lunes, 30 de enero de 2023

Análisis de arte: El nacimiento de Venus

0

Muchas son las interpretaciones mitológicas y bucólicas acerca de esta obra pero lo cierto es que, si bien tiene lejanamente algo que ver con la primavera, no se refiere ni al nacimiento de la diosa ni a esa estación del año en concreto. Estamos, eso sí, ante la primera retransmisión en directo de un parte meteorológico. En el centro destaca la chica del tiempo. Ya en ese primer piloto se puede apreciar el poco apego de los magnates de la televisión por la cantidad de ropa de sus presentadoras. De esa guisa trata de relatar la  previsión para el fin de semana en Pafos con la ayuda de otros tres profesionales. A la izquierda podemos ver a Céfiro y Aura representando un frente proveniente del oeste de componente norte que va a ser fatal para los alérgicos a las gramíneas. Por otro lado, a la derecha se acerca Flora. Hay quien dice que  encabeza la lucha feminista del sindicato y corre a tapar las vergüenzas de Venus. Otros interpretan que esos vientos traerán consigo una bajada moderada de las temperaturas y, con ese gesto, recomiendan al menos una rebequita. En cuanto al esquema compositivo en forma de pirámide, cabe reseñar el error de los expertos que aseguran que dicha armonía representa Tierra, Mar y Aire. La realidad es que pretende  comunicarnos la postura ya arraigada en el Renacimiento de que en la zona mediterránea solo existe  verano, invierno (base del triángulo) y una suerte de entretiempo (cúspide) que domina las vidas de las gentes del viejo continente.

Texto de Antonio Moreno 
El Nacimiento de Venus (1485). Temple sobre lienzo, obra eterna de Sandro Boticelli

sábado, 28 de enero de 2023

The Eldar/Nom the wise, de Blind Guardian

0


Levantamos el pie del acelerador tras la tensión de lo vivido anteriormente. En esta preciosidad ultra emotiva (pocas cosas hay más poderosas que un piano y una voz), Finrod dice adiós al mundo terrenal, liberando a su espíritu. Que, por cierto, para seguir con el culebrón, es hermano de Galadriel. Y muere nada más y nada menos que para salvar la vida a un hombre: Beren. Para poneros en contexto, Beren pide ayuda a Finrod para atacar a Sauron pero son capturados por éste. Finrod lucha con las manos desnudas contra toda criatura de Sauron hasta su muerte, defendiendo a Beren. Pero no muere en vano, pues Luthien (la elfa prometida de Beren) irrumpe en las mazmorras derribando los muros y, con ayuda de Huan (un perro de gran tamaño compañero de Celegorm, hijo de Fëanor), libera a Beren y derrota al padre de los licántropos y al mismo Sauron convertido en uno. Este pierde su cuerpo físico y su espíritu huye. Es tal la valentía que demuestra finrod en sus últimos momentos, que se le concede habitar otro cuerpo y vivir por siempre en Aman junto a su padre. 

En el siguiente corte, escuchamos al mismo Beren hablando maravillas de su amigo, quien dio la vida por él, dedicándole un adiós agridulce. 

Recordad que podéis encontrar este hilo en Twitter con todo el disco comentado. ¡A por Sauron!

I've seen the moon
And the first sunrise
I'll leave it to the memories
And kiss the wind goodbye

For the Eldar
I'm trapped inside this dream
Of the Eldar's
Song of doom

I've tasted poison
When I drank the wine of fate
But the fear was in my heart
I realized too late
The house of spirits call


For the Eldar
I'm trapped inside this dream
Of the Eldar's
Song of the doom

High's the fee
Soon my spirit will return
Welcome dawn
Your light will take me home

I say farewell

To the Eldar
I'm trapped inside this dream
Of the Eldar's
Song of doom


He visto la Luna
Y el primer amanecer 
Lo dejaré todo en el recuerdo
Y daré un beso de despedida al viento 
 
Por los Eldar
Estoy atrapado en este sueño
De la canción de condenación
De los Eldar 
 
He probado el veneno
Cuando bebí del vino del destino
Pero el miedo estaba en mi corazón
Me di cuenta demasiado tarde
La Casa de los Espíritus me llama
 
Por los Eldar
Estoy atrapado en este sueño
De la canción de condenación
De los Eldar 

Alto es el precio
Pronto mi estíritu volverá
Bienvenido, amanecer 
Tu luz me llevará a casa

Por los Eldar
Estoy atrapado en este sueño
De la canción de condenación
De los Eldar 



Thus he died
Nom the Wise
Lord of the caves and friend of man
Fair, and noble
Most beloved of the Noldor race
Paid the price, he redeemed the oath
Farewell my friend, farewell
 
Así murió
Nom, El Sabio
Señor de las cavernas y amigo de los hombres
Justo y noble
El más amado de la raza Noldor
Pagó el precio, cumplió el juramento
Adiós, amigo, adiós
 
 
Traducción ESO por Antonio Moreno
Letra conmovedora como pocas de Hansi Kürsch
Ilustración de la artista alemana Anke Eissmann
 

jueves, 26 de enero de 2023

Camisetas musicales

0

La música está muy presente en nuestras vidas. Solemos tenerla de fondo en la jornada laboral (cuando se puede) y después nos acompaña en el coche, rumbo a casa. Incluso ameniza las llamadas al teléfono y las alarmas del móvil. Por este mismo motivo vamos a ir compartiendo algunos grupos que se han cruzado por nuestras vidas.

Comenzamos con Sonata Arctica. Mientras escribo suena “My Land” del disco Ecliptica (1999). Qué de recuerdos. Esta banda finlandesa de power metal surgió en Kemi (1996) con el nombre Tricky Beans, después cambiaron a Tricky Means y, finalmente, a Sonata Arctica en 1999. Del inicio sólo quedan dos miembros: Tony Kakko (voces, guitarra acústica y teclado) y Tommy Portimo (batería y percusión).

Ellos mismos comentan, en diferentes entrevistas, que tienen influencia grupos como Stratovarius, Nightwish, Helloween, Scorpions, Iron Maiden, Metallica, Queen, X Japan y un largo etc.

Su trayectoria ha sido muy prolífica y cuentan con 9 álbumes de estudio, 3 grabados en vivo, 11 Ep’s y recopilaciones, 20 singles, 2 DVD y 41 Bootlegs. Os recomendamos que buceéis primero en los de estudio y, si queréis saborear su evolución, vayáis de 1999 al 2016.

Una pequeña guía:




Web: http://www.sonataarctica.info/
Facebook: https://www.facebook.com/sonataarctica/ 

Texto y foto de Saray Pavón
Imágenes de las RRSS de la banda


 

martes, 24 de enero de 2023

Se miraron

0

Se miraron uno a otro confundidos, incapaces de hablar, intuyendo que algo delicadamente establecido podría escapárseles. Que fuesen viejos amigos que habían pasado la infancia juntos constituía ahora una barrera: estaban avergonzados de ser quienes habían sido. Su amistad se había transformado en algo incierto y hasta se había visto constreñida en los últimos años, pero seguía siendo un hábito antiguo, y quebrarlo ahora para llegar a ser desconocidos en una situación de intimidad exigía una claridad de propósito de la que momentáneamente carecían. De momento, las palabras no parecían ofrecer una salida.


Fragmento de Expiación, Ian McEwan
Imagen de Pixabay



domingo, 22 de enero de 2023

8M: #reto365 Semana 22

0

Pionera del cine underground en EEUU, #MayaDeren nunca estuvo en sintonía con la industria. Llegó a decir que hacía sus películas con lo que Hollywood gastaba en pintalabios
#reto365 #8M #mujeresenlahistoria #mujeresenelcine #mujeresluchadoras

 

Perdió un brazo y una pierna en un accidente, pero eso no impidió a
#ŞafakPavey ser la 1a mujer con discapacidad representante parlamentaria en Turquía y luchar por la igualdad de género y el medio ambiente
#reto365 #8M #mujeresenlahistoria #mujeresactivistas #mujeresluchadoras
 
De tal palo... La catedrática
#IreneCurie fue la 2ª mujer en recibir el Nobel (descubrió con su marido la radioactividad artificial). Tb fue pacifista y dio conferencias en favor de los exiliados españoles
#reto365
#8M #mujeresenlahistoria #mujeresenlaciencia #mujeresluchadoras
 
Su dominio con el autocroma llevó a
#HelenMessingerMurdoch a dar una conferencia en la Royal Photographic Society y después, la vuelta al mundo (literal y primera fotógrafa en hacerlo) haciendo fotos
#reto365 #8M #mujeresenlahistoria #mujeresenelarte #mujeresluchadoras
 
Para ir a la universidad tuvo que disfrazarse de hombre. Cuando la descubrieron tuvo que hacer un examen.
#ConcepcionArenal nunca se rindió ante las absurdas reglas y su obra siempre apeló a la igualdad
#reto365 #8M #mujeresenlahistoria #mujeresenlaliteratura #mujeresluchadoras
 
Es el momento para destacar a
#LarisaLatynina, la persona con más medallas olímpicas de la historia hasta 2012 y todavía la mujer más laureada de los JJOO. En una década obtuvo 9 oros, 5 platas y 4 bronces
#reto365 #8M #mujeresenlahistoria #mujereseneldeporte #mujeresluchadoras
 
 
 
 

 

viernes, 20 de enero de 2023

Soy...

0

DSC_0081
Soy de las que se suicidan sin dejar una nota. De esas personas que atan los cabos y encima de la mesa colocan, cuidadosamente, el dinero que le quedaba en la cuenta, las llaves, el móvil y todo aquello que se suele llevar en los bolsillos y que puede ser útil para los que se quedan. Soy de esas que desconcierta a la gente que no ve más allá de sus propias narices.






Audio, imagen y texto: Saray Pavón

miércoles, 18 de enero de 2023

martes, 17 de enero de 2023

Pinball Wizard en Ruta 66

0

¡Lo difícil que debe ser preparar un setlist cuando se tienen tantas buenas canciones escritas! Ni el frío ni los pijamas mentales iban a poder quitarnos las ganas de ver a estos monstruos en acción. Después de habérnoslos perdido en varias ocasiones, por fin los pudimos disfrutar donde mejor se mueven: encima de un escenario. ¡Y dándolo todo! Literalmente. Tanto, que el guitarrista y fundador de la banda, Joey Deadcat, se dejó incluso la dignidad entre streapteases y actitud punk. Y es que, además, les sobra el desparpajo, el humor y el buen rollo. Porque, ¿qué es si no el rock? Pues ¡qué más queréis! 

El lugar de encuentro fue ni más ni menos que Ruta 66, un local que ya es referente en cuanto a música en vivo en Sevilla con sus iniciativas y los artistas a los que han tenido la oportunidad de invitar a subirse a las tablas. No faltaron buena cerveza y comida y la complicidad de un público que, aunque le costó arrancar, se vino bastante arriba en cuanto entró en calor, gracias al espectáculo que estaban presenciando. 

Con una sala a reventar, nos regalaron casi dos horas de decibelios de puro rock and roll. Con una gran conexión con el público, la poderosa Memphis Jiménez iba clavando tema tras tema apoyada por una base rítmica endiablada (vaya dos pedazo de músicos son David Gatica y Álvaro León, bajo y batería respectivamente). Y del antes mencionado Joey, qué se puede decir. Esas Les Paul son como una extensión de su cuerpo: habla a través de ellas y ellas hacen lo propio. En conjunto suenan con lo mejor de cada época, porque destilan amor por los 60 y 70 pero con un sonido muy actual, bebiendo de varios estilos en entre los que, evidentemente, predomina el rock. Tuvieron tiempo, además, para un medley de versiones y pqra darnos una pista en forma de canción de lo que se nos viene encima este año, ya que están grabando lo que será su segundo largo. 















En definitiva una gran noche de rock y buena compañía. ¡Y música en vivo! Que es lo mejor de este planeta. 

Aquí os dejo el setlist cortesía de la propia banda:

- Intro (Eminence Front - The Who)
- Crazy Horse
- Shout It Out and Break the Sound
- Down the Road 
- Shake Me
- Good Girl Gone Mad
- Hard Rock Steals Our Heart Tonight
- Dancing Queen
- I’m Your Crush
- Food Chain
- Gimme Some Love
- Blah Blah Blah
- Money Down
- The New Generation
- Rock ‘N’ Roll Queen
- Magic Tree
- Crazy for Me
- C’Mon
- Come with Me
- Hot Dust
- We Will Burn

La banda se fundó en 2007 pero su actividad más fructífera y estable se está dando con la formación actual (desde 2019). Aquí su discografía:

Let my head fly (2008, EP)
Rock and Roll Ladies (2008, EP)
Down the road (2015, Single)
Shout it out and break the sound (2017, Álbum)
The New Generation (2019, Single)
Make millennials great again (2020, EP)

Síguelos por todos lados porque van a dar de qué hablar (más todavía). Se lo merecen. 

Su FacebookInstagram: @pinballwizardband
Su Twitter: @pinballwizardbd
Su Spotify: Pinball Wizard
Su YouTube: @PinballWizardBand

Texto de Antonio Moreno
Fotos de Javier Vargas (IG: @javivey)
  

lunes, 16 de enero de 2023

Baño a sangre

0

El Señor De La Guerra, (la de 2005, que nada tiene que ver con la que protagonizó Charlton Heston cuarenta años antes), es una película que pongo al mismo nivel de otros títulos como El Lobo De Wall Street o la injustamente olvidada Blow. Si bien, a diferencia de éstas, la cinta de Andrew Niccol no es exactamente un biopic, también nos invita a acompañar a un personaje de moralidad cuestionable y hacernos partícipes de sus turbios negocios. En este caso, la figura a la que seguimos es el ficticio Yuri Orlov, inspirado en tres traficantes de armas reales, cuyos nombres no mencionaré en este artículo por una cuestión de principios. Y es que, si han hecho en la vida real cosas parecidas a las que hace Nicolas Cage en la ficción, a mi modo de ver no merecen ningún reconocimiento por ello. En parte, hasta les estoy haciendo un favor. Yuri es un personaje despreciable, que engaña a los demás y a sí mismo con una demagogia propia de los debates políticos (sobre todo de los de ahora), y que necesita mantener desconectada su conciencia para poder seguir mirándose al espejo sin sentir asco. Y aún así, Andrew Niccol consigue que nos diviertan sus aventuras, que nos pongamos nerviosos cuando la Interpol le pisa los talones, que empaticemos con él cuando algo le va mal. Como ya demostró en otros trabajos como El Show De Truman o Gattaca, el guionista y director hace algo más que entretenimiento. Plasma sus opiniones. Despierta conciencias. Toma partido.

Una de las muchas cosas de El Señor De La Guerra que considero brillantes es su campaña publicitaria. El tráiler, el póster... todo te vendía la película como una comedia de acción, pero ibas a verla y lo que encontrabas era otra cosa. Algunas comentarios negativos que he oído se apoyan en eso. Ciertamente, la disincronía entre expectativas generadas por el marketing y realidad puede llegar a ser un lastre (que le pregunten a M. Night Shyamalan), pero aquí juega un papel crucial. ¿Querías ver una peli de tiros y pasarlo bien? Pues mira estos créditos iniciales. El recorrido de una bala desde que es manufacturada hasta que acaba en el cuerpo de una persona. Concretamente, en la cabeza de un niño soldado de algún país africano que no sabrías ubicar en un mapa. Y es que los tiroteos en la vida real no son divertidos, por mucho que Hollywood nos haya hecho creer lo contrario.

Precisamente, esa intención de Niccol de moverse entre lo cómodo y lo incómodo, señalando con el dedo cosas que la industria suele ignorar para no meterse en problemas, le obligó a salirse de la misma y buscar financiación internacional para poder rodar la película. Costó aproximadamente 50 millones de dólares, un presupuesto algo bajo para producciones de este tipo, aunque a mi parecer estuvo muy bien aprovechado. Sobre todo, teniendo en cuenta la multitud de localizaciones que requería. Nueva York, Utah, Sudáfrica y República Checa fueron algunos de los lugares que usaron para recrear escenarios tan diferentes como Estados Unidos, Ucrania, Liberia o Colombia. La fotografía de Amir Mokri es otro de sus puntos fuertes, ofreciendo una gran variedad de texturas que acompaña muy bien a la narrativa audiovisual de Niccol. Aunque la verdadera agilidad del cineasta neozelandés reside en el guión. La voz en off de Yuri Orlov funciona como un tiro, nunca mejor dicho. Contar con Nicolas Cage en sus buenos tiempos también ayuda. En las escenas dramáticas no es el actor más expresivo del mundo, pero cuando le toca ser un sinvergüenza vendemotos y algo pasado de vueltas (aunque afortunadamente, mucho más contenido que en Cara A Cara), está en su salsa. Mejor se le da el papel de atormentado a un Jared Leto post-Réquiem Por Un Sueño, muy alejado aún de esos excesos que llegarían cuando le tocara interpretar a Joker, y que cumple muy bien como Vitaly Orlov, el hermano de Yuri que sí tiene reparos en ganar dinero proporcionando a los genocidas las herramientas con las que realizar sus matanzas. Completan el reparto una correcta Bridget Moynahan, el siempre solvente Ian Holm en un rol de anti-mentor, y Ethan Hawke, el actor que mejor sabe elegir sus trabajos (prácticamente no hay una película suya que no me guste). También está por ahí Donald Sutherland, en un papel difícil de reconocer. Encontrarlo es como encontrar a Wally.

En fin, si no he conseguido convencerte para que la veas, ya poco más puedo hacer. A mí vender algo no se me da tan bien como a Yuri Orlov. Simplemente diré que, cuando me propusieron escribir una reseña para La i Crítica, elegí esta película porque la considero necesaria. Por supuesto que habrá por ahí trabajos mucho más personales y mucho más valientes, pero El Señor De La Guerra consigue llevar un dilema candente hoy en día hasta las insensibilizadas retinas del público mayoritario, y eso es importante. Una vez me refería a ella en Twitter con las siguientes palabras: «Cuando una película te lo hace pasar bien y mal al mismo tiempo, y aún así la sigues revisitando un par de veces al año, mala no puede ser. Algo tiene.»

Texto de Román Pinazo
Imagen extraída de Filmaffinity


sábado, 14 de enero de 2023

Memoria de la carne

0

Por la noche, con la luz apagada,
miraba a través de los cristales,
entre los conocidos huecos de la persiana.
Como un rito o una extraña costumbre,
la escena se repetía, día tras día,
igual siempre a sí misma.
Frente a frente, su ventana,
la veía aparecer y bajo la tenue claridad de la luz,
lentamente, irse haciendo desnuda.
Sus ropas caían sobre la silla,
primero grandes, luego más pequeñas,
hasta llegar al ocre color de su cuerpo.
Andando o sentada, sus movimientos tenían
la inútil inocencia del que no se cree observado
y la imprevista ternura del cansancio.
Cuando todo volvía a la oscuridad,
los apresurados golpes del corazón
se aquietaban, con una sosegada prontitud.
De quien así ocultamente deseé,
nunca supe su nombre
y el romper de su risa es aún el vacío.
Sin embargo, allí, en la perdida frontera de los catorce años,
por encima del Latín imposible
y de los misteriosos números de la Química,
el temblor detenido de mis manos,
la turbia fijeza de mis ojos sobre ella, permanecen,
dando fe de aquel tiempo, memoria de la carne.



Poema de Juan Luis Panero
Imagen de Pixabay

martes, 10 de enero de 2023

20.000 Leguas de viaje submarino

0

Como un hilo o aguja que casi no se siente
como un débil cristal herido por el fuego
como un lago en que ahora es dulce sumergirse
oh esta paz que de pronto cruza mis dientes
este abrazo de las profundidades
luz lejana que me llega a través de la inmensa lonja de la catedral desierta
quién pudiera quebrar estos barrotes como espigas
dejad me descansar en este silencioso rostro que nada exige
dejadme esperar el iceberg que cruza callado el mar sin luna
dejad que mi beso resbale sobre su cuerpo helado
cuando alcance la orilla en que sólo la espera es posible
oh dejadme besar este humo que se deshace
este mundo que me acoge sin preguntarme nada este mundo de titíes disecados
morir en brazos de la niebla
morir sí, aquí, donde todo es nieve o silencio
que mi pecho ardiente expire tras de un beso a lo que es sólo aire
más allá el viento es una guitarra poderosa pero él no nos llama
y tampoco la luz de la luna es capaz de ofrecer una respuesta
dejadme entonces besar este astro apagado
traspasar el espejo y llegar así adonde ni siquiera el suspiro es posible
donde sólo unos labios inmóviles
                                                      ya no dicen o sueñan
y recorrer así este inmenso Museo de Cera
deteniéndome por ejemplo en las plumas recién nacidas
o en el instante en que la luz deslumbra a la crisálida
y algo más tarde la luna y los susurros
y examinar después los labios que fulgen
cuando dos cuerpos se unen formando una estrella
y cerrar por fin los ojos cuando la mariposa
próxima a caer sobre la tierra sorda
quiere en vano volver sus alas hacia lo verde que ahora la desconoce.

Poema de Leopoldo María Panero
Imagen de Pixabay



domingo, 8 de enero de 2023

Una bofetada histórica

0


Llegó al poder demasiado rápido. Apenas lo podía creer. Era el momento de salir al balcón y dar su discurso frente a una muchedumbre emocionada. Se aproximó al micrófono, agarrado a la mano de su más fiel consejero. Se quedó en blanco. Era la esperanza del país. Por fin un líder que pensaba en los ciudadanos y se implicaba con ellos. A punto de coronarse delante de miles de personas. 

Y se quedó en blanco. 

Allá abajo la gente comenzaba a murmurar. La situación se volvía insostenible por momentos. Así que el consejero actuó: le cruzó la cara. Se la cruzó tan fuerte que el eco resonó en la plaza. Tan fuerte que el futuro presidente perdió el equilibrio y cayó en picado 20 metros. Una bofetada histórica.

Texto de Antonio Moreno, surgido de un juego literario (ofrecido por @litterisweb) en el que se debía crear un texto, en un solo tuit, que terminase con la frase "una bofetada histórica.

viernes, 6 de enero de 2023

miércoles, 4 de enero de 2023

Malditos noventa II

0

Volvemos a la carga con los marginales. Sigo sin entender a los que prefieren los ochenta y desprecian esta maravillosa época. Si quieren convencerme de algo, que hagan su propia sección (guiño, guiño, SarayPavón). El segundo año de la década es tan impresionante que por sí solo valdría para callar todas esas bocas antinoventeras. No os preocupéis, seguiremos con estos maravillosos años en los siguientes números. Con todos ustedes: 1991

Sepultura. Arise 
Casi a las puertas de la muerte del thrash como movimiento explosivo se sacan de la manga este pelotazo al más puro estilo Slayer. Sería su último trabajo netamente de ese género antes de que convocasen a los espíritus de sus ancestros y comenzasen a experimentar más seriamente con otros ritmos y sonidos.    
 
Red Hot Chili Peppers. Blood sugar sex magik 
El disco que les lanzó a la fama mundial y el que contribuyese a la posterior y primera marcha de Frusciante. La fama puede ser lo que tú quieras, pero aquí nos encontramos con verdaderos himnos del funk rock que no morirán jamás. Algunos ultraconocidos como el potente rapeo de Give it away, la contundente base rítmica de Suck my kiss o la melodiosa caricia de Under the bridge. Otros menos mainstream que demuestran la versatilidad con las seis cuerdas del tito John como Funky monks.  
 
Michael Jackson. Dangerous 
Será recordado por una de las portadas más barrocas de la historia de la música, por ser uno de los discos más vendidos del universo y por la participación de Slash. Aquí empezó a rapear y usar elementos diferentes más afines a los gustos juveniles (englobados en el new jack swing que lo estaba petando por aquel entonces) para atraer la atención de este público.   
 
Paradise Lost. Gothic 
Podríamos estar ante el nacimiento del metal gótico. Los británicos se convierten por derecho propio en pioneros de un nuevo concepto e influencia para el doom que vendría después. No sé qué tendrán esas islas que tanto han exportado al resto del mundo. Riffs pesados, melodías melancólicas y coros femeninos que te arrastran al fondo de la tristeza controlada.   
 
Queen. Innuendo 
Poco se puede añadir ya a esta leyenda inconmensurable también británica. La etapa más dura de la banda, la grabación más difícil de su carrera donde un Freddie casi terminal hace de tripas corazón y deja para la posteridad maravillas progresivas como la que da nombre al disco (con ese pedazo de solo de guitarra clásica a cargo de Steve Howe) y joyas emotivas que anticipaban el desenlace como The show must go on. Perdón, ahora vengo, me ha debido entrar algo en el ojo.   
 
Lenny Kravitz. Mama said 
Ya estoy aquí. Fuera tristeza. Este es un discazo para disfrutar de la vida (aunque sabemos que el bueno de Lenny también ha tenido sus escarceos con la depresión, pero ese es otro tema). Lo digo en serio, si no se te mueve la cabeza sin querer escuchando Always on the run tienes un problema. De nuevo Slash haciendo de las suyas (parece que fue un año movidito) en un par de temas, el antes mencionado y Fields of joy. En definitiva un lujo de soul, rock y funk para orejas exquisitas y para bucear bajo las sábanas, por qué no decirlo. Si no, escucha It ain’t ‘till over y ya me dirás. 
    
Metallica. Metallica (o Black Album
No me cansaré de decirlo: la plenitud de la banda, su pico creativo, su cumbre. Los haters de la hermandad del true metal del cuero y las tachuelas podéis dejar de leer. O quizá os convenza, no sé. Sí, hay canciones lentas. ¡Dos, nada menos! ¡En un disco de Metallica! Que Belcebú nos pille confesados, habrá que flagelarse con cinturones de balas. Pero es que dos obras de arte como The unforgiven y Nothing else matters no las escribe cualquiera. Por otra parte, la voz de Hetfield era puro fuego valyrio y cada vez que revisito este tesoro y suenan a todo volumen trallazos rápidos como Holier tan thou o Through the never o apisonadoras cadenciosas como Of Wolf and men o Sad but true me vuelvo loco. Luego viene el amor-odio, otro tema…   
 
Nirvana. Nevermind 
El primer álbum con el todoterreno Dave Grohl aporreando tambores como Animal. Sacó del número uno al Dangerous, del que os hemos hablado. Hay que decir, en honor a la verdad, que no esperaban el éxito que generó y mucho menos el legado que dejaría en una generación y en las siguientes. Por desgracia pasaría a la historia como el disco del Smell like teen spirit (Canción Bastarda) frente a verdaderos himnos del rock alternativo de la generación X como Lithium,  In Bloom, Drain you o Something in the way.  
 
Guns n’ Roses. Use your illusion I y II 
Estos tipos venían de comerse el mundo dos años atrás con uno de los debuts discográficos más impactantes del siglo. Después se sacaron del sombrero de copa de Slash estos dos mostruitos en el mismo año. El primero lleva por bandera ese mítico November rain con su no menos mítico solo frente a una minúscula ermita en mitad de un desierto. El segundo, además de la imprescindible Civil war, contiene un cañonazo que podría dejar hecho una ferretería al mismísimo Terminator. Fue Arnold Schwarzenegger en persona quien arregló el acuerdo con la banda para que You could be mine formase parte de la banda sonora de la secuela, The judgement day y, por extensión, de la Historia.   
 
Simply Red. Stars 
El éxito de este álbum en las islas británicas (otra vez estos vecinos del notre) tanto dentro como fuera de casa fue arrollador. Seguro que, aun sin querer, alguno de vosotros ha bailado al ritmo de Something got me started. Y me juego una mano a que alguien en algún momento pensó que el líder y cantante de la banda era de raza negra y probablemente una mujer, en lugar del pelirrojo blancucho que es en realidad Mick Hucknull.   
 
Celtas Cortos. Cuéntame un cuento 
Gracias a este álbum los conocí, como mucha otra gente. Porque sonó en todas las radios del país. Recuerdo el videoclip del tema que da título al álbum con nostalgia porque contaba con la tierna edad de 9 añitos y también porque, seamos sinceros, ya no se hacen videos como este. También a día de hoy se les sigue recordando por el agridulce 20 de abril. Muchos otros mezclaban ya música popular con folk pero en España puede que fueran pioneros. 
   
Camarón. Potro de rabia y miel 
En la línea de Innuendo, un disco muy difícil de grabar. José, enfermo y perdido en su propio miedo a la muerte, con todas las fatiguitas del mundo consigue reconciliarse con la voraz crítica popular que no entendió en su momento el anterior La leyenda del tiempo. Y lo hace paradójicamente con palos animados como los tanguillos, la bulería o la rumba. También, aun con el estado de su moribunda voz, se atreve por última vez con una exigente taranta: Se me partió la barrena. Al poco tiempo nos dejó para siempre en cuerpo pero no en espíritu. Si esto es lo peor que podía cantar, imagináoslo en pleno apogeo. Qué digo imagináoslo, ESCUCHADLO. 
 
Temple of the dog. Temple of the dog 
Ya casi llegamos a la gloria, pero antes un antecedente precursor de la grandeza más absoluta. Para rendir homenaje al fallecido Andrew Wood, sus antiguos compañeros en Mother Love Bone, Stone Gossard y Jeff Ament (guitarra y bajo respectivamente), son convocados por Chris Cornell (sobra decirlo pero voz), quien los junta con Mike McReady (guitarra) y Matt Cameron (batería), ahí es nada, para montar una banda con la que darle al malogrado vocalista un sentido adiós en forma de canciones. Poco después es llamado también a filas para hacer coros un joven introvertido y extraño que cambiaría el mundo, Eddie Vedder. Con esta formación no podía salir nada malo. Un monumento al rock sentido y profundo que muchos se empeñan en llamarlo grunge y encuadrarlos en una explotación de la imagen, tratándolo como un movimiento de moda superfluo y dirigido a las grandes masas. Que me pierdo. En este rara avis (la banda dejaría de funcionar en 1992) encontramos joyas sonoras como Hunger strike, Say hello to heaven o Times of trouble (futura Footsteps en el Lost Dogs de Pearl Jam).
 
Pearl Jam. Ten 
He dejado para el final al coloso, el inabarcable, el único. Hace tiempo participé en una encuesta online que proponía votar el mejor debut discográfico de la historia del rock. Una de las opciones era el Led Zeppelin I. Voté al Ten. Con eso lo digo todo. Es difícil, por no decir imposible, encontrarse con este nivel de madurez, de técnica instrumental y compositiva y de autoconfianza en gente tan joven y ante un panorama tan voraz como el que les rodeaba. Confeccionado a partir de varias roturas (los antes mencionados Stone Gossard y Jeff Ament de los extintos >Mother Love Bone, Mike McCready de Love Chile, Eddie Vedder de Bad Radio y Dave Krussen a la batería, que dejaría su puesto poco después) se forma una de las bandas más grandes de todos los tiempos cuyo primer álbum sigue siendo a día de hoy un referente de cómo hacer bien las cosas. La gran carga emotiva de las letras, gracias en gran parte a la aportación de Eddie, hace de este un trabajo íntimo y desgarrador del que no soy capaz de destacar ningún tema sobre otro. 
 
Texto e imagen de Antonio Moreno