domingo, 24 de marzo de 2019

El cuerpo deshabitado

0

5
Dándose contra los quicios,
contra los árboles.

La luz no le ve, ni el viento,
ni los cristales.
Ya, ni los cristales.

No conoce las ciudades.
No las recuerda.
Va muerto.
Muerto, de pie, por las calles.

No le preguntéis. ¡Prendedle!
No, dejadle.

Sin ojos, sin voz, sin sombra.
Ya, sin sombra.
Invisible para el mundo,
para nadie.


Poema de Rafael Alberti
Imagen de Pixabay



viernes, 22 de marzo de 2019

El Cazador De Dioses - Capítulo 1: El Hallazgo

0



Anteriormente en El Cazador De Dioses...


Una luz roja empezó a parpadear en el radar. El sistema de escaneo automático de la Thaddeus había encontrado algo en las zonas gélidas de la Tierra, y parecía que era aprovechable. De inmediato, la paleontóloga Saima Tyagi informó al capitán Harris, quien se vistió a toda prisa y acudió al laboratorio. Parecía contrariado por la repentina interrupción de lo que fuera que estuviera haciendo en su camarote, pero se le pasó en cuanto descubrió de qué se trataba. Según las lecturas recibidas, un bloque de hielo en una cueva de Alaska albergaba en su interior un ejemplar en buen estado de homo sapiens que databa del pleistoceno. Deslumbrado, el capitán ordenó a la paleontóloga que desenterrara al cavernícola, lo introdujera en una cápsula y lo llevara a bordo de la nave. Le acompañarían Jim Niizaki y el no-humano G-Carl.

El término "no-humano" se usaba para designar a los ciudadanos de la Federación de Planetas que, tal y como sugiere, no formaban parte de nuestra especie. Ese era el caso de G-Carl, descendiente de los gorilas modificados genéticamente que un siglo atrás habían sido usados para trabajar en las minas de Marte (El Planeta de los Simios, como se llegó a conocer popularmente). También se consideraban no-humanos a los androides, y desde luego, la Thaddeus contaba con uno en su tripulación: la mecánica April 9213. Venía de serie con la nave; fue programada expresamente para su mantenimiento y la conocía como si fuera una extensión de sí misma. Podía decirse que lo era.

Por ese motivo, a pesar de la peligrosidad de la misión, Harris prefirió no enviar a la androide. Si moría el hipergorila aún le quedaba otro agente de seguridad, y no sentía ninguna simpatía por Niizaki, el técnico de crio-hibernación. Pero no quería perder a la encargada de supervisar la salud de la nave. Además de ser un valioso activo para la compañía, April tenía otras funciones que el capitán hubiera echado de menos.

Así pues, fueron Tyagi, Niizaki y G-Carl quienes bajaron a la Tierra para recuperar al espécimen. El capitán no dudaba de la profesionalidad de la paleontóloga, y sabía que el gorila ayudaría en todo lo que hiciera falta, pero el técnico de crio-hibernación era impredecible. Aunque se encontraba sobrio, la edad y el alcoholismo lo estaban dejando cada vez más hecho polvo. No obstante, lo necesitaba allí abajo para que programara la cápsula, que también disponía de funciones médicas para asegurar la supervivencia del sujeto conservado, en la que transportarían la preciada carga. Desde el laboratorio, el capitán se sintió aliviado cuando Tyagi le confirmó a través de su comunicador de pulsera que la extracción había sido un éxito, y que no tardaría en recibir en pantalla un diagnóstico preliminar realizado por la máquina de Niizaki. El homínido presentaba signos de asfixia. Había muerto aproximadamente en el año -20.000 tras un derrumbe. Pero el aislamiento y las bajas temperaturas habían mantenido el cuerpo en perfectas condiciones, dada su antigüedad.

Con sólo pulsar un botón, podían reparar sus células y reanimarlo, pero era algo que el capitán de la Thaddeus prohibió terminantemente, y que, como es obvio, ninguno de los tripulantes tenía la más mínima intención de hacer, mucho menos en mitad del espacio. Eso sí, el cavernícola despertaba una inmensa curiosidad, y todos los que no estuvieron presentes cuando fue sacado del hielo quisieron acercarse a contemplarlo una vez dentro de la nave. Ian Harris fue el primero, quería asegurarse de que el cadáver sería útil para la Nascimbene Corp., lo cual le supondría todo un éxito profesional. Tal vez el ascenso a un puesto mucho más cómodo que el de capitán de aquella chatarra flotante, que pasaba más tiempo en el espacio que en suelo firme, y unos honorarios aún más elevado que los que ya recibía. Aquel pobre diablo salvaje y desaliñado que había muerto en el pasado, representaba el símbolo de su reluciente futuro.

Estaba tan ansioso por contactar con la compañía que ni siquiera recurrió a la técnica de comunicaciones. Volvió a su camarote y desde allí, a puerta cerrada, realizó la videollamada al consejo directivo. Poco después, se pasó por el puente de mando y ordenó a los pilotos que pusieran rumbo al sistema Asgard. Natalie Clark y Scott Lewis fijaron la ruta, configuraron la nave en modo automático y, a pesar de no estar solos, se dedicaron una sonrisa pícara el uno al otro. Sabían lo que aquello significaba: fiesta y revolcón. La Thaddeus tenía algo que celebrar.



Novela por entregas de Román Pinazo 
Ilustraciones de Oscar Silvestre

jueves, 21 de marzo de 2019

El Cazador De Dioses - Prólogo

2

Desde el principio de los tiempos hemos contemplado las estrellas con anhelo, deseando alcanzarlas, comprenderlas y conquistarlas. Siempre supimos que ese era nuestro destino. Hasta que un día, así fue.

Tras la terraformación de Marte y el descubrimiento de otros planetas habitables, poco a poco la Tierra quedó abandonada. Aunque de todas formas, la vida allí era cada vez más difícil. Tres siglos de contaminación, radiación y extinciones masivas provocadas por el ser humano habían causado estragos irreparables en la salud del planeta. Cuando quisimos reaccionar, era demasiado tarde.

Pero como suele ocurrir cuando dejamos el nido, nos gusta conservar recuerdos del lugar donde crecimos. Un objeto simbólico, un álbum de fotos o, como era el caso de EarthWorld, un museo viviente.

EarthWorld era un planeta desierto pero habitable del sistema Asgard. Después de instalar una enorme red de vallas magnéticas que dividían su superficie en diecinueve zonas, la compañía Nascimbene Corp. intentó recrear en cada una de ellas los diferentes periodos de la historia natural de la Tierra. Para ello utilizaron el material genético encontrado en diversas exploraciones paleontológicas, realizadas en el antaño conocido como planeta azul. Un colosal parque biológico situado en el mismo sistema de Nuevo Edén, hogar de familias adineradas y aburridas a la caza de nuevas experiencias. Por eso, EarthWorld era un negocio seguro.

La Federación de Planetas autorizaba a la Nascimbene Corp. a clonar cualquier especie animal o vegetal que hubiera existido en la Tierra a lo largo de toda su historia, exceptuando a los homínidos pertenecientes a la cadena evolutiva del homo sapiens. Tampoco estaba permitido, en teoría, clonar humanos actuales. No obstante, existía un vacío legal al respecto. ¿Y si encontraban, no material genético, sino un cadáver conservado en buenas condiciones?

En el año 2178, la ciencia permitía la reparación celular de sujetos fallecidos y su posterior reanimación. En otras palabras: era posible resucitar a los muertos. Sólo era cuestión de tiempo que alguien acabara reanimando al sujeto equivocado.


Nave: Thaddeus

Misión: Búsqueda y recuperación de material genético para ampliar la biodiversidad de EarthWorld.

Destino: Tierra, Sistema Sol

Tripulación: 11 miembros


Nº 1
Nombre: Ian Harris
Rango: 1
Sexo: XY
Edad: 54
Categoría: Humano
Función: Capitán
Comentario personal: Si hay pasta, con eso nos basta.
---------------------------------
Otros datos: Ambicioso en extremo. Problemático.


Nº 2
Nombre: Oli Kruger
Rango: 2
Sexo: Mira la puta foto
Edad: 36
Categoría: Humano
Función: Agente de seguridad
Comentario personal: Obedezco bien las órdenes siempre que no me toquen los cojones.
--------------------------------
Otros datos: Ex-militar. Implantes cibernéticos.


Nº 3
Nombre: G-Carl
Rango: 2
Sexo: Macho
Edad: 27
Categoría: No-humano
Función: Agente de seguridad
Comentario personal: Se me da bien patear culos.
--------------------------------
Otros datos: Hipergorila. Dieta vegana.


Nº 4
Nombre: Natalie Clark
Rango: 3
Sexo: Sólo con mi chico
Edad: 28
Categoría: Humana
Función: Piloto
Comentario personal: Si necesitas una buena piloto, cuenta conmigo. Si buscas algo más, ponte a la cola.
--------------------------------
Otros datos: Primera de su promoción. Dieta vegana.


Nº 5
Nombre: Scott Lewis
Rango: 3
Sexo: Sólo con mi chica
Edad: 26
Categoría: Humano
Función: Co–piloto
Comentario personal: Siempre hay algo en lo que mejorar.
--------------------------------
Otros datos: Involucrado sentimental-mente con Clark.


Nº 6
Nombre: April 9213
Rango: 3
Sexo: El que prefieras
Edad: 5
Categoría: No-humana
Función: Diagnóstico y mantenimiento de la nave
Comentario personal: No me importaría salir de vez en cuando.
--------------------------------
Otros datos: Androide. Función secundaria: MBP.


Nº 7
Nombre: Saima Tyagi
Rango: 4
Sexo: Mujer
Edad: 42
Categoría: Humana
Función: Paleontóloga
Comentario personal: Puede que no sea la mejor, pero sí la que más ama su trabajo.
--------------------------------
Otros datos: Profesional e intuitiva.


Nº 8
Nombre: Jim Niizaki
Rango: 4
Sexo: No desde hace bastante
Edad: 66
Categoría: Humano
Función: Técnico de crio-hibernación
Comentario personal: Como una máquina antigua funciono con combustible, pero funciono bien.
--------------------------------
Otros datos: Problemas con la bebida (sin incidentes graves).


Nº 9
Nombre: Valeria Onatopp
Rango: 4
Sexo: XY
Edad: 21
Categoría: Humana
Función: Técnica de comunicaciones
Comentario personal: (En blanco)
--------------------------------
Otros datos: Sobrina de Ivan Pietrovich.


Nº 10
Nombre: Robert Palmer
Rango: 5
Sexo: XXX
Edad: 45 (+150 años crionizado)
Categoría: Humano
Función: Cocinero
Comentario personal: Ya que no me proporcionan los ingredientes que pido, al menos déjenme cambiar el repertorio musical de la nave.
--------------------------------
Otros datos: Formación obsoleta.


Nº 11
Nombre: Miguel Grijalba
Rango: 5
Sexo: Macho español
Edad: 47
Categoría: Humano
Función: Limpieza y mantenimiento
Comentario personal: Sin pausa pero sin prisa.
--------------------------------
Otros datos: Contactos de interés.


Observaciones: Buen rendimiento hasta la fecha, pero necesario imponer disciplina. Detectadas palabras mal sonantes a la hora de rellenar las autofichas de los empleados. Importante: la casilla de Sexo no es la de Comentario personal.


Novela por entregas de Román Pinazo 
Ilustraciones de Oscar Silvestre


miércoles, 20 de marzo de 2019

Vosotros

0



Vosotros. Los que usáis a Marwan, Andrés Suárez y demás cantautores para bajar las bragas... tened el coraje de jugaros la sangre con palabras propias o al menos estad después a la altura con frases ingeniosas que mantengan ese deseo. Dejad de vendernos mentiras, mentiras y más mentiras.

Texto de Saray Pavón
Foto de Dani Alarcón

lunes, 18 de marzo de 2019

Realeza

0

“¡Dónde se encuentra mi familia!” entra gritando el rey con locura al castillo. Vengo a reclamar por su presencia, sentencia. Los súbditos no saben si contestarle o escapar y nunca volver al castillo para hundirse con la oscura verdad. Se observaban absortos entre ellos hasta que un valiente da un paso adelante: "mi rey, su familia lo espera como lo ha esperado hace ya veinte años, frente a la ventana de la segunda torre". 

El rey queriendo no entender se abre paso entre los plebeyos, que le libran el camino hasta las escaleras. El aire se enrarece mientras el monarca sube escalón por escalón. De pronto su mente se envuelve en sus grandes batallas, en cómo arrasó con cientos de pueblos, las súplicas que no dejó salir de la boca de sus enemigos y como se volvió el ser más poderoso de esas tierras. Los escalones siguen apareciendo y el aire se enrarecía todavía más. El rey siente un peso que le corta el aire. Se deshace de su pesada armadura. Las luces se distancian más y una puerta enorme emerge ante su mirada.

Se detiene, golpea fuertemente buscando contestación y solo se le devuelve silencio. Ya molesto por no entender qué sucede empuja la puerta y en los bordes de esta se deja entrever un poco de luz. Solo la puerta y su respiración llenan la sala de sonido. El rey siente que lo tocan en la espalda. Un clérigo en quien no había reparado, ansioso por ver a los suyos lo estuvo acompañando todo el tiempo. Este le habla: "oh, gran señor ¿de verdad queréis entrar ahí?". "Sí, padre, busco a mi familia: a mi esposa reina de todo lo que observamos y a mi príncipe"

El clérigo suelta el hombro del rey y da un escalón abajo. El rey, sin entender que sucede, entra en la habitación...


Relato de Chango Bastardo
Imagen de Pixabay



sábado, 16 de marzo de 2019