martes, 19 de enero de 2021

Confesión

0


Escribo porque me salva, porque es lo único que me queda, porque fija un sonido, unas luces, el final de un acto de amor, el escenario de unas horas de deseo. Escribo porque están conmigo los que ya nunca estarán, porque bajo al mar desde la mesa donde apoyo la cuartilla y me quedo quieto en la memoria de un cuerpo, y prolongo unas voces hasta perder la noción del tiempo (días y años juntos, apretados en un instante que me deja sin defensa). Escribo porque al abrir el seno de una palabra encuentro la iluminación última del beso, porque pronuncio a solas mi única verdad: esa que después desmiento con mi vida. Escribo porque hay un llanto íntimo que me purifica desde que comienzo a hacer signos en el papel, porque poseo las cosas desde su respiración humana y puedo habitar aquello de lo que fui desterrado. Escribo para ser joven y alimentar una esperanza radical, para tener lo que no tengo y escuchar lo que nunca me dijeron. Escribo porque nunca fue más bello el engaño.



Texto: Javier Lostalé, La rosa inclinada 
Imagen de Pixabay

domingo, 17 de enero de 2021

La fábula del tiempo

0

Seguramente, si lo piensas,
estos años no van a repetirse.
Vivirás su carencia irremediable,
se llenará de sombras tu mirada,
te habitará el vacío y, con el tiempo,
se destruirá tu imagen del espejo.

Y esperarás cansado, te aseguran,
muchas tardes morir en tu ventana,
buscando en la memoria
ese tiempo feliz, siempre perdido,
esa estación dorada que tuviste
y que debe ser ésta, más o menos.



Poema de Luis Muñoz
Imagen de Pixabay


viernes, 15 de enero de 2021

Entrevista a Santi de la Flor

0


Hay momentos en los que marketing, turismo y comunicación se cogen de la mano y van por el mismo camino. Esa trilogía la posee nuestro entrevistado Santi de la Flor, que va buceando, en el audiovisual, por la ciencia ficción más indie al drama más comercial, “todo por descubrir historias que nos muestren mundos en los que no entraríamos de otra forma”. Gracias a Nacho Delgado (otro crack polifacético) podemos saborear esta entrevista.

Nacho Delgado: Antes de nada, me gustaría felicitarte por entrar a formar parte del jurado de crítica digital pero, ¿podrías explicarnos qué significa?

Santi de la Flor: Muchas gracias. El Festival Internacional de Cine de Fuengirola (FICF) tiene un jurado propio que estará integrado por cuatro profesionales de la Asociación de Mujeres Cineastas y Medios Audiovisuales: Julia Oliva, Rebeca Calle, Marian Matachana, y Laura Muñoz, pero este año los blogueros también tienen representación.

Por primera vez se entregará el Premio Blogos de Oro de la Crítica a la Mejor Webserie. Los Blogos de Oro son una asociación nacional de blogueros de cine y televisión que participa en diferentes festivales de España y, en Fuengirola, contará con la representación de tres de sus miembros, mi caso tal y como comentabas representando a elrinconTV, y dos excelentes compañeros: Paco Casado de Cine en serio y José Luis Panero de Palomitas de Maíz.

ND: ¿Ha influido el trabajo en tu web para llegar a ser miembro de este jurado?

SDLF: Para los certámenes donde se participa con premio de crítica digital, se abre un proceso interno -en los Blogos de Oro- donde se seleccionan los miembros (de entre más de doscientos). En este caso, y tal como pasó con el Festival de Cine de Marbella hace unos meses, he sido uno de los afortunados en representarlos. La temática de la web elrinconTV también guarda similitudes con la categoría del premio en concreto, las webseries, producciones hechas para ser consumidas en pantallas que no sean el televisor, al menos, conceptualmente.

ND: Hace poco, decías por Twitter que te acababas de enterar de la existencia de una serie y, además, de su cancelación ¿Es ese ritmo tan acelerado lo que más te llama la atención del mundo del cine y la tv?

SDLF: Sí, el ritmo alcanzado es tremendamente alto, el panorama para los informadores es inabarcable en muchos sentidos. En 2015 ya hablábamos de más de 400 producciones al año en Estados Unidos. En 2016, se alcanzaba más de 500 en ese país. A eso, súmale las nacionales producidas en España, que en formato serie y miniserie pueden llegar a unas 50, más las producidas o coproducidas por los canales regionales, las europeas con Gran Bretaña a la cabeza, países latinos y las más exóticas como las coreanas, que están muy de moda últimamente. Este fenómeno tiene el nombre de PeakTV, algo así como un proceso de industrialización televisivo que hace que se creen obras audiovisuales en cadena.

ND: Mirando un poco tus orígenes te tengo que preguntar: ¿Tu oficio nace de tus estudios o de tus inquietudes?

SDLF: Creo que la vida te va encaminando en cierta manera a saber qué despierta tu interés y qué no. Para hablar de cine y televisión, desde mi punto de vista, es necesario conocer más aspectos que los meramente técnicos. Aunque son importantes, apartados como la psicología, la sociología o la historia determinan parte de la coherencia de una obra y es necesario adentrarte en ellos también. Movimientos y colectivos que luchan por una justa representación, saber las tendencias y corrientes tanto políticas e ideologías de los países y territorios que producen, o sumergirse en realidades que son ajenas a tu día a día es un trabajo extra para contextualizar una producción y que considero esencial. Siempre es bueno conocer la trayectoria de un guionista, un director o un productor, pero también extender ese bagaje cultural en todos los sentidos posibles para hablar de la obra en su conjunto.

ND: De todos es sabido que el cine está de capa caída en ideas de un tiempo a esta parte mientras que las series son un valor en alza. ¿A qué crees que se puede deber?

SDLF: Esto es un poco la pescadilla que se muerde la cola, ya que todos los años tenemos películas que cada vez generan más dinero en taquilla, mercados como el chino que alzan el volumen de ventas final de una producción, por lo tanto la respuesta es muy extensa y con demasiados matices. Si bien es cierto que el número de espectadores en general en salas de cine desciende si comparamos con el boom de décadas pasadas, el cine ha mutado para ser consumido en otras plataformas y, por ende, pantallas. De hecho, tenemos el ejemplo español de Filmin que emite cine europeo que no suele llegar a las salas más de una o dos semanas y en pocas decenas de salas a nivel nacional. Las suscripciones a plataformas de VOD han hecho que siga siendo un entretenimiento de primera línea.
Y en paralelo también vemos un alza en el consumo de las series, es algo obvio. Hace cinco o diez años te miraban raro cuando hablabas de ciertas ficciones, ya que normalmente un español prototipo solía ver solo productos nacionales. Hoy, es rara la persona que no haya escuchado hablar de Game of Thrones, The Walking Dead o The Big Bang Theory, por hablar de las que más ruido generan. El hábito de consumo ha cambiado, pero también el del entretenimiento. Quizás ahora pasamos menos horas en otros lugares o viendo otros productos como la telerrealidad porque preferimos sentarnos a degustar una serie.

ND: ¿Cómo ves esos dos sectores, cine y series, en el futuro?

Creo que el futuro del audiovisual es muy bueno. Ya no solamente hablamos de número o calidad, también de sectores. Cada vez son más necesarios formatos audiovisuales para enganchar al público. Empresas líderes como Chipotle (sector gastronómico) han optado por el formato webserie para dar a conocer su marca. Y a esto se le suma la hibridación de géneros y su expansión con otros sectores como la realidad aumentada y la realidad virtual. El futuro del cine y las series y sus ramificaciones pinta estupendamente.

ND: Decía Groucho Marx que: Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro. ¿Qué podrías responderle?

SDLF: Hay pocos placeres en la vida como leer un libro. No hay nada incompatible, creo. Intentar separar la cultura en estamentos o en áreas es un error. Hay libros magníficos que han sido adaptados a televisión con un resultado increíble, como Crematorio, una de las mejores ficciones españolas del pasado reciente. Y, al revés, libros que eran terribles y que los guionistas han sido capaces de convertir en magníficas obras audiovisuales. Pero, también, por separado son sectores de vital importancia. Hay momentos en los que quizás prefieras sentarte en el sofá a ver una serie, pero también puedes disfrutar de un viaje de autobús o tren y leerte un libro. Consumir cultura, cualquiera que sea su extensión, es algo siempre positivo. 

ND: Una persona con tu ritmo y tipo de trabajo, ¿saca tiempo para leer? ¿Cuál fue el último libro que leíste?

SDLF: Todo está en priorizar. No hablo, ni quiero hablar, de las 500 producciones televisivas que se emiten al año, pero tampoco lo hago con los cientos de películas que llegan a nuestra cartelera. Existe un filtro previo a todo eso. Lo mismo pasa con la lectura. Suelo leer más no ficción para mantenerme al día de ciertos temas que me interesan mucho. El último que me he leído ha sido Historias de portada, un repaso a los periodistas más honestos y más canallas de la historia del cine. Ahora me he comprado ¡Juega bien tus cartas!: En la vida y en los negocios, porque escuché una entrevista a su creadora Leo Margets y me encantó lo que hablaba sobre cómo manejar los escenarios de incertidumbre. 

ND: ¿Te has planteado alguna vez adentrarte en otra temática? debo admitirte que, poco después de conocerte, creía que tenías un blog de viajes viendo tus redes sociales jaja.

SDLF: ¡Me encanta viajar! Como decías he estudiado Turismo y trabajo en el sector, así que es otro interés personal y profesional. Me escapo siempre que puedo, ya que adoro conocer nuevas culturas e idiomas. Quizás dentro de unos años hablemos de viajes en lugar de producciones audiovisuales (risas). 

ND: Y ya para terminar, te querría pedir que nos recomendases una serie y una película. ¿Cuáles deberían estar en nuestras "Imprescindibles"?

SDLF: Para ser un poco atípico, voy a recomendarte dos series europeas como son The Hollow Crown y Les Revenants y dos películas recientes, Elle y Después de la tormenta (Umi yori mo mada fukaku es su título original).


Entrevista de Nacho Delgado
Imagen de Pixabay y Santi de la Flor tuneada por A. Moreno



miércoles, 13 de enero de 2021

Sobre Dante

0

Últimamente me he encontrado con la misma persona en distintos lugares.
Apareció desde la primera página en la preciosa novela Mi abuelo, el premio Nobel de José Julio Perlado. Un genio que cuando escribe historias, estas son hojas en blanco, quizás porque su fantasía rebosa colorido. 

Apareció después, inquieto y sensible, para recordarme a base de ladridos las posibles vidas de una sola historia. Tal vez todas las posibles historias de una sola vida. Daytripper, de Fábio Moon y Gabriel Bá.

Y apareció otra vez, disparando balas que no duelen, que hacen cosquillas, en ¿la pequeña pantalla? Unos viejos conocidos sevillanos nos regalaron la película sobre el sueño de una película. Fogueo, de Diffferent.

Dante Darnius, Dante el perro y Dante el cinéfilo. 

Para volver a cruzarme con él, buscaré una moneda italiana de dos euros. Trataré de dibujarlo para mí, haciendo trampa, calcando su cara con un lapicero y un papel fino. Me volveré a encontrar con Dante, Alighieri, como inspiración, como genio, como ladrido. 
 
Texto de Mario Tornillo
Imágenes extraídas de la interné



lunes, 11 de enero de 2021

Nórdicos

0

Los nórdicos siempre
y siempre sin excepción
se matan.

Los nórdicos pasean
por Zurich y por Viena y por Estrasburgo
en busca de un comercio nórdico
donde adquirir cinturones de cuero resistentes.

Antes de comprar los cinturones
los nórdicos tiran de sus extremos con firmeza
para comprobar su resistencia.

Los nórdicos conducen entonces sus Volvos
por los bosques que circundan
Zurich y Viena y Estrasburgo
en busca de un árbol de tronco grueso
dotado de ramas gruesas
que soporten su peso nórdico.

Los nórdicos se ahorcan
precisamente con sus cinturones de cuero recién adquiridos
del árbol más propicio para ahorcarse.

Los nórdicos son hallados más tarde ya cadáveres
por otros nórdicos
quienes se ven compelidos a la penosa tarea
de cortar el cinturón y bajarlos del árbol.

Los nórdicos se distancian así
con sus cinturones y sus bosques y sus ahorcamientos
a pueblos de distancia del resto
en un récord de suicidios
ya totalmente imbatible.

Los nórdicos son gente acomodada y solvente
a menudo gente rica
y siempre gente cultivada.
Solamente el ser acomodado y solvente
y muy precisamente rico
y especialmente cultivado
ofrece espacio y perspectiva y tiempo
para adquirir ya plena conciencia
de lo que hubo
de lo que hay
de lo que
habrá.



Poema de Sergi Puertas
Imagen de Pixabay

sábado, 9 de enero de 2021

Ante la nieve

0

Ante la nieve todos somos niños, ante el amor todos somos niños, ante la muerte todos somos niños, la nieve es una niña con vestido blanco, una niña pequeña que da sus primeros pasos sobre la tierra.



Frase de Christian Bobin La más que viva, Libros Canto y Cuento, Jerez, 2015
Imagen de Pixabay