miércoles, 26 de septiembre de 2018

Life is Strange. Before the storm. Episodio III

0

Casa de los Amber

Podrías haberte saltado el previously, pero no, te has quedado ahí reviviendo el drama. Tras un incómodo silencio, papá empieza a soltar. Chloe se queda, apoya a tu colega. Descubrirás que la verdadera madre de Rachel, Sera, era un peligro para sí misma y para su hija. La típica historia entre el capitán del equipo y la chica más popular. Pero Sera era un poco digamos, alocada y prefería la jeringa. Prepárate porque la historia tiene miga. Recupera el control y mira los mensajes. Todo el mundo os quiere en la fiesta. Pero tienes otra juerga mucho más díver, consolar a tu amiga/rollo/ñam después de toda la mierda que has escuchado. Mira todo lo que quieras antes de subir, ahora tus reflexiones son algo diferentes. Incluso puedes hablar con los suegris. Al final no son tan estirados. Arrepiéntete de hablar con Rose: te va a pedir que le eches un cable. Pero tiene recompensa. Cuando vayas a por la escoba pilla también la camiseta chachi. La conclusión es que Sera tiene más peligro que un tiroteo en un ascensor.

Habitación de Rachel

Tu misión aquí es animarla. Hay mil elementos en la habitación. Cotillea. Junto al portátil tienes una de las dos oportunidades de demostrar tus artes pictóricas. La otra está en tu amado país, cuádrate ante el mapa. Usa la linterna del kit de emergencia para amplificar la intensidad de la lámpara estelar y ve junto a ella. Consigues que se incorpore con tus efectos especiales y que te cuente un rollo sobre las estrellas y no sé qué más. Presta atención, yo ya me he terminado el juego.  En definitiva, os vais a poner a buscar a Sera. Con lo fácil que es ignorar lo que sientes hasta que explotes un día en clase y te pongas a disparar un fusil a lo loco.

Sueño 

¡Venga, más psicotrópicos! Estás en el escenario. Tu padre te lleva en un coche imaginario delante de un público bastante conocido. Disfruta tu viaje. 


En casa – Planta de arriba

Alguien ha registrado tu habitación. Para ser un cuadriculado militar, David es un poco descuidado. Pide ayuda a Frank para encontrar a Sera. Habéis quedado con él en el desguace. Para eso tendrás que ducharte y hacerte con algunas herramientas. Pero antes indaga en el desastre. Mira internet. Blackwell está dividido entre tus fans y las arpías de siempre. Mira la foto junto al globo terrestre y luego haz de las tuyas. Sal de la habitación y deambula por la planta superior. Necesitas agua y jabón, que ya hueles. Pero no sin tu toalla de piratas. Investiga todo el baño. David está colonizando todo. Junto a la toalla para nada infantil está el tinte que te convertirá en un futuro en la tía más guay del universo. También es hora de cambiar de look. Antes de bajar al garaje ve a la habitación de Joyce y adorna ese calendario. Mira también la postal sobre la cómoda: hoy es el día de la madre y tendrás algo de lo que hablar más adelante. Si no quieres saber qué hace mamá por las noches no abras ese cajón… Tarde.

En casa – Planta baja

Admira una bonita escena costumbrista típicamente americana. Parece que mamá es feliz. Saboteémosla. Es broma, si curioseaste bien, podrás felicitarla. Pero no te irás sin aguantar LA CHAPA. Disfruta. Al final podrás elegir entre aceptar su lacrimógena foto o limpiarte… las lágrimas con ella. Es una decisión importante, a juzgar por el icono que te lo va a recordar. Pilla la caja de herramientas y aire.

Desguace

Demuestra que viste todos los episodios de Un manitas en casa. Comprueba todo lo que está mal en esa reliquia y usa las herramientas adecuadas para cada remiendo. Por ejemplo, saca el filtro de combustible y sóplale. Usa la mancha en el capó para plasmar tu arte. Ey, no es tan difícil ser mecánico. En poco tiempo podrás poner ese trozo de chatarra en marcha y dejar flipada a tu amiga. Pero antes, reunión con los chungos del barrio. Todo es normal, con insultos y toda la jerga hasta que Damon saca una navaja que ni Curro Jiménez. A lo que Rachel responde con un tablón súper letal en la jeta. El segundo tablonazo no es tan certero. El tipo le clava la hoja en el brazo. Huid, insensatas, dice Frank mientras trata como puede de contener al navajero.


Hospital
 
Por suerte, la cosa no ha sido tan grave. Solo le ha dañado una arteria. Lo normal un mediodía cualquiera en Arcadia Bay. Cuéntale a tu suegri tu versión de los hechos. Ahora te debe una, le has salvado el culo a su hija. Aparece Steph y te invita a que te pases por su habitación. Ya tienes el control. Ve a la máquina expendedora “fuera de servicio” y no aceptes un no por respuesta. Escudriña todo a tu alrededor. Si tratas de ir al ascensor verás a una pareja de viejos conocidos. ¿Recuerdas los pardillos del parque? ¿La botella de vino? Pues van a ser padres. Un tipo que no sabe qué hacer con una desmayada. Sigue hasta el final de ese pasillo y ameniza ese aburrido tablón de anuncios. Vuelve a la máquina y amortiza tu rotulador. Ve a visitar al deportista. Lo está pasando un poco mal. ¡8 de 10 en el dolorómetro! Si quieres destruirlo más de lo que lo has hecho, róbale el postre. Puede que lo animes si ganas la… ¡BATALLA DIALÉCTICA! Gana y podrás comerte el pudin en su cara y como bonus, firmarle la escayola. Claro que si saliste a detener a Damon será Mikey quien esté en la cama y nada de lo anterior tendrá lugar. Bueno, sí, firmar la escayola del otro, pero no tendrás que ganar ningún concurso de zascas y Drew será más amable contigo. Incluso te pide perdón. Habla si quieres con la suegri antes de entrar en...

Hospital - Habitación de Rachel

Una vez que sale el señor Amber empieza una larga conversación:
    -La culpa es mía.
    -De qué estás hablando.
    -No hice nada.
    -Me salvaste la vida.
    -Ya, pero joder.
    -Busca a mi madre.
    -Descansa. 

Al salir de la habitación está el cansino de Eliot, recordándote no sé qué cosa. No le prestas mucha atención. Tiene pinta, por el tono y las palabras sueltas que llegas a oír, de que se está metiendo donde no le llaman.

Casa de los Amber - Despacho

Es tu momento para demostrar tus dotes de infiltración y espionaje. Mi nombre es Price, Chloe Price. Hay cosas interesantes, otras no tanto. Por ejemplo, una que no lo parecía, resulta ser vital. El trofeo al mejor padre contiene una llave. Vaya con el señor Amber. Con ella puedes abrir el cajón cerrado de la mesa. Pero antes ocúpate de los demás cajones. En el izquierdo del escritorio podrás dejar tu impronta. Vuelve al cajón prohibido. Ahí está toda la manteca colorá. Vaya con el señor Amber: REPRISE. Hay unas cartas que no lo dejan en buen lugar. Además hay un teléfono desde el que “alguien”, llamémoslo D. Merrick, no, mejor Damon M., ha estado chantajeando al fiscal a cambio de mantener a Sera lejos de sus vidas. Tendrás que destruir unas pruebas que lo incriminan. Y por si no fuera poco, desvelarle el nombre del soplón que lo enmarronó. Vuelve a aquellos archivos que antes solo podías mirar de reojo. Es el calvo de las camisetas, fijo, míralo, Gerald Nosecuántos, no trama nada bueno. Vaya, a veces las apariencias engañan. El verdadero soplón es Thunder, con lo bien que nos caía. Pero nada es suficiente para Damon. Quiere pasta y quiere pruebas de que la tienes. Vuelve a las estanterías y comprueba qué hay de raro. Serrín. Esos libros son de coña. Detrás está el dinero, muéstraselo y él hará lo propio con una foto de Sera atada a una silla. Queda con él y llévale lo que quiere. Buen trabajo. Pero, oh, un cansino. Eliot te ha seguido y tiene un sermón para ti. El chaval está bastante reventado de la cabeza, algo obsesionado contigo. Deberías dejar de ser tan guay. Trata de evitarlo. Llegarás al móvil y podrás contactar con el 911 sin que se dé cuenta. Comienza un desafío de improperios. Si no lo ganas, siempre queda la violencia y el vandalismo. Romperás una ventana con aquel trofeo de pega y saltará la alarma. Huye, perturbado Pepito Grillo de los coj… Huye tú también, por si… Si lo ganas, estará tan confiado que se ofrecerá para hablar con la pasma, momento de guardia baja que aprovecharás para girar el pomo y hacer que suene la alarma. Adiós, pringao.

Bosque quemado

Que tengas una camioneta no significa que sepas conducir. Te lo dejamos pasar porque estás sometida a mucho estrés. Como lo de hablar con tu padre muerto. Parece que él es el más sensato aquí. 


Antiguo aserradero

El mejor sitio para un desenlace desagradable. Donde todo empezó. Oh, mira, es la caravana de Frank. Hay una mancha de sangre, pero ni rastro del camello. Estás dentro. Mira a tu alrededor. Mucha porquería, pero también un cuchillo. Podría venirte bien. Puede que sea algo inoportuno, pero también podrás demostrar tus habilidades pictóricas retirando la plancha de metal. Hay una pintada de Damon. No mola, acaba con ella con el cuchillo. Oye la conversación a hurtadillas. Aquello de “mantener a Sera lejos de sus vidas” implicaba quitarle la suya. VAYA CON EL SEÑOR AMBER: ENCORE. Damon es solo un mandado, pero es que es un puto psicópata mandado. Por suerte aparece Frank, que es un camello, pero no un puto camello. Siéntate frente a Sera cuando recobres el conocimiento y disfruta del drama. Sí, sí, estáis a salvo, Sera se va, pero el marrón que te deja no es chico. Volverás con Rachel y tendrás que elegir entre contárselo todo u ocultarle la verdad sobre los chanchullos mafiosos de su papa. Deja a la chiquilla tranquila, que viva una mentira y siga siendo feliz en esa casa de la vergüenza, claro que sí, con el padre y la mujer florero del año. Podrías hacer eso. O podrías soltarle la bomba, abrirle del todo los ojos y protegerla sin matar o hacer que maten a nadie. Eso significaría la destrucción de esa pequeña familia de atrezzo. Eso sí, si quieres que Rachel vea a su madre y no elegiste el brazalete porque eres una hija de la anarquía y los tatuajes son tu pasión, o bien te dejaste llevar por querer pensar siempre en lo único y preferiste un beso, durante esa conversación tendrás que dar las siguientes respuestas:

“Sabes cómo me llamo"
"¿Saber sobre qué?"
"No entiendo"
"Ella tiene derecho a conocerte"
"Igual que todo el mundo"
"Perdí a mi padre"
"Rachel te necesita"
"Pensé que mi papá era perfecto"
"¿No quieres verla?"
"No te vayas"
Disfruta de todas las secuencias finales posibles según las cosas que hayas decidido a lo largo de esta aventura familiar made in Sobremesa de Antena 3. Lo más importante es que Rachel y tú seguís siendo la pareja del momento y hacéis cosas muy badass, very edgy, ultra cool. Ey, que el juego me ha gustado, pero a veces soy así de destroyer sin motivos.

¡CRÉDITOS!

Mierda. ¿Os suena ese archivador rojo? :(


Y hasta aquí esta especie de Life is strage: Origins. Ha resultado agradable y conecta a la vez que termina de construir unos personajes que podían resultarnos enigmáticos. Es una buena forma de expandir la historia del primer juego y la verdad es que le da bastante sentido a muchas incógnitas. Como juego, correcto, entretenido, con una banda sonora a la altura y algunos momentos bastante tensos y logrados. Pero, y esto es opinión personal, le falta algo, y no, no me refiero al rebobinado neuronal de Max. La trama del primero me parece mucho más profunda, más arriesgada y menos simple. Que sí, que el poder de Max hace bastante por elevar la calidad, que el momentazo en el que se detiene el tiempo y las gotas de lluvia en el campus merece la pena gastarse la pasta en los cinco episodios, ¡pues claro! Y no. Este Before the storm lo entiendo más como un DLC que como juego per se. Un complemento bastante jugoso para terminar de completar ese pequeño universo que se concentra en Arcadia Bay.

Te quedas con la sensación de que algo habrás hecho mal por el camino, ¿verdad? No te preocupes, si quieres empezar de nuevo, aquí tienes Nuestras Decisiones, Episodio 1, Episodio 2 y Episodio 3

Guía realizada por A. Moreno y Saray Pavón
Imágenes extraídas del juego: Life is strange, before the storm

0 críticas :

Publicar un comentario