miércoles, 5 de junio de 2019

Reseña de Good Omens (serie de TV), sin spoilers

0


Good Omens: The Nice and Accurate Prophecies of Agnes Nutter, Witch (Buenos presagios: Las buenas y acertadas profecías de Agnes la Chalada) es una novela de 1990 escrita conjuntamente por Terry Pratchett y Neil Gaiman. Sus protagonistas son el ángel Azirafel (antiguo guardián de la puerta este del Edén) y el demonio Crowley (originalmente Crawley, la serpiente que tentó a Eva). Ambos llevan en el mundo desde el principio y están muy cómodos con su vida terrenal. Por desgracia para ambos llega el Apocalipsis, por lo que tendrán que despedirse de su apacible existencia en la Tierra. Deciden llevar a cabo un plan para "posponer" el fin de los días. Quien lo desatará será El Adversario, el Destructor de Reyes, el Ángel del Pozo sin Fondo, Vástago de Satán y unos cuantos títulos más; el hijo de Lucifer, el Anticristo, entregado a Crowley para dar el cambiazo y colarlo en la familia de un poderoso político. El plan de ángel y demonio es tutelar al Anticristo y evitar que este cause el Armageddon.

La novela iba a tener una secuela, pero la muerte de Terry Pratchett en 2015 chafó esa posibilidad. En el aire estaba el hacer una película, opción que sigue por ahí revoloteando. Una carta póstuma de Pratchett a Gaiman animó a este último para que continuase con la adaptación al celuloide con el material de la primera novela y lo que habían escrito de la segunda. A principios de 2017 se anunció la serie, la cual sería emitida en Amazon Video y en la cadena BBC 2.

La serie consta de 6 episodios siendo Azirafel interpretado por Michael Sheen y Crowley por David Tennant. Hay personajes secundarios que iban a aparecer en la segunda novela pero que en la serie toman más protagonismo. Por ejemplo el arcángel Gabriel, que de ser sólo mencionado en la novela aparece en la serie como líder de las fuerzas del Cielo en lugar del Metatron (si, ese de aquella película). Eso y otros detalles es por deseo de Gaiman al incorporar elementos de la inacabada segunda novela a la serie. Aún así la crítica pone como punto negativo que la serie es demasiado fiel al libro, lo cual agradezco. Estoy cansado de que las adaptaciones se alejen tanto del concepto original que sean directamente una obra totalmente distinta. En algunos casos, como Trigun, salen bien, pero mi percepción es que suelen salir mal. ¿Desanima una adaptación fiel de una novela a leerla? No. Si la adaptación a película o serie gusta al espectador este encontrará una mayor riqueza de detalles en la novela.

La duración de los episodios ronda los 50 minutos, con la excepción del primero que dura 30 y sirve de introducción. Desde el primer momento rompe los esquemas mostrando una Cosmogonía totalmente diferente a la que uno pudiera esperarse. La Todopoderosa creó el Cielo y la Tierra en una época mucho más reciente de lo que la Humanidad cree aunque cierto clérigo casi acertó (se equivocó en 13 minutos). Lo de los fósiles de dinosaurio es una broma divina que aún no hemos pillado. Las bromas continúan desfilando a medida que se va desarrollando la trama, como que el coche de Crowley, un Bentley de 1926, convierte cualquier cinta que se mete en su radio en Best of Queen pasados 15 días o que tiene las plantas más hermosas de todo Londres... y las más aterrorizadas.

En ningún momento la serie deja hueco para el aburrimiento. Al principio del episodio 3 se da un repaso por la Historia mostrando los momentos en los que Azirafel y Crowley habían coincidido y cómo se había ido forjando su amistad. Pensé que iba a ser un tostón para complementar la serie y si bien esa parte del episodio no es realmente obligatoria, no incluye ningún dato vital para el desarrollo de la trama, sí que resulta entretenida y ayuda a entender mejor la extraña química entre ángel y demonio.

El argumento en sí es bastante sencillo, no tiene complicados plot twists que se saquen de la nada sino que se ve venir por donde van a ir los derroteros. Las profecías de Agnes ayudan mucho en eso. Los personajes tienen una pista de lo que deben hacer y no dudan en leerlas en voz alta para que el espectador también lo sepa. El Armageddon en sí está previsto y todo el caos que se desata no pilla por sorpresa ni a ángeles ni demonios. Todo va acorde al Gran Plan. Lo que ellos no saben...

Good Omens es una historia de traición. No había ángeles y demonios, sino sólo ángeles hasta que se rebelaron. Entonces unos se convirtieron en los buenos y otros en los malos pero su origen era el mismo, hecho que Azirafel le recuerda a Crowley de tanto en tanto. Al principio, en el Edén, Crowley (Crawley por aquellos días) se preguntaba si no había hecho algo bueno al tentar a Eva, y Azirafel se preguntaba lo contrario. La distinción entre bien y mal es confusa, sobre todo para ellos que son los que más tiempo han pasado en la Tierra, tratando con los humanos. Estos no ven el mundo en absolutos, en blancos o negros como lo hacen los ángeles y los demonios. Azirafel y Crowley no desean el fin de los días, no sólo por sus deseos egoístas de seguir disfrutando de sus vidas terrenales sino por que han pasado tantos milenios con los humanos que, a pesar de la naturaleza y tendencias instintivas de cada uno, se han humanizado un poco, lo suficiente como para no desear la destrucción de la Humanidad, o al menos no tan pronto. Eso les lleva a la traición, a hacer justo lo contrario de lo que sus respectivos bandos esperan de ellos pues no pertenecen ni a uno ni a otro. Ellos son su propio bando de dos.


La serie es muy divertida con situaciones que rozan el absurdo, pero sin alcanzarlo. No es una película de Leslie Nielsen. No hay ningún apartado en lo estético o musical que me haya llamado la atención en negativo sino más lo contrario. Hay alguna que otra referencia a Doctor Who (tanto Tennant como Sheen trabajaron en la serie) así como a Star Wars, por citar un par de ejemplos. Como único punto negativo diré que se abusa un poco del narrador, la Todopoderosa, aunque de eso no me di cuenta hasta casi el final e incluso me dio por pensar que Frances McDormand (la actriz que le da voz) puede que sea quien más líneas de guión tiene de toda la serie después de los dos protagonistas (y no sé quedaría muy lejos de ellos).


Ahora bien, ¿cómo se puede ver esta serie?
La están emitiendo semanalmente en BBC 2 desde el viernes 31 de mayo. La BBC tiene un reproductor web pero está limitado. Sólo funciona si estás en suelo inglés. Se puede usar un proxy (puede que el integrado de Opera funcione, no lo he probado) u otras webs pero no lo recomiendo por seguridad.
Se puede ver ya entera en Amazon Prime Video. Si no tenéis Prime podéis daros de alta y tener un mes de prueba gratis, tiempo más que de sobra para ver esa serie y cualquier otra que os interese. Si ya habéis gastado ese mes de prueba podéis pedir a un familiar o un amigo que lo active y la veis en compañía.

Recomendación final: Prime Video permite verla en múltiples idiomas con múltiples subtítulos. Ponedla en audio inglés y subtítulos inglés. Si os perdéis por algunas expresiones cambiad los subtítulos a español. El audio por favor no. He visto varias escenas en las que Crowley demuestra el mal genio demoniaco que tiene en ambos idiomas y pierde muchísimo en el doblaje español.

¡Disfrutadla y sed malos! 😎


Texto Álex Ruiz
Imágenes Good Omens

0 críticas :

Publicar un comentario