lunes, 26 de julio de 2021

La piedra

0


La piedra, plana por un lado y ligeramente abombada por el otro y tres picos que hacían que se acoplara a su mano como un guante. Era perfecta.

Su padre le había explicado la ciencia de aquello dos días atrás cuando habían llegado a la zona del lago donde acamparían por primera vez y él, con ocho años recién cumplidos, lo había pillado a la perfección, pero la piedra nunca era la idónea.

Ahora, por fin, la había encontrado y estaba deseando tirarla…

“Papá” gritó hacia el campamento. “Papá, he encontrado una piedra genial, va a dar por lo menos seis botes antes de hundirse”.

Ya se lo contaría. Apoyó bien los pies, giró el cuerpo y lanzó el brazo hacia adelante. En el momento justo soltó la piedra.

Fue un lanzamiento perfecto.

El primer bote fue a seis metros de él. El segundo…
A su padre le encantaba bucear. 

Texto de Migue Carrión
Imagen de www.pixabay.com

sábado, 24 de julio de 2021

Bajo este Sol que me ofende

0

Debajo de un TABÚ hayalgún grano adolescente que no se curó bien,
una cicatriz que no se admite por orgullo,
miedo a crecer y dejar atrás un poder que ya no vale
(mi derecho a ser alimentado porque lloro fuerte).

Sosteniendo los TABÚS está
la espalda de callados y calladas,
apaleados por la osadía de no haber cometido crimen ninguno,
pagando justos presentes por pecadores ancestrales,
aguantando el miedo de adquirir ojos de esclavos,
de perros negros limpiacuadras para aquellos que llegaron a la cima
con los tabús como escalera.

Debajo de un TABÚ hayuna víctima que
ya no es víctima sino
otra cosa
que crea víctimas nuevas que
ahora nadie cura.


Texto de Chema Villalba
Ilustración para nada perturbadora de Saray Pavón

jueves, 22 de julio de 2021

Reseña de Libro huérfano

0

Carmen Aliaga, según lo han calificado otros autores, nos trae un pequeño diamante: treinta y cuatro poemas sin títulos, identificados por la letra roja de la primera palabra que abre el verso. Desde el mismísimo título, Libro huérfano es una bella metáfora que se despereza, abre los ojos para iniciar su tránsito con un poema que puede servir tanto de prólogo como de epílogo; en él, a ráfagas, nos dice: Salir del sueño / …abandonar / … exponerse abierto… / soñar ya no me pertenece… y lo cierra con contundencia: Los motores registran mi no velocidad. Te introducen en la esencia del poemario: Sueño, Infinitud espiritual, Introspectiva, Acercamiento, Huida y Pérdida buscándose la autora en la ausencia de sí misma, en el no reconocimiento, en la no pertenencia de este mundo cuanto menos feamente ruidoso y la quietud del abandono a la velocidad del tiempo inevitable, como inevitable es el paso del tiempo.

Un libro de una inmensa profundidad. Vértigo se siente en algunos poemas, en otros la huida, el vacío o el escapismo la sitúan más allá de ella misma, en la soledad del desamparo; soledad en la que se percibe una mezcla de rabia y de inconformismo y a la vez aceptación, (permítanme el oxímoron), aderezado con cierta melancolía y claros soplos de nostalgia. Más que existencialismo, casi metafísico dijo el poeta Alonso de Molina, misterioso, doloroso muchas veces en esa permanente lucha o conflicto de lo real con lo fatal, con lo ineludible.

Libro huérfano se divide en tres partes bien hilvanadas: I Gestación, II Alumbramiento y III Orfandad. Arropadas por el poético canto de la autora, por lo trascendente, la evocación de los recuerdos, por una construcción casi idílica de sueños y aspiraciones, por las propias vivencias y la sonoridad que sus huellas van dejando en vida.

Gestación, parece lógico, es la parte más optimista y más amable: inicia el vuelo con una cita de Chantal Millard que dice: Heme aquí creyendo, queriendo creer. Sugiere pues la autora que a ella le gustaría creer en el Mundo en el que vive. Y nos cuenta: “Amo sus esqueletos… / su corazón en carne viva / su sangre fresca […] Esa pequeña vértebra que me une al Mundo”. En otro poema dice: “No existe ningún viaje comparable /La tentación primera / La gran valla publicitaria de la vida". Pura gestación queriendo crecer. Pura rebeldía al no reconocerse ante la hostilidad que nos rodea, al que solo se siente unida por esa pequeña vértebra. Más adelante Carmen nos regala metafóricas imágenes con sabor a aspiraciones sinestésicas y nos dice “Yo ensanché mi caudal / Palpar la consistencia / del aroma que vuela [...] Los soles de su boca / la silvestre frambuesa de la espera”. Con otro brillo la poeta nos eleva con el “prodigioso vuelo del colibrí”.

 

En Alumbramiento, para situarnos en la escena nos dice: “Entonces / todo era miedo / incluso la pureza”. Van apareciendo sobre los raíles por donde transitan sus once poemas, el dolor presente en cada parto, como la permanente confrontación entre realidad y deseo (aprovechando a Cernuda) o la fatalidad de lo inevitable: nacer, crecer, morir; que con ese estilo tan personal que tiene la pluma de la poeta, nos lo expresa de forma mucho más soñadora afirmando: “fruta que se desploma / hueso que vuelve a la tierra [...] prematuras agujas donde enhebran alternos / los invisibles hilos de la luz”. Para ello ha tenido que “Atravesar el aire / y las locomotoras / como un dragón enorme / como en la Historia Interminable”. Y como en un gran impulso poético, nos cuenta de "cabalgar de ríos que se derraman, caóticos caballos, desde casi la muerte, de ruedas de molinos, de estrella que se estrella" y otras figuras poéticas, de intuición bien afinada, desatan nuevamente los vuelos emocionales del lector.

 

Nos zambullimos en Orfandad con estos versos: “Esto no es más que una zona de selva. / Vieja tierra de nadie / donde habitan / caníbales”. Podríamos entender esta orfandad como esa lucha continua que supone el existir. La muerte de los días pasados sin los cuales no serían posibles ni los presente ni los futuros.

Pero afortunadamente, este poemario admite innumerables interpretaciones: un sesudo recuento de la dicha o tragedia de los sucesos cotidianos... La poeta lanza el dardo, acercándonos a ese punto de mira donde las personas no se reconocen en el entorno donde habitan. Carmen saca toda la artillería del ingente poder del verso: A la altura precisa [...] la dinamita estalla”. “Los perros salivan / al oler mi corazón”. “Queda declarado / el estado de sitio”.

Nos derrama la verdad de una forma directa, pero bellamente enrocada en el propio lenguaje para que sea el lector el que deduzca e interprete sus luces y sus sombras al desplegárseles las incansables alas de las emociones; buena poesía por tanto. Libro huérfano se alimenta de imágenes poéticas y es atemporal, universal, concreto, sintético, sorpresivo, insinuante, emocionante, rítmico y cuyo hilo conductor es el viejo, acertado y consabido postulado poético y filosófico del paso del tiempo por la vida.

Año: 2017
Editorial: Olifante Ediciones de Poesía, vol. 75 de Papeles de Trasmoz.
Nº de páginas: 60
PVP: 10€

Texto de Aborojuan
Imagen de la portada cortesía de la editorial

martes, 20 de julio de 2021

La memoria de las cañerías

0

No recuerdo si me sorprendió más el hecho de que fuera algo vivo o que hubiera salido del desagüe del lavabo, pero lo cierto es que me quedé pasmado un rato viendo cómo ese pedacito de carne parecía respirar y retorcerse inten-tando decirme algo. Como no sabía qué hacer ni cómo manipularlo, usé un recipiente de cristal como repentina sala de curas. Lo observaba expandirse y contraerse, sangrando a veces y reabsorbiendo el líquido enseguida, palpi-tando sin descanso y volteándose de vez en cuando.


El siguiente trozo tardó una semana en salir. Nada más colocarlo junto al otro, se acercaron y se fueron uniendo muy despacio, como una herida que se cierra, hasta que al cabo de las horas solo quedó una cicatriz. Los fragmentos de ser siguieron saliendo y tuve que desechar el recipiente. Llegó un momento, cuando ya ocupaba una superfi-cie comparable a una pata de jamón, que tuve que plantearme dejarle un espacio más apropiado. Extendí un plás-tico grande sobre la cama de invitados y cerré ese cuarto a las visitas.

Perdí la cuenta de los meses, pero cada vez se parecía más a una persona. Cuando tuvo el primer brazo, lo levantó con esfuerzo y me señaló. En aquel momento dudé entre un gesto de amenaza o advertencia. No sin repugnancia empecé a encontrarle, conforme se iba armando su cara, una semejanza conmigo, pero no es menos cierto que en ese estado podría parecerse a cualquiera. A menudo me señalaba con el dedo, a lo que acabé por acostumbrarme.

En todo este tiempo, a mi mujer no le había contado nada, solo que estaba reformando el cuarto de invitados y era peligroso entrar. Su falta de curiosidad natural, extraña en una mujer, la mantuvo alejada del misterioso convaleciente.

El día que por fin adquirió una mirada lo supe sin dudas: era yo, o lo fui sabe Dios cómo. Tuve el dilema que siempre se tiene cuando uno se encuentra consigo mismo, pero no fui capaz de tomar ninguna determinación valiente. Tan solo me seguí atendiendo, en espera de que aquello acabara más o menos como había empezado.

Poco después vinieron las primeras palabras, más bien un hilito de voz tembloroso y repugnante que sonaba a cosas sueltas y colgantes. Creí entender pala y ella. Lo dijo (lo dije) sin cesar durante varios días, hasta que una tarde en la que estaba tomando un baño relajante, no vi entrar a mi mujer con una pala y machacarme la cabeza, mi sangre y su memoria yéndose gota a gota por las cañerías pacientes.

Texto de Eduardo Martos
Montaje fotochopero de Antonio Moreno con imágenes de www.pixabay.com

 

domingo, 18 de julio de 2021

Más, por favor

0

Creo que en cada film podemos encontrar similitudes con algún/os personaje/s y extraer moralejas, frases o diálogos que nos abran los ojos de par en par (aunque ya sabéis el refrán de 'Nadie escarmienta en cabeza ajena'). Las cosas que vivimos nos marcan y nos hacen ser como somos pero digamos que pienso que de vez en cuando debemos decirnos "¡despierta!", "¡cambia eso!" (aunque no sea fácil). Por eso me gustó un diálogo de más por favor, porque si nosotros le sonreímos al mundo es más sencillo que nos encontremos una sonrisa de vuelta que si vamos de ceño fruncido. 
 
«-¿Hacías deporte de pequeño? 
-Sí. 
-¿No te decían continúa? Pasara lo que pasara. Daba igual si tenías un ojo colgando. El entrenador te decía "venga chaval, sigue adelante". 
-Sí. 
-Algunas veces me había hecho daño de verdad, pero el simple hecho de seguir adelante era como una forma de curarme. Funcionaba. Hay que tirar para adelante. (...)»
Texto de Saray Pavón
Imagen perteneciente e la carátula de la peli Happythankyoumoreplease

viernes, 16 de julio de 2021

Mi padre lucía junto al omóplato

0

Para Felipe Zapico

Mi padre lucía junto al omóplato
una esquirla de metralla.
Apenas un niño cuando los aviones
atacaron al ganado que cuidaba
y que nunca sirvió de suministro
para los soldados republicanos.

De pequeña yo jugaba con ella
la desplazaba unos milímetros
con mi dedo omnipotente.
Y al tocarla escuchaba los aviones
veía a los terneros reventados
-el terror en sus ojos suplicantes-
y un niño al que la muerte
marca con su hierro.

Mi padre cargaba en sus espaldas
una guerra que no terminó nunca.


Poema de Ana Pérez Cañamares
Imagen de Javier Infante (ilustrador)


miércoles, 14 de julio de 2021

Street Spirit (fade out)

0

Si leíste el nº1 de La i Revista sabes que me apasiona Radiohead, sino... queda dicho. No puedo evitarlo, dentro de mí cada vértebra baila o se ovilla mientras resuena alguna de sus melodías. Hoy me acurruco en posición fetal porque bajo mis ojos: Street Spirit (fade out) es la canción más desgarradora de este grupo.

Sin embargo el estudio que hizo Charlie Thompson, para sacar un TopTen de las más amargas, calculó la valencia (a mayor puntuación más positivas) de las canciones con Spotify y para las letras utilizó Genius. Quedando así la lista:

10. Videotape (In Rainbows, 2007)
9. Tinker tailor soldier sailor rich man poor man thief (A Moon Shaped Pool, 2016)
8. High and Dry (The Bends, 1995)
7. Dollars & Cents (Amnesiac, 2001)
6. Exit Music (For a Film) (OK Computer, 1997)
5. Pyramid Song (Amnesiac, 2001)
4. Let Down (OK Computer, 1997)
3. Motion picture soundtrack (Kid A, 2000)
2. Give up the ghost (The king of Limbs, 2011)
1. True love waits (A moon shaped pool, 2016)

Según ese estudio Street Spirit (fade out) se posiciona en un 29.71, pero vuelvo a la carga. Thom Yorke dijo sobre ella: “Nuestras canciones más tristes tienen en algún lugar, al menos, un tenue asomo de resolución. Street Spirit no tiene resolución, es el túnel oscuro sin luz al final. […] Por eso la tocamos hacia el final de nuestros conciertos; me drena, sacude y duele […] cada vez que la toco, mirando a miles de personas aclamando y sonriendo, inconscientes de la tragedia de su significado, como cuando vas a sacrificar a tu perro y él va meneando la cola en el camino.” Su letra es un agujero negro que te absorbe.

En mi caso: al caer y vaciarme, no me sepulto con las piedras de la tristeza sino que, paradójicamente, me vuelvo más fuerte y feliz. Será una especie de catarsis. Un darte cuenta de lo efímero y que sirva para acallar miedos. Por eso mismo la quiero compartir con vosotros.
Street Spirit (fade out)
Rows of houses, all bearing down on me
I can feel their blue hands touching me
All these things into position
All these things we'll one day swallow whole
And fade out again and fade out

This machine will, will not communicate
These thoughts and the strain I am under
Be a world child, form a circle
Before we all go under
And fade out again and fade out again

Cracked eggs, dead birds
Scream as they fight for life
I can feel death, can see its beady eyes
All these things into position
All these things we'll one day swallow whole
And fade out again and fade out again

Immerse your soul in love
Immerse your soul in love
El espíritu de la calle (se desvanece)
Hileras de casas se deshacen sobre mí,
puedo sentir sus tristes manos tocándome.
Todas estas cosas en su lugar,
todas estas cosas un día engullirán todo
y desapareceremos de nuevo. Y nos desvaneceremos.

Esta máquina no transmitirá
los pensamientos y la presión que soporto.
Se un chico de mundo, forma un círculo,
antes de que todos sucumbamos
y desaparezcamos de nuevo. Y nos desvanezcamos de nuevo.

Huevos rotos, pájaros muertos
gritando como si luchasen por la vida.
Puedo sentir la muerte, ver sus ojos atentos.
Todas estas cosas en su lugar,
todas estas cosas un día engullirán todo
y desapareceremos de nuevo. Y nos desvaneceremos.

Sumérgete en amor.
Sumérgete en amor.


Texto y traducción de Saray Pavón
Imagen de mowalls.net



lunes, 12 de julio de 2021

Pequeñas sediciones

0


Hay tanta gente sola

seria perdida mustia
emborbonada
que sueña que sucumbe

gente que se detiene
en los semáforos
y hojea –es un decir–
revistas de países
a los que nunca irá

ánimas solitarias cuerpos solos
con tedio se masturban y a menudo
piensan en el pasado

lejos de ser felices se conforman
con la mención de la felicidad

están al día de todas las noticias
de todas las canciones
los libros las películas

son buenos anfitriones y organizan
cenas con compañeros de trabajo
en pisos de alquiler

recogen entre todos
la mesa
tristemente

después vuelven a casa
y así viven

todos creen merecer algo mejor


‍‍
Poema de Javier Vela
Imagen de Noemí Villamuza


sábado, 10 de julio de 2021

jueves, 8 de julio de 2021

Todo es ficción

0



Así empieza "El ministerio del Dolor" de Dubravka Ugrešić, con una nota que nos advierte que la novela es ficción: narradora, historia, situaciones y personajes. No logro recordar dónde leí un fragmento de este libro ni cuál es o si me lo recomendaron pero lo tenía apuntado en una lista que este año he ido descargando de títulos. Y de repente aquí me encuentro marcando con papelitos fragmentos que leeré en un programa de radio.
 
Septiembre es un mes dual. Todo comienza cuando se acaba el aplatanamiento del verano pero a la vez el frío cobija el corazón, como esta novela con ese título que cuando se nos desvela a qué se refiere nos sorprende porque igual en nuestra cabeza nos estábamos haciendo una historia paralela (ya que hay muchos refugiados de guerra).

Allí, donde "ninguna historia era lo bastante personal ni lo bastante conmovedora, porque ya la muerte no conmovía a nadie" se va fraguando una soledad compartida de la que no podrás escapar. Os dejo varios fragmentos leídos por mí para que os hagáis una idea de lo que vais a encontrar:
 

http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_4646638_1.html
http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_4647889_1.html
http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_4650624_1.html
http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_4650639_1.html

Reseña de Saray Pavón

martes, 6 de julio de 2021

S. y el principito

0



Cuando me estoy haciendo mayor… desde mi estantería, comienza El Principito a repetirme la misma pregunta (él nunca deja de formular una hasta que no se le responde), no entiende que no tenga a mi amapola protegida por una urna o que actúe como un adulto. Trato de calmarlo y le digo que el segundo dibujo es una boa que se ha comido a un elefante.

Al principio me molestaba que interfiriese en mis días sin previo aviso, pero ayer me pinté las uñas monocromáticamente a modo de invitación (necesitaba una de esas conversaciones sobre las cosas que están ahí y dejamos de contemplar al crecer). Me soltó con tono grave que estaba envejeciendo. No le di importancia (como un adulto cuando un niño le confiesa sus pensamientos), luego... se convirtió en la tarea primordial a resolver. Tenía razón.

Me da miedo percibir sólo el eco de su voz por eso lo releo cada cierto tiempo. Esa acción me limpia el cerebro de baobabs, espanta mis puestas de Sol y me recuerda que está tan sólo a una llamada de mí, a varias estrellas y una migración de pájaros salvajes.

El reloj marcaba las 2:11 a.m., preparé un vaso de leche (él es como si nunca tuviese hambre ni sed), me reveló el secreto de su zorro domesticado (“lo esencial es invisible a los ojos”) y entre juegos recuperé mi espontaneidad y las horas pasaron -lo noté en mis parpados- y volví a quedarme dormida a la orilla de mi pupitre. Entonces él, en silencio, apagó la luz, besó mi pelo y me susurró al oído esa frase que tanto me gusta (“Yo, si tuviera esos cincuenta y tres minutos para gastar, andaría despacito hacia una fuente...”) y llegó hasta mi sueño, en donde nos encontramos y reímos de esa forma tan única de la que sólo nosotros sabemos reír.
 
 
Texto  de Saray Pavón 
Imagen de Antoine Saint-Exupéry 

domingo, 4 de julio de 2021

Summa vitae

0

De todo lo que amé en días inconstantes 
ya sólo van quedando 
rastros,
marañas,
conjeturas,
pistas dudosas, vagas informaciones: 
por ejemplo, la lluvia en la lucerna 
de un cuarto triste de París, 
la sombra rosa de los flamboyanes 
engalanando a franjas la casa familiar de Camagüey, 
aquellos taciturnos rastros de Babilonia 
junto a los suntuosos barrizales del Éufrates, 
un arcaico crepúsculo en las Islas Galápagos, 
los prolijos fantasmas 
de un memorable lupanar de Cádiz, 
una mañana sin errores 
ante la tumba de Ibn' Arabi en un suburbio de Damasco, 
el cuerpo de Manuela tendido entre los juncos de Doñana, 
aquel café de Bogotá 
donde iba a menudo con amigos que han muerto, 
la gimiente tirantez del velamen 
en la bordada previa a aquel primer naufragio... 

Cosas así de simples y soberbias. 

Pero de todo eso
¿qué me importa
evocar, preservar después de tan volubles 
comparecencias del olvido? 

Nada sino una sombra 
cruzándose en la noche con mi sombra. 




Poesía de José M. Caballero Bonald
Imagen de Pixabay



viernes, 2 de julio de 2021

Frankfurt entenza

0

Tú estabas borracho, eso lo primero
y de pronto te encontrabas frente a un desconocido
que la mayor parte de las veces
parecía buena persona y afable.
Entonces se disculpaba, se ponía en pie
y se dirigía a la barra. Se colaba tras ella y le decía al dueño:
Oye, Salva, te cojo un poco de Albal.
Y papel de aluminio en mano
se dirigía a los lavabos
de donde regresaba
tembloroso y sudoroso
con las manos en los bolsillos
y con esa mirada.

En adelante aquel desconocido ya no hablaba más
y en adelante era conveniente no hablarle:
Cualquier comentario banal podía ser interpretado como insulto
cualquier pestañeo como agresión.
Visto con perspectiva
no sé qué hacía yo ahí.
Supongo que por aquel entonces
ya me había dado cuenta
de que para comerse el mundo
se precisaba hambre y de que yo era inapetente.
Tal vez quisiera información de primera mano acerca de cómo les va a los desganados.

Además, me inquietaba el contraste entre la rigidez de mi entorno
y la ternura de mis carnes, mi naturaleza masticable.
En todo caso estaba borracho, eso lo primero
y cuando al grito de ¡Todos fuera!
Salva echaba mano a la persiana de acero
yo me precipitaba al retrete a echar la última meada
y me miraba al espejo
y veía que pese a no andar trasteando con el papel de aluminio
también yo tenía esa mirada
y entonces caía también en cómo
a lo largo de la noche, todos todos
se habían guardado mucho mucho
de decirme nada nada.



Poema de Sergi Puertas
Imagen de Pixabay

miércoles, 30 de junio de 2021

Cómo ser cani

0

Breve introducción de Reyes Esteban (en su momento, profesora de la autora de este texto).

Este escrito surge de una tarea de clase, una no sabe qué inventarse ya para que los alumnos escriban. Los textos instructivos son de los más aburridos para ellos, ya que se basan en normas. Hace unos años se me ocurrió que podían hacerlos en clave de humor, y para ello les presenté a Cortázar y sus Instrucciones para subir una escalera o para llorar. El resultado fue bastante satisfactorio, me han presentado desde ¿Cómo hacer para enfadar a tu madre? a ¿Cómo ponerse una camisa? Este curso, me llamó especialmente la atención este por su carácter irónico, por lo mucho que me hizo reír. El texto refleja la forma de ser de esta alumna, inteligente y con un gran sentido del humor.


Antes de nada empecemos explicando lo que es un cani según la Real Academia de la Lengua Inventada. Un cani, es una persona que se caracteriza por su gran agresividad, su comportamiento antisocial y con tendencia a cometer delitos y meterse en problemas.

Para comenzar, debe saber que su nombre tiene que cambiar si quiere ser cani. Es muy sencillo, solo tiene que poner un artículo delante de su nombre y si puede, acortarlo, así se sentirá uno más. Pongamos unos ejemplos:

Vanesa > La Vane.

Roberto > El Rober.

Ya que sabe cómo hacerse llamar, le daremos unas pautas de comportamiento para que logre integrarse en su cultura sin problemas.

Lo primero que debe hacer es comenzar a usar un vocabulario más “coloquial” por llamarlo de alguna forma.

En su vocabulario no pueden faltar el “Primo/a”, “Máquina” o “Campeón”.

Tampoco puede llevar dinero suelto ya que si necesita un euro, debe pedirlo a cualquier desconocido que se encuentre repitiendo la siguiente frase: “Illo tiene un eurito suerto”.

A la hora de vestir las pautas a tener en cuenta son las siguientes:

Chica:

1.     Use chándal de la marca “Play Boy” en color rosa fluorescente.

2.     Póngase unas argollas lo suficientemente grandes para que pueda echar una siesta un loro si es necesario.

3.     Lleve uñas de plástico pegadas con pegamento industrial, (cuanto más largas y picudas mejor).

Como consejo extra, le diremos que si puede llevar siempre un chicle en la boca y masticarlo cual vaca comiendo hierba, mejor.

Chico:

1.     Es imprescindible usar chándal negro o de color gris.

2.     Las gorras de visera plana es algo muy usado en su día a día, da igual que llueva o haga sol, porque llevarlas hacia atrás es lo mejor para ellos.

3.     Hágase un piercing en la parte final de la ceja.

Para poder sentirse aún más cani, porte una bebida energética en su mano o un cigarrillo en su oreja.

Si sigue todas estas pautas a la perfección lograra convertirse en uno de ellos muy fácilmente. También debe saber que tiene que prescindir de sus conocimientos básicos y olvidar todo lo que ha aprendido desde primaria hasta secundaria.

Para más información, consulte nuestra web https://www.mitele.es/programas-tv/mujeres-y-hombres-y-viceversa/5a7d5a34591063eaa68b456e/player

Texto de Lucía García Trillo
Imagen de www.pixabay.com

lunes, 28 de junio de 2021

Hecatombe Brewing Co.

0

La curiosidad mató al gato, dicen. Si me pongo un poco Sheldon Cooper, añado un "debes ser más específico". Y volviendo a ser yo, digo que si la curiosidad mató al gato, es que el bicho era un poco gilipollas. En lugar de preguntarme, curioso, si soy capaz de saltar de un tejado a otro o qué pasaría si meto la zarpa en eso que suena como cuchillas afiladas girando, me cuestiono, inquieto, si no habrá mejores brevajes que esto que me estoy tomando. Así es como, sin llegar a experto ni a alcohólico, comencé a probar todas las cervezas que me iba encontrando. Y por el camino de la exploración internacional, con satisfactorias paradas en Polonia y Bélgica, me topé con unos brotes de la tierra. Al principio tímidos y escasos. Luego más profusos y descarados. Un buen día, y casi sin querer, me crucé con una raspa de pescado medio zombie impresa en una etiqueta. La imagen tenía fuerza, sí. Y el descaro de aquellos pimpollos se volvió autoconfianza. Tiempo atrás me habría mirado con el gesto torcido por hacer lo que hice: oler antes de probar. Es algo más que recomendable. Y más tratándose de mi favorita por ahora del catálogo de esta joven y modesta compañía cervecera.

Estaba ante una Fishbone, cuyas notas afrutadas pusieron cachondos a mis pelillos de la nariz. Después su suavidad recorrió mi gaznate cansado y lo trajo a la vida de nuevo. Al poco le hablé a un amigo de esto y resulta que conocía a uno de los responsables de la excitación sensorial, lo que hizo posible una más que entretenida e interesante entrevista a este y su compañero de fatigas. Aunque en realidad son tres, lo que implica un incremento del 33% en locura e ideas para recetas. Ya llevan cinco, digamos regulares, y tres de temporada. La penúltima, Pumpkin Enemy vio la luz el pasado Halloween (2017). Entre sus ingredientes se encontraba la calabaza, con lo que demuestran, además de un gusto por la tradición cervecera(1) más pura, una falta total de temor a la hora de enfrentarse a nuevos retos. La más reciente se presentó en público a principios de 2019 y se trata de una porter (oscura a partir de cebada malteada marrón). Su nombre, Stone the crow.

Así que si eres de esas personas curiosas, deberías alejarte de precipicios u objetos afilados y acercar tus narices a estas maravillosas pócimas. Y si aún no lo tienes claro, aquí puedes ver la entrevista. Ellos mismos te convencerán.

Cheers! 

(1) Nota del autor: en países anglosajones y por extensión en EE.UU cuando no era época de cosecha de cebada o trigo (según el país) se fermetaba casi cualquier fruto. En este caso, la calabaza se recolecta en octubre, así que... ¡a fermentar!

Texto de Antonio Moreno
Foto de Saray Pavón

sábado, 26 de junio de 2021

Entrevista a Nacho Requena Molina

0


La i Crítica (Nacho Delgado): Director del programa No Solo Geeks.

Nacho Requena Molina: En su momento.

 

LiC: Editor Jefe del grupo ADSL-Zone.

NR: En su momento.

 

LiC: Autor del libro Metal Gear Solid: el legado de Big Boss.

NR: Eso sigue vigente (risas).

 

LiC: Colaborador de Meristation.

NR: Ahí está.

 

LiC: Editor de contenidos de Softonic.

NR: Eso actualmente.

 

LiC: Y... director de la revista Manual.

NR: Ahí está.

 

LiC: ¿Me dejo algo?

NR: No, está todo jaja

LiC: ¿Qué te falta por hacer?

NR: Ostras, esa pregunta es buena... Me gustaría dar clase, como profesor asociado, en la facultad de comunicación; dar periodismo.

 

LiC: ¿Alguna materia en concreto?

NR: Redacción en prensa o redacción digital... Sé que es muy difícil, pero me gustaría a nivel ya personal o profesional si lo quieres llamar.

LiC: Los saltos laborales que has dado, ¿Los ibas buscando o era a verlas venir?

NR: Realmente los he ido buscando, me explico. En ADSL Zone: eché el CV para otro portal y se lo pasan a ellos. Después ha sido trabajar, trabajar y trabajar. Siempre digo que si haces las cosas bien te van a ir llamando de otros sitios porque se va corriendo la voz, "Puedes contratar a este chico que lo hace bien, es competitivo, es productivo etc." Realmente ha sido un poco adaptándome al medio. La necesidad crea al órgano se dice, ¿no? pues yo he ido creando órganos alrededor de mi cuerpo al final para todos los trabajos que he ido teniendo (risas).

LiC: De todos los trabajos que has hecho... ¿cuál es el más disfrutado y por qué?

NR: Disfruté mucho No Solo Geeks cuando la creé en el año 2009 junto con Enrique García. Fue una idea que se me ocurrió de repente y la llevé a cabo. En el primer año ganamos el premio a mejor web andaluza, por cibersur y la junta de Andalucía contra medios muy grandes; podría haber ido a más si no nos coge la crisis que ha tenido este país que afectó muchísimo a los medios de comunicación y pero... Te diría que NSG ha sido uno de los puntos que más cariño le tengo por eso y el hecho de que surgió de la nada (21 años, estás en 3º de carrera y es diferente). También el libro como factor clave a partir del cual se me empieza a conocer mucho a nivel profesional.

LiC: La revista Manual que sale ahora en febrero... ¿O era en enero?

NR: Ha salido ya para los suscriptores en exclusividad temporal y ahora en febrero llega a los quioscos, tiendas y demás, o sea, los grandes sitios.

LiC: Háblanos del proyecto.

NR: En 2014, si no me falla la memoria, soy lector de la revista Libero, de fútbol, y me gusta mucho (tratan el futbol desde un punto de vista diferente al habitual, no te hablan de que Cristiano Ronaldo se ha comprado un nuevo coche o una nueva casa si no de un futbolista nigeriano que ha tenido que cruzar en patera el mediterráneo y de cómo ha triunfado en la primera división española... o de un argentino que debutó muy viejo...). Al fin y al cabo cada futbolista tiene detrás a una persona, una historia y lo que hacen es recoger esas historias, centrarse en la visión humana y no el personaje y me gustó mucho ese trasfondo, ese toque y dije... "Esto en videojuegos puede petarlo". Pregunté por presupuesto y se salían de madre y tampoco tenía seguro si eso iba a salir bien. En 2017 me rondaba la idea otra vez  y me dije "Quiero llevar esto a cabo", la presenté a editoriales y Dolmen aceptó. Le encantó la idea, nos la compró al momento y empezamos a desarrollarla y ha ido muy bien. Hablamos de las personas y no los personajes, como decimos en nuestro eslogan, y es difícil porque los videojuegos es un mundo que creo que todavía le falta madurez en determinadas parcelas y una de ellas es la prensa, ¿no? Que no solo se vean lo que nos decían nuestras madres, los muñequitos. Detrás de cada videojuego hay licenciados en bellas artes, en diseño, en arquitectura, hay ingenieros, licenciados en periodismo, en filosofía, en todas las carreras... incluso no hace falta que tengan una titulación, con una formación laboral muy grande gracias a cursos, especialización, la propia experiencia que le ha dado la vida... Entonces creo que es importante destacar a toda esa gente que está detrás del videojuego, para eso nace Manual. Para darle voz a todas las personas que están detrás, que son los grandes desconocidos. Sabemos quién es un personaje de un videojuego, pero no quién ha creado a ese personaje... Salvo 3 o 4 casos contados que son la Rock Star, pero a lo mejor no sabes el programador más importante de Naughty Dog y es el que hace que The Last of Us y la saga Uncharted vaya bien. Eso es lo que yo te quiero traer, a ese programador.

LiC: ¿Por qué están los videojuegos tan presentes en tu vida laboral?

NR: Crecí con ello, me gustaban desde que tengo uso de razón. Empecé con una Sega Mega Drive y, a partir de ahí, fue crecer, crecer y crecer y me dije que me quería dedicar a eso. Ahora tienes carreras de crear videojuegos, puedes estudiar diseño de videojuegos o programación de videojuegos... cuando yo quería trabajar en los videojuegos la gente se reía de mí. Eras el raro... y te decían que eso no tenía salida y, además, parecía que lo más que podías hacer era ser ingeniero informático o programador, y tú dices, pero aquí habrá artistas y ese no cuenta, el programador de audio no cuenta, el compositor no cuenta... pues en ese sentido Japón iba más evolucionado que nosotros, siempre lo ha ido. Fue más difícil en su momento de lo que ahora lo tienen las generaciones actuales, que no se ve tan raro gracias a que las generaciones que rompimos los muros. Les estamos diciéndole a nuestras generaciones futuras que jueguen a videojuegos porque se pueden dedicar a ello.

LiC: Dices que has ido a Japón, ¿cómo llegas allí y qué aprendes de aquél viaje?

NR: Pues Japón es diferente y no lo digo por la típica expresión que se usa. Creo que, si algún día pisamos un planeta extraño y descubrimos vida, el contraste va a ser tan grande como cuando llevas a un español a Japón... Va a ser exactamente igual, te van a chocar todas las costumbres, todos los modus operandi que tienen a lo mejor de conciliar la vida y eso es lo que hace que Japón sea un sitio especial. No sé si será por su carácter histórico... el haber estado en una isla hasta el periodo Meiji, eran muy herméticos, luego ya se abrieron gracias a la restauración, pero siempre ha sido un territorio muy particular en todo y parece que lo que triunfa en Europa no puede triunfar en Japón y al revés, juegan su propia liga como yo digo, ellos están allí y les va bien. Creo que hay que visitar Japón alguna vez en la vida. Solamente por el choque de contrastes, el choque de culturas entre lo que tu concibes como la vida y ellos.


LiC: Viendo cómo está el panorama en el mundo del periodismo, que no es fácil, ¿qué le dirías a alguien que estuviera empezando ahora la carrera?

NR: La respuesta fácil sería que lo dejaran, ¿no? Pero les diría que lo disfrutaran. Creo que periodismo es una de esas carreras que es por vocación. Me explico, muchas veces haces una carrera porque te ha dado la nota. El que entra en periodismo es porque le gusta escribir, si no te gusta escribir, informar, comunicar... tienes un problema, el periodismo no es para ti. Recuerdo que el primer año de mi carrera se quitaron de mi clase 25 personas por lo menos; hay gente que a lo mejor se dan rápido cuenta de que no valen para eso. Se van a aburrir con muchas asignaturas, verán que se pierde el tiempo más de una vez, pero creo que es una carrera muy bonita. No es una difícil, tampoco es fácil, hay que llevarla al día. Que lo intenten y que luchen, al fin y al cabo. Es cierto que salen muchos periodistas al mercado laboral, pero cada vez más empresas se dan cuenta de la importancia de tener a alguien de comunicación dentro de la propia empresa. Hasta la tienda más chiquitita de un barrio puede necesitar a alguien de comunicación, una cervecería mismo... a través de redes sociales puedes llenarla... y se ha demostrado que ocurre. Le diría que disfrutara... el panorama es jodido, pero es un camino bonito. Por ejemplo, en mi familia no hay nadie que haya estudiado comunicación y si de algo me siento orgulloso es que, sin haber tenido a nadie que te vaya abriendo puertas, que eso siempre ayuda, yo haya ido escalando, con constancia y trabajo. Parece que suena un cliché de "hay que trabajar" pero es la verdad. Soy un chico que ha crecido en un barrio de Sevilla bastante humilde, marqués de pickman con los pajaritos, y ha podido llegar a escribir para el Grupo Prisa, fundar una revista o incluso vivir de esto, que es tan difícil y encima en los videojuegos. ¿Por qué no puede hacerlo cualquier persona? Es cierto que ese discurso tiene un problema intrínseco que parece que todo el mundo puede llegar. A lo mejor no todo el mundo puede, pero la constancia y el esfuerzo es lo primero. No te van a llegar las oportunidades, así como así.

 

LiC: ¿Crees que ahora con tanto blog puede haber intrusismo laboral? ¿Puede dificultar este hecho, el acceso de un periodista titulado al mundo laboral?

NR: Creo que el intrusismo en periodismo está bajando cada vez más. La explicación es lo que he dicho atrás: Antes no había facultades de comunicación, te tenías que ir a Madrid o Barcelona para estudiarla y te hablo de hace 20 o 30 años. Ahora en Sevilla creo que hay 4 o 5 universidades que dan periodismo. ¿Qué es lo que quiere decir esto? Que si al final, cada año, salen 600 o 700 periodistas, la probabilidad de que haya periodistas buenos entre esa gente son elevadas. Entonces, a su vez significa que van a ocupar las plazas de las redacciones en las empresas en todos los sitios. En mi caso, en mi redacción, que colaboro también con Publicaciones del Sur, hay 7 personas y las 7 son licenciadas en periodismo. Hace 20 años eran a lo mejor 2 licenciados en historia, 1 en lengua, que son primos hermanos de comunicación, otros eran de económicas, geografía… había más diversidad. Por eso creo que no hay tanto intrusismo, al revés,  se han dado más facilidades para que la gente se pueda expresar libremente, además, diferenciar entre el término periodista, colaborador, redactor, bloguero…

 

LiC: Después de todas las cosas que haces: ¿Qué tiempo libre te queda y en qué lo ocupas?

NR: Pues jugar a más videojuegos (Risas), leer, ver películas, ver series… no soy mucho de salir, pero cuando lo hago procuro que sean actividades culturales, pasártelo bien, hablar con los amigos, tomar un café, conversar, documentarte, viajar… Siempre he dicho que tu no ganas dinero, gastas el tiempo que has empleado en ganar ese dinero. Pues yo gasto ese tiempo de ganar ese dinero en viajar, viajando soy feliz, me encanta ir por el mundo con una mochila a lo mejor yo solo, como hice en Japón, y… me maravilla conocer otras culturas, otras personas, romper clichés… No hay mayor analfabeto que el que no quiere salir de su barrio. No es malo que no quieras salir de tu barrio, pero sí que no quieras conocer a otras personas, una cosa es que no puedas y otra que no quieras. Entonces, el que no quiere, para mí se está cerrando en banda a lo más bonito que te puede dar la vida, que es conocer a otras personas. Sobre otra cultura y que te enseñen y aprender más, todo ese bagaje que al final no solo te sirve a ti, si no a tus obras creativas si creas, diseños, conceptuales, aprendes más puntos de vista…

 

LiC: ¿Qué otros países te quedan por visitar?

NR: Sudamérica, Argentina (tengo un montón de amigos argentinos), Uruguay,... Argentina tiene muchísima fama en el tema de la publicidad…

 

LiC: Y algún mensaje así para cerrar esta entrevista...

NR: Que la gente intente apostar por los proyectos personales. A mí me decían “te la vas a pegar”, “te vas a equivocar”, “el papel está muerto”... Te van quitando las ganas cada vez que hablas a lo largo del trayecto. Ahora que está en la calle yo no tengo que decir nada, las cifras están hablando por si solas, no es momento de lanzar indirectas ni nada, simplemente las cifras están ahí y se está demostrando que a lo mejor ellos estaban equivocados. A veces hay que emprender y nadar a contra corriente porque… si confías en tu idea, ¿por qué no vas a seguir con ella?

 

Entrevista de Nacho Delgado

Imágenes cedidas por Nacho Requena Molina

jueves, 24 de junio de 2021

Pienso en ti

0



El capuchón del bolígrafo se me cae a la silla por mirar a una mujer que lleva un batido en la mano, me siento como la camisa de cuadros de un señor que no se decide a tomar asiento; un pájaro se posa en una de las sillas de fuera y casi entra, decidido, en la cafetería. Tras el mostrador: la chica tiene cara de cansada pero sonríe.

Un día cualquiera, escenas cotidianas y yo: pensando en ti.


Aún no descifro qué es... pero tienes algo que me atrae. ¿Cómo lo haces? Me siento polilla. Aunque sepa que me puedo quemar... me acerco, te busco y de nuevo me encuentro frente a mi ordenador, con un archivo en blanco que voy llenando de ti.

Se expande y contrae el universo de los contratiempos. Tengo libros pendientes sobre la mesa, un cuadro a medio pintar y ropa acumulada en la silla... pero sólo pienso un "qué pena que mis manos no puedan atravesar la distancia para acariciar y dar esa energía que dices que te falta".

Pienso en ti y se me antoja imaginarte con una sonrisa al escucharme decir todo esto. Qué imbécil debo ser ¿no? Y sin embargo, ya ves, aquí sigo escribiendo, como si pretendiese alisar las arrugas de la vida.



Prosa poética de Saray Pavón, inspirado en Pensando en ti de J.D. Sánchez
Imagen de Saray Pavón

martes, 22 de junio de 2021

El títere, el titiritero y vuelte al títere

0


Desde la antigüedad el ser humano ha construido muñecos, quizás como reproducciones de sí mismo y de lo que le rodea. Indagar en esos orígenes y su significado antropológico sería un interesante viaje, descubriendo iconos,  ídolos y figuritas con fines distintos, desde el estímulo lúdico e imaginativo a la forma de expresión artística. Seguramente con la combinación de los muñecos y el deseo de insuflar vida a seres inertes nacieron los primeros títeres.

Desde aquellos orígenes tan primitivos y sugerentes, los títeres han ido mostrando y descubriendo posibilidades expresivas que han fascinado a creadores y espectadores a lo largo de la historia. En sus teatrillos, se han transmitido no solo historias infantiles, también cuestionamientos filosóficos, tradiciones y vanguardias. Don Cristóbal y la señá Rosita, Ubu Rey o el bunraku oriental cuentan también y tan bien como una historieta en títeres de dedo.

A finales de los ochenta, Michael Mechke publicó el libro Una estética para el teatro de títeres, en el que se sumerge y cuestiona fundamentos del mundo de la marioneta. Anticipa que pretende compartir su visión por la necesidad de un idioma y vocabulario común. Por sus páginas diserta sobre la sobre diversas referencias, sobre la construcción de la figura, de la cara, de la mirada. También sobre la técnica y la autenticidad, sobre el movimiento y la semejanza del humano y el títere, incluso siendo este último capaz de describir mundos, pensamientos, sentimientos y acciones que son imposibles de interpretar por las personas.

Envolviendo a la disertación está siempre presente el encuentro del titiritero y el títere. Un encuentro sin prejuicios en que todo puede agitarse y hacerse posible. La apuesta es noble y sencilla, incluso treinta años después mantiene un mensaje claro: volver al origen, renunciar a efectos más y más sensacionales, a las grandes dimensiones y volver a poner en el centro al delicado títere. El centro de un bonito universo que conjuga arte y artesanía. 

Texto de Mario Tornillo
Imagen de Pixabay

domingo, 20 de junio de 2021

El futuro comienza lentamente

0

 

El hospital sevillano Virgen Macarena creó, en 2003, una nueva unidad de Rehabilitación para el ámbito de Salud Mental (URSM) situada en la calle Albaida nº20. Este centro está especializado en la atención y recuperación de las personas con: ansiedad y depresión, trastorno mental grave, trastornos de la conducta alimentaria, trastornos del espectro autista, enfermedad mental y drogodependencias, enfermedad mental y discapacidad intelectual.

Gracias a ellos Jose Luis Pavón Boza (mi padre) tiene un espacio donde puede ir recuperando la movilidad, que perdió tras el ictus, mediante el taller de pintura (impartido por Antonio Rincón), también realizó yoga y ahora se ha atrevido con informática (teniendo como profesor a Alfonso Calero). Pero no son los únicos apartados que tocan, pueden adentrarse en la cerámica, grabado (Carlos Quintana), carpintería, decoración, bricolaje, etc. Para él, y otros muchos pacientes, participar en la Revista digital LO+, en el Blog URSM Hospital Macarena de Sevilla u otras actividades que incentivan y animan a esforzarse por mejorar... se traduce a una parcela de calma en sus vidas.

Conversar con cada persona que compone esta sede te hace sentirte arropado. El trato es afable y personalizado ya que el objetivo principal consiste en atender las necesidades de pacientes y familiares mediante: tratamientos farmacológicos, apoyo y asesoramiento, psicoterapia individual, familiar o grupal, rehabilitación, cuidados de enfermería, terapia ocupacional y orientación. 

Que exista este tipo de centro me hace recuperar un poco de fe en el ser humano, pues pocos son los que se mueven desinteresadamente por el bien de otro. Como dice una canción de The Kills: el futuro comienza lentamente (Future stars slow). 

 

Texto y foto de Saray Pavón