que ni trabajo tiene. Igual yo la senté y le expliqué, me dio un abrazo fuerte y me dijo que me entendía.

Un par de cuadras adelante bajé de mi moto, la saludé y me fui a mi casa, no sin antes decirle que tenía una hija excelente por entenderla. Ella me saludó sonriendo y se fue.

Noche fría…



1 Sandwich en algunos países de Latinoamérica
2 Día libre
3 Camellos 


Texto de Chango Bastardo
Imagen de Pixabay