sábado, 28 de noviembre de 2020

Piedrahita

0

"Dios hizo el mundo en siete días... y se nota" es un pequeño gran libro de Luis Piedrahita (de formato pequeño y gran contenido). Aquí vas a encontrar humor puro, duro y de todos los colores. Cosas que son tan obvias que por eso mismo no se te han ocurrido pero al leerlas piensas "tiene sentido", otras más rebuscadas pero bien hiladas y mis favoritas: las ideas cruzadas que empiezan, por ejemplo, en un congelador, pasan por un vaso y terminan en un iceberg donde se choca el Titanic. Reflexiones que te harán pasar un buen rato o maldecir el sistema que nos organiza cuando leemos cosas como lo que dice en la contra portada (que es súper potente por otro lado); para que os hagáis una idea comparto el segundo fragmento: Los zapatos y los pies dicen mucho de la economía y la salud moral de este planeta. En este mundo sólo hay dos tipos de países: aquellos en los que hay más pues que zapatos y aquellos en los que hay más zapatos que pies.

jueves, 26 de noviembre de 2020

Guárdamelo

0

Guárdame el dolor
bajo enero.
Guárdamelo
hoy que quiero ser presente y no herida.
Apacíguame el ego
que quiero amarme en libertad,
que quiero amarme sin redundancias.
Guárdamelo tú,
que siempre fuiste la mano izquierda, la rabia en las ojeras,
la cerradura del búnker,
la mirilla en el tanque.
Tú, que amándome a secas, leíste todas mis cartas,
las que no son para ti,
las que no eran para nadie.
Guárdamelo una vez más,
hoy, que el dolor es compartido,
que siento tu abandono por fin como propio, que tengo pulso para escribirte
y no me siento tuya.
Hoy,
que me dedico la culpa
de no quererte siempre
pongo mi nombre como destinataria y remitente.
Voy a dedicarme todo lo que te mereces.


Frase de Alejandra Torrero
Imagen de Pixabay

martes, 24 de noviembre de 2020

Conjuro

0

Conjuro la vida como si fueran versos
rascando en la superficie de las cosas
teniéndome paciencia.                                                                                                   
He dejado de inventar formas de morir
y, en cambio, construyo mosaicos,
aprendo a comer,                                                                                                       
espero escondida tras la puerta
con el ojo puesto en la mirilla del estómago
observando reír a mis hijos.                                                                                           
La habitación ahora está en calma
célibe, a la espera.
Se van marchando todos los iconos
pronto no quedará nada
ni tan siquiera el eco de los gritos
o la furia o el vacío que desprenden las lágrimas.                                                         
Conjuro la vida como si fueran versos
y dejo los besos para cuando toquen,
por ahora prefiero asistir a mi propia epifanía
e ir devorando poco a poco
este tiempo que huele a principio de todo.

Poema de Laura Frost
Imagen de Pixabay

domingo, 22 de noviembre de 2020

Toma en tus manos

0

Toma en tus manos
este jersey tejido en nudos de memoria.
Consérvalo, porque algún día
recordarás las manos desgastadas
que lo tejieron en las noches de tu infancia.
Y no podrás volver. Y tendrás frío
cuando descubras que vivir
a veces es llorar.
Abrígate con el amor que en el jersey está trenzado:
lo que nos quita el tiempo
ha sido el tiempo quien lo ha urdido
en formas misteriosas y sencillas
que hilvanan nuestras vidas a otras tramas.
Es imposible amar fuera del tiempo,
nada infinito hay que se alcance sin su hebra
aunque la hechura de su amor
nos muestre su belleza en sacrificio
sólo al perder a quien más hondo nos ha amado.
No pienses, como Eliot,
que sólo el tiempo vence al tiempo,
porque el tiempo es invencible.
Más bien realiza hazañas cotidianas:
piensa en mamá, aprende a tricotar
tus horas en ofrenda:
-punto de arroz,
ochos perdidos,
espigas que se cruzan
con las agujas de la vida…-

Ponte el jersey
y teje otro jersey para tus hijos.


Poema de Antonio Praena
Imagen de Noemí Villamuza



viernes, 20 de noviembre de 2020

miércoles, 18 de noviembre de 2020