lunes, 27 de febrero de 2017

Por contrato

1

"Igual no te encariñes mucho, con ninguna”, susurran entre los más viejos, "entran oliendo a pis y con el primer sueldo vienen todas re pintadas" y risas.

Madre, soltera, proyecto de luchadora, vas a cambiar tu vida pero al costo de tus nervios, de tus por favores, de tus "ojalas que se me dé", hoy te llamaron te dijeron que te presentes mañana, sonreís, le contás a tu familia, pensás en la ropa que mañana le vas a comprar a tu nene, ese nene que fue fruto de una relación trunca, te presentás, sacan tu individualidad, te ponen un uniforme, con suerte un gafete, si ese día había plata en la empresa, o sino una credencial.

Te dicen que la sonrisa es fundamental que el buen trato y las relaciones son propicias para quedar, te adentras, conocés, estás con los nervios a full, todo son sonrisas todos son saludos. tu lugar de trabajo, sos el festín de los murmullos, un nuevo número a la empresa ha venido, sos carne de cañón, sos parte de un sistema, el esclavista, después del primer día pensás en tu hijo, ese que dejaste con una amiga por que tus viejos ese día no te pudieron bancar.

Pasó la primera semana, pasaste la prueba ya no te sonríen tanto, los clientes entran de a montones, hoy, un viejo que te estudia, que te habla solidario, vos odiás eso, una mamá que te habla sobre las pibas que se embarazan precozmente, un tachero que te hace el juego, un par de nenes que odian a su papa y se lo hacen saber. Las sonrisas dan a notar que si no te subís al tren sos una molestia. ¡¿Por qué? si yo trabajo!

Ya dos meses desde que entraste y sos parte del ganado, dejan entrever que tu tiempo se termina como el litio con su carga, nada personal, solo que es por contrato. Conocés a gente, buscás que te hagan quedarte, por la dignidad, esa que te pintaron cuando entraste.

Te piden cosas, cosas poco dignas, todo sea por trabajar, accedes, te dejas humillar excitándote con un don nadie.

Fuiste carne para regocijo de otro. Muy segura volvés a tu casa, mirás a tu hijo, hoy solo hay que meditar,
Te convencés de que estuvo bien. Pero no dormís, hoy no....

Fin del contrato, buscas tu nombre en la planilla de horarios, te pones contenta porque estás todo el mes.

Hoy tu pequeño dio sus primeros pasos, en tu corto descanso lo observaste por un videíto desde tu asiento en el comedor.

Frente a tu leche fría, y tus galletitas con poco sabor, hace frio, pensás en una campera para él, todos pasan nadie te saluda con el entusiasmo de ayer. “Tendrán frio, como yo, mañana me compro un chaleco color rosa con unos descuentos que vi.

El finde me dieron franco, qué raro.... presentís algo, no sabes qué.

Terminó tu horario de descanso, a trabajar, hoy jornada larga.

"Hola buen día, nos comunicamos de la agencia para decirte que tus servicios en la empresa han finalizado. Tenés que presentarte con la ropa de trabajo, tu sueldo se depositará el primero del mes siguiente, gracias por tus servicios"


Texto de Chango Bastardo
Dibujo (técnica mixta) de Saray Pavón

1 comentario :

  1. La verdad... es una cruda realidad para muchas mujeres.
    Me encantó.

    ResponderEliminar